Foto: diario Primicia de HuancayoA estadio lleno en Huancayo y con Mifflin Bermúdez en el banquillo, Unión Pichanaki derrotó 1-2 al favorito Sport Águila. El cuadro cafetero, en silencio, puede terminar dando la sorpresa: tiene la primera opción de llegar a las semifinales de la Etapa Nacional.

El partido fue…

EMOTIVO. Desde el pitazo inicial, Sport Águila salió a definir la serie. Los ataques de Amílcar Lobón y Diego Sánchez mellaron el fondo de Pichanaki, que con el correr de los minutos se asentó en el campo y, jugando de contragolpe, comenzaron a acechar con peligro sobre la valla de Michael Ruiz. Un error al despejar un balón por parte del portero del Águila terminó con la anotación de Frank Rojas, quien silenció el estadio huancaíno. Luego, el cuadro local salió en busca de la paridad, pero la actuación del portero Izquierdo jugó en su contra, hasta que apareció Amílcar Lobón, quien con un certero cabezazo derrotó al portero cafetalero.

En el complemento, Sport Águila, con superioridad numérica -debido a la expulsión de Luis Gonzales al final del primer tiempo-, no pudo ser capaz de revertir la cuenta; la efectividad en las variantes, sobre todo en tienda verdiamarilla, terminó siendo determinante en el desarrollo del juego. Así, una desatención en el fondo rojiblanco benefició a Unión Pichanaki: Elvis Moali, sin marca alguna, no tuvo mayor oposición para derrotar a Ruiz y silenciar nuevamente al estadio Huancayo. Desde aquel momento, hasta el pitazo final, el local intentó por varias vías llegar a la paridad, pero Izquierdo cada vez se erigió en la figura del choque ganando duelos mano a mano y desbaratando todo intento con espectaculares intervenciones.

El Macho: Erick Izquierdo

Figura y convertido en un bastión en el fondo del cuadro de Unión Pichanaki, Erick Izquierdo estuvo seguro en cada intervención: firme en los duelos personales y siempre armando su bloque defensivo, que terminó neutralizando el accionar de Jean Pierre Guzmán. Además, en un par de ocasiones, la suerte estuvo de su lado como en los dos remates de Diego Sánchez (uno en cada tiempo) que remecieron el parante derecho. Como dicen "los palos son así, a veces juegan para los delanteros y otras para los arqueros", esta tarde jugaron para Erick Izquierdo y para Unión Pichanaki.

La Pizarra

Pedro Garay dispuso jugar con 4-2-3-1, colocando a Miguel Ponce como enganche en la segunda línea de volantes, recostando a Diego Sánchez y Amílcar Lobón como carrileros y a Jean Pierre Guzmán como único atacante. Con las variantes en el marcador, Águila terminó adelantando líneas y, así, Huacchillo, Lobón y Guzmán terminaron formando un tridente ofensivo jugando al 4-3-3.

La visita, en tanto, se paró en la cancha y formó con un 4-trapecio-2. Mifflin Bermúdez, tras la expulsión de Julio Gonzales al final del primer tiempo, terminó retrocediendo unos metros a Rivas y pasó a jugar con un 4-3-2, aunque con un hombre menos encontró mayores espacios y causó sorpresa en el rival rompiendo líneas sin mayores problemas tal como quedó plasmado en la jugada del segundo gol.

Kuskachaq: Roberto Mauro

Pese a los reclamos del público local, buen accionar de la cuarteta arbitral. Tras la expulsión de Julio Gonzales, connatos de bronca y reclamos airados fue el punto álgido en un encuentro en el que no hubo tantas amonestaciones. Mauro, además, estuvo preciso en las expulsiones de Gonzales y -sobre el final del partido- de Diego Sánchez.

Foto: diario Primicia de Huancayo


Leer más

La ficha del Sport Águila - Unión Pichanaki
Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy