Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comPacífico, con la soga al cuello, decidió un cambio drástico: echó a ‘Chalaca’ Gonzales y contrató al ‘Ropero’ Flores. En las dos últimas décadas, doce clubes que peleaban la baja cambiaron de DT a cinco o menos fechas del final. ¿Cómo les fue?

 

Pacífico aún respira cuatro puntos encima de Unión Comercio y seis de José Gálvez. Pero el declive en fechas recientes, sumado al estrepitoso 5-0 ante Sporting Cristal, pusieron en alerta a su dirigencia, que decidió cambiar de DT: César ‘Chalaca’ Gonzales dejó el puesto y lo reemplaza Mario ‘Ropero’ Flores.

La sensatez nos dice que cambiar de técnico, a cinco fechas del final, revela poca seriedad. La premisa es válida y, estadísticamente, casi siempre se comprueba en los resultados, sobre todo en los equipos que pelean la baja.

Desde 1992, en la Primera División peruana, hubo doce clubes que peleaban la baja que decidieron reemplazar a su entrenador a cinco o menos fechas del final. De ellos, cuatro se salvaron y ocho descendieron.

Los que salvaron el cuello

El venezolano Richard Páez se encontró inmerso en la pelea por la baja con Alianza y no le tuvieron paciencia hasta el final (Foto: ANDINA)De la lista de doce, como dijimos, cuatro salvaron del descenso. Tres de ellos eran casos similares a los de Pacífico: clubes apremiados por la baja, pero que no habían caído en la zona del descenso. Es decir, que estaban tibios.

Uno fue Sport Áncash en 2006. A cuatro fechas del final de la temporada, la ‘Amenaza’ tenía cinco puntos sobre el penúltimo, Unión Huaral. La dirigencia decidió sustituir al argentino Héctor Donsanti por Ramón Mifflin, para asegurar la permanencia. Tras un empate en Arequipa y una derrota contra Boys en el Callao, el ‘Cabezón’ cerró números en la penúltima jornada, con un triunfo 1-0 sobre Alianza Lima en Huaraz.

Otro, más recordado, fue el de Alianza Lima en 2008. A tres fechas del final, le llevaba cinco puntos a Juan Aurich, pero el ‘Ciclón’ se acercaba peligrosamente a la salvación. Reemplazó al venezolano Richard Páez por José Soto. Y así, en la penúltima jornada, con un triunfo 1-0 sobre Sporting Cristal, conservó la categoría. Atlético Minero, el tercero en discordia, se fue al final.

Percy Maldonado quedó casi como un héroe en Talara luego de salvar a su equipo del descenso en 1995 con un agónico triunfo en el último partido (Recorte: diario El Bocón)Y otro caso fue el de Sporting Cristal en 2011. Aunque la situación de los rimenses era menos grave, a dos fechas del final, necesitaban un punto para asegurar la permanencia. Salió Juan Reynoso y entró Francisco Melgar. Con un empate 1-1 ante León en Huánuco, Cristal zafó.

El único caso verdaderamente milagroso fue el de Atlético Torino en 1995. A cinco fechas del final, era último con León y estaba a siete puntos de Unión Huaral, que se salvaba. Percy ‘Chanca’ Maldonado reemplazó a José Carlos Amaral y, con tres triunfos y dos empates, logró superar al ‘Pelícano’ y mantenerse en Primera.

Los ocho condenados

De la lista, ocho no pudieron revertir el destino y se fueron. Cabe señalar que, en los ocho casos, se trataba de clubes que estaban en zona de descenso. Es decir, que estaban fríos. Revisemos caso por caso.

Toda la experiencia del recordado Alfonso Huapaya no le alcanzó para evitar que Yurimaguas cayera en las últimas posiciones del Descentralizado 1992 y acabó siendo reemplazado aunque sin que el destino cambie para los de Ventanilla (Foto: asesdelfutbolmundial.blogspot.com)Yurimaguas 1992: a cinco fechas del final, Rafael ‘Pasos Tristes’ Castañeda reemplazó al veterano Alfonso Huapaya. Fue solo una formalidad. En la misma fecha que asumió (fecha 26), perdió 1-0 ante Sport Boys y se fue al descenso.

Mannucci 1994: a cuatro del final, el jugador argentino Sergio Pereyra tomó funciones en lugar del ‘Cabezón’ César Cubilla. Pese a que ganó sus últimos tres partidos y se mantuvo con vida hasta el final, Mannucci se despidió de Primera.

Alcides Vigo 1997: a tres del final, se fue Sabino Bártoli y entró Pedro Cardich. Vigo necesitaba un milagro (estaba a cinco puntos del salvado Deportivo Pesquero), pero este no llegó: bajó en la penúltima fecha, tras empatar 1-1 en casa ante Sport Boys.

Atlético Torino 1997: a cuatro del final, pensó repetir la historia del 95. Se fue Freddy Bustamante y asumió Willy Laya. Pero, pese a que Laya consiguió dos victorias en lo que restó del torneo, el ‘Taladro’ bajó en la penúltima jornada, tras caer 0-5 contra Alianza en Talara.

La Loretana 1997: a dos fechas del final, y tras caer 8-1 ante Alianza Atlético en Sullana, Henry Perales fue cesado. Asumió el asistente Roberto Inga, aunque el equipo ya estaba muerto. Un empate 1-1 ante Universitario en Pucallpa despidió a los selváticos.

IMI 1999: a cuatro del final, moribundo, despidió al desconocido boliviano Jorge Valerio. Asumió la dupla de jugadores Víctor Reyes/Pedro Sanjinez, en síntoma claro de una toalla ya tirada. IMI perdió la categoría en la penúltima fecha, tras caer 3-2 ante Pesquero en Chimbote.

Mario Flores no pudo salir del hoyo en el que se metió con Gálvez en 2010 y acabó fuera del equipo chimbotano que igual no se salvó de llegar a Segunda División (Foto: Diario de Chimbote)Unión Minas 2001: a tres fechas del final, Ramón Quiroga decidió renunciar ante un Minas que no parecía tener escape. Asumió, como en el Yuri del 92, ‘Pasos Tristes’ Castañeda. Aunque resistieron un poco (ganaron en Arequipa y empataron en casa ante Aurich), los pasqueños dijeron adiós en la fecha final, encajando un 8-3 ante Cristal en Lima.

José Gálvez 2010: Gálvez cayó en zona de descenso en la penúltima fecha, tras un estrepitoso 2-6 en casa contra CNI. Mario Flores, por paradojas de la vida, fue despedido y asumió el manager Juan Caballero, con la obligación de ganarle a Cristal en Lima para salvarse. Perdió 2-0 y dijo adiós.

 

Un dato extra

Solo para que tomen nota los clubes que suelen pelear el descenso: de los cuarenta equipos que, en los últimos veinte años, perdieron la categoría, solo tres mantuvieron a un entrenador todo el año: Defensor Lima 1994 (José Chiarella), Ciclista Lima 1996 (Fernando Cuéllar) y Bolognesi 2009 (Roberto Mosquera).

Es decir, si en un año no cambias a tu DT, apenas tienes un 7.5% de probabilidades de bajar.

 

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: ANDINA, Diario de Chimbote, asesdelfutbolmundial.blogspot.com; Recorte: diario El Bocón

Comentarios (3)add
...
escrito por Ivan , octubre 30, 2013
No puedo creer este articulo, directo al Not Top 10 de los artículos mas flojos de esta pagina. No tiene ningún valor estadístico, puesto que toman por igual en su análisis equipos que no estaban en zona de descenso al momento del cambio, como es el caso de Pacifico, y equipos que estaban casi desahuciados y que con cambio de técnico o sin el, tenían un destino fatal casi asegurado. La conclusión (Un dato extra), que parece hecha por un robot y no un ser humano, solo corona uno de los artículos mas absurdos que se puedan encontrar en la web sobre futbol.

Ya que en dechalaca están obsesionados con respetar los "procesos" a rajatabla, no se si se han dado cuenta que de las cuatro selecciones sudamericanas que van a ser mundialistas el próximo año, tres cambiaron de técnico durante la eliminatoria. Fueron cesados Batista, Leonel Alvarez y Borghi. Mientras que aca, Markarian y Chemo dirigieron todos los partidos y el resultado fue casi el mismo, antepenúltimos y últimos. Que vivan los procesos.
...
escrito por Roberto Castro , octubre 30, 2013
Iván,

¿Has leído bien? ¿No ves primero lo que dice "Tres de ellos eran casos similares a los de Pacífico: clubes apremiados por la baja, pero que no habían caído en la zona del descenso. Es decir, que estaban tibios"? ¿Y luego "en los ocho casos, se trataba de clubes que estaban en zona de descenso. Es decir, que estaban fríos."?

Creo que subestimas la capacidad de discernimiento del lector. Por lo demás, ciertamente acá tenemos la firme convicción de que los procesos deben respetarse a ultranza: solo el bicho del cortoplacismo y la obsesión por buscar culpables acaba en la torpe idea de cambiar técnicos a mitad del camino. Eso hay que desterrarlo del fútbol peruano. Los casos de Álvarez y Borghi (y no Batista, que se fue antes de la Eliminatoria) son excepciones, más bien tú quieres establecer una floja inferencia a partir de los casos puntuales de dos entrenadores con bastantes limitaciones.
...
escrito por Juan Diego , octubre 31, 2013
La conclusión pierde valor estadístico si tomamos en cuenta que los técnicos con malos resultados son los que normalmente son cesados, sería bueno un dato como el de "equipos que faltando x fechas estaban en zona de descenso, cambiaron de técnico vs los que no cambiaron de técnico".
Saludos,
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy