Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comMauro Cantoro cerró su carrera sin cumplir su sueño de volver a vestir la camiseta de Universitario. Se fue con otra chompa crema: la de León, una de las cinco camisetas que lució en el país. Acá, las cifras completas que volvieron al 'Toro' un jugador querido en el Perú.

 

EL TORO DEL OESTE. Roberto Mauro Cantoro Reitano nació en Ramos Mejía, al Oeste del Gran Buenos Aires, el 1 de setiembre de 1976. No obstante, su identidad futbolística se construyó unas cuadras más hacia Capital Federal, exactamente a dos estaciones del Tren Sarmiento: en Liniers, allí donde se hizo hincha y jugador de las divisiones menores de Vélez Sarsfield. Pese a eso, desde chico tuvo un sueño futbolístico que no llegó a cumplir: jugar en Boca Juniors.

EL TORO ALBICELESTE. Por sus buenas actuaciones en las juveniles velezanas, Reinaldo Carlos Merlo convocó a Cantoro al seleccionado argentino que debía participar del Mundial Sub-17 disputado en Japón en 1993. El cuadro albiceleste fue encuadrado en el Grupo B, junto a Australia, Nigeria y Canadá.

En ese plantel argentino había nombres que luego se harían conocidos como Federico Domínguez, quien también pertenecía a Vélez, o el portero José Pablo Burtovoy, quien en el Perú llegó a actuar en Sport Boys. La gran figura, no obstante, era Leonardo Biagini, el '9' de área que acabó jugando en España.

Mauro Cantoro a la carga sobre el arco de Australia en el Mundial Sub-17 1993. Lució la '10' argentina. (Foto: FIFA) 

Sin embargo, la participación mundialista del equipo de 'Mostaza' Merlo fue un fiasco. Argentina empató 2-2 con Australia, fue estrepitosamente goleado 4-0 por Nigeria y no le alcanzó vencer 5-0 a Canadá en el último cotejo, pues quedó eliminada. Cantoro, sin embargo, tuvo el consuelo de marcar el quinto tanto en la victoria sobre el elenco norteamericano.

CON LA 'V' AZULADA. Al año siguiente, el 24 de abril de 1994, Cantoro tuvo la gran chance de debutar en Primera División: Carlos Bianchi lo hizo participar en la derrota 4-0 que Vélez sufrió en el 'Monumental' de River Plate ante el local por el Torneo Clausura. Sin embargo, luego no volvió a ser tomado en cuenta hasta el Apertura 1996, cuando Osvaldo Piazza le dio la posibilidad de jugar aprovechando que el plantel principal estaba concentrado en la Supercopa. Al año siguiente, se marchó a préstamo a Atlético de Rafaela para jugar el Nacional B en el primer semestre, y solo volvió a Liniers para el Apertura, aunque no tuvo nuevas chances. En total, sumando todas sus etapas en Vélez (volvió brevemente en 1999), llegó a jugar 7 partidos con el 'Fortín'.

El primer gol de Mauro Cantoro en el Perú fue de penal frente a Melgar (Recorte: revista Once)

CON LA 'U' A SU LADO. Con la llegada de Piazza al Perú para dirigir a Universitario, llegaron bajo su férula tanto Cantoro como Diego Gross, otro juvenil que el 'Pelado' había promovido en Vélez. Mientras al segundo le fue muy mal, a Cantoro todo le salió bien al inicio: debutó con la crema el 15 de febrero de 1998, en el estadio Nacional ante Melgar en el arranque del Apertura, y el color y el dorsal '10' le sentaron perfecto. Hizo dos goles, ambos de penal en el arco de Alejandro Mulet, y brilló en aquella goleada merengue por 3-0.

LA PASIÓN. Así, Cantoro se hizo indiscutido titular e inició una racha prolífica: en aquel Apertura le marcó a Boys, Municipal, Unión Minas, Lawn Tennis, Melgar, nuevamente a Boys, nuevamente a Municipal y nuevamente (y por partida doble) a Minas. Convirtió nada menos que 11 goles en 17 partidos jugados en altísimo nivel. A lo largo de las dieciocho primeras fechas del Apertura, solamente se ausentó una vez: en la novena jornada ante Juan Aurich. Con la 'U' puntera y jugando a su ritmo, el 'Toro' se metió a la tribuna Norte al bolsillo para siempre.

La lesión que abatió al 'Toro' Cantoro durante el Apertura de 1998 la contrajo en Chimbote jugando contra Pesquero (Recorte: diario El Comercio, suplemento Deporte Total)

LA LESIÓN. El día que Cantoro querrá olvidar de su paso por el Perú es el 21 de mayo de 1998. Aquel sábado al mediodía, en el Manuel Gómez Arellano de Chimbote, Universitario igualó 0-0 con Deportivo Pesquero, pero en el saldo perdió. Cantoro fue molido a patadas por la volante del elenco que dirigía Ramón Mifflin, con un verdugo principal: Juan José Velásquez, quien a los 63' le cometió una artera falta que el juez Luis Seminario Maura apenas sancionó con amarilla. El 'Toro' se fue reemplazado por Oswaldo 'Polvorita' Carrión, pero quedó inutilizado: tuvo una para que jamás le permitió retomar el nivel que había lucido.

Sin embargo, era tal la presión de la hinchada crema por celebrar el título del Apertura con su nuevo ídolo que en el partido de la consagración ante Lawn Tennis, sin estar recuperado, Cantoro se arriesgó a ingresar al campo los 7 minutos finales. Acabó cargado en hombros en las celebraciones.

Cantoro en hombros el día de la consagración ante Lawn Tennis en el Apertura 1998. (Foto: revista Don Balón Perú) 

LA DIFÍCIL RECUPERACIÓN. Fuera de ese breve paréntesis, Cantoro regresó a las canchas el 30 de agosto de 1998, ya en el Clausura, irónicamente ante el mismo rival que lo había lesionado: Pesquero, que ese día sacó un empate del Nacional y -para colmo- tuvo como figura a Juan José Velásquez. En el segundo certamen del año, el 'Toro', visiblemente afectado por las secuelas de la para, jugó 11 partidos y anotó 2 goles. En la final ante Sporting Cristal, solo fue titular en la ida, más allá de lo cual consiguió el primer título de su carrera.

EL RETORNO. Después del título nacional con la 'U', Cantoro debió reincorporarse a la disciplina de Vélez, como club dueño de su pase. Sin embargo, solo jugó 1 partido en aquel Clausura 1999 (primer semestre de la temporada argentina), por lo que pidió volver a ser cedido a Universitario para el Clausura peruano. La dirigencia del 'Fortín' accedió y el 'Toro' volvió a vestirse de crema el 1 de agosto, en la derrota 1-0 ante Sport Boys.

 

 

En ese Clausura, sin llegar a retomar el nivel de sus primeros partidos con la 'U', sí tuvo mayor presencia y aporte goleador: disputó 19 cotejos y marcó 9 tantos, el último de ellos en la victoria 2-5 sobre Alianza Atlético en Sullana el 5 de diciembre (video). En la final, jugó solamente los primeros 36 minutos del cotejo de vuelta disputado en Matute el 21 de diciembre de 1999, en el que la 'U' dio la vuelta en la cancha de su rival pese a caer 1-0 ante Alianza Lima. Nadie sabía, entonces, que aquella histórica jornada crema era también la última vez que el 'Toro' vestiría chompa merengue.

LA INTERNACIONALIZACIÓN. Cantoro se fue de la 'U' con un saldo total de 50 partidos y 22 goles. Vélez, dueño de su pase, lo prestó en el primer semestre de 2000 al Blooming boliviano, y luego de desligarse del 'Fortín' retornó al Nacional B con Atlético de Rafaela. En 2001, le llegó la oportunidad de jugar en la Serie C italiana con el Ascoli: jugó 9 partidos e hizo 2 goles, pero no pudo lograr el ascenso. Luego de eso, tomó la decisión más importante de su carrera: migrar al fútbol polaco para enrolarse en el Wisla Cracovia.

Jugando por Wisla Cracovia frente a Barcelona en la Champions League (Foto: AFP)

LA NACIONALIZACIÓN. En Cracovia, Cantoro encontró su tercer hogar, luego de Liniers y Odriozola. Se hizo ídolo en el Wisla, que lo transformó tanto que lo reconvirtió en volante de marca. En la Ekstraklasa (la liga local), consiguió un tricampeonato primero: 2002/03, 2003/04 y 2004/05, y luego un bicampeonato en 2007/08 y 2008/09. También ganó dos veces la Copa Polaca: 2001/02 y 2002/03, y fue elegido como el mejor volante del año en el fútbol polaco en 2004. Todos esos méritos llevaron a que la afición pidiera su nacionalización para jugar las Eliminatorias a Sudáfrica 2010 con la selección de Polonia, y recibió su pasaporte; pero el haber jugado en la Sub-17 argentina en un Mundial le impedía participar en un nuevo seleccionado.

EL ADIÓS A POLONIA. Cantoro pasó nueve temporadas en el Wisla Cracovia: jugó 176 partidos en la Ekstraklasa, 37 en Copa Polaca y 27 en torneos internacionales (entre Copa de Europa, en cuya fase previa llegó a enfrentar al Barcelona, y Europa League). Anotó en total 21 goles con esa camiseta, la cual dejó a finales de 2009 para pasar, en el primer semestre de 2010 a otro equipo de la Ekstraklasa: el Odra Wodzislaw, con el que apenas jugó 12 cotejos antes de pegar la vuelta a Sudamérica.

El regreso de Mauro Cantoro al fútbol peruano fue con goles vistiendo la camiseta de Pacífico (Foto: Mario Azabache / DeChalaca.com)

EL RETORNO A ESTOS PAGOS. A mediados de 2010, Cantoro volvió a Argentina y se enroló en el Juventud Antoniana de Salta, en el Torneo Argentino A. Sin embargo, conflictos con la dirigencia llevaron a que no fuera tomado en cuenta por sus entrenadores, entre ellos el exjugador de Alianza Lima Pedro Damián Monzón. Así, para la temporada 2011/12 pasó a filas del Deportivo Morón, con el que disputó la Primera B Metropolitana. Luego de algunos meses de inactividad, a finales de 2012 le llegó una propuesta más que interesante: volver al Perú para jugar por el ascendido Pacífico FC.

EL CICLO ROSADO. Con Pacífico, Cantoro reapareció en el fútbol peruano luego de catorce temporadas un 9 de febrero de 2013, en la victoria 1-0 sobre Juan Aurich en el Miguel Grau del Callao. Después de haber desarrollado una buena pretemporada, se mantuvo en regular forma como titular permanente y llegó a sumar 36 partidos en la temporada, con un promedio de 13.09 para DeChalaca que lo convirtió en la gran figura del cuadro de San Martín de Porres en su única campaña en Primera División.

Pocos partidos y sin llegar a anotar fue el saldo del paso de Cantoro por Unión Comercio (Foto: Emilio Ruiz)

Además, Cantoro anotó 7 tantos: el sétimo lo hizo el 21 de octubre, en el empate 1-1 que Pacífico obtuvo en Huacho ante Melgar, en la que acabó siendo la última anotación de su carrera. Así, fue el goleador de su equipo en la temporada 2013, en la que también vio 3 veces la tarjeta roja. Pese a su buen rendimiento individual, eso sí, no pudo evitar el descenso a Segunda.

UN COMERCIAL APENAS. Para 2014, Cantoro fue contratado por Unión Comercio, que apeló a su experiencia para la disputa del Torneo del Inca. Sin embargo, el cuadro de Nueva Cajamarca hizo una muy floja campaña en el primer certamen del año bajo la conducción de Alberto 'Chochera' Castillo: culminó sexto en el Grupo A, y la dirigencia encabezada por Freddy Chávez decidió hacer una renovación total del plantel de cara al Apertura, que incluyó la exclusión del 'Toro'. Así, apenas llegó a sumar 4 partidos con camiseta del 'Poderoso', sin goles.

Cantoro en Segunda con Atlético Minero. Llegó a jugar 7 partidos en el ascenso peruano. (Foto: Julio Aricoché / Prensa Atlético Minero)

UN PIE EN SEGUNDA. Ante la situación, el argentino se recolocó para el resto de la temporada 2014 en Segunda División. Junto a otros hombres de experiencia como Juan 'Chiquito' Flores o Germán Carty, quien había sido su compañero de ataque en Pacífico, se enroló a filas de Atlético Minero. Con el cuadro huarochirano, llegó a disputar 7 cotejos, sin anotar, y culminó ubicado a mitad de tabla, en el octavo lugar, sin poder consolidarse como titular debido a los continuos cambios de entrenador.

EL FINAL COLOR CREMA. Este 2015, Cantoro comenzó el año jugando la Superliga de Fútbol 7, con camiseta de Universitario. Pegado al color crema, y con ansia de cumplir su sueño de poder retirarse en la 'U' pero en Primera División, aceptó la propuesta de León para volver alfútbol activo en julio, de la mano de Carlos Ramacciotti. Sin embargo, la falta de ritmo y los malos resultados se combinaron para que no fuera un trance agradable. Jugó apenas 7 partidos: 3 en el Apertura, 2 en el Clausura y 2 en la Sudamericana ante Emelec, con muy discreto rendimiento.

Con la crema de León de Huánuco, el último equipo de su carrera (Foto: Mihay Rojas / DeChalaca.com)

El último 3 de setiembre, luego de caer 5-0 ante Melgar en Arequipa y jugar solo 58 minutos antes de ser reemplazado por Jean Carlo Tragodara, el 'Toro' dijo basta: no era la forma de descuidar el prestigio, curiosamente, ante el mismo rival contra el que se había estrenado exitosamente en el Perú. Y así, vestido con otra crema distinta de aquella que aprendió a querer, cerró una carrera que merecía un final más cerca de una letra 'U'.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: Mario Azabache y Mihay Rojas / DeChalaca.com, prensa Atlético Minero, Emilio Ruiz y Agencja Gazeta; Recortes: revista Once y diario Líbero


Comentarios (4)add
...
escrito por Gato Silvestre Maytana , octubre 27, 2015
Creo que todos debemos hacer fuerza para que la u le organice un partido de despedida al TORO CANTORO.
...
escrito por Gato Silvestre Maytana , octubre 27, 2015
GRANDE TORO.
...
escrito por Efraín Coila , octubre 27, 2015
Partidazo jugado el Monumental de la UNSA, nunca olvidaré que fortaleza para jugar, pero igual enorme reconocimiento a un Gran Jugador ! Mauro El Toro Cantoro !
...
escrito por fernando , octubre 28, 2015
Es un toro crema 100% merece su homenaje. Uno de los mejores extranjeros que han llegado a Perú
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy