Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa clasificación peruana a cuartos de final de Copa América puede haber dejado inconformes a varios por la forma, pero confirma la regularidad de la blanquirroja en un torneo en el que desde que se juega con el sistema actual solo dejó de avanzar de fase una vez. ¿Qué selecciones tienen mejor rendimiento acumulado que Perú en ese lapso?

    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

En 1993, en Ecuador, empezó el formato de los tres grupos y ocho clasificados en la Copa América. hasta la presente, se han disputado once ediciones, incluida la Copa Centenario que tuvo la ligera diferencia de contar con cuatro grupos y dos clasificados por cada uno.

Sobre esa base, DeChalaca ha elaborado una tabla de acuerdo con el rendimiento exclusivamente registrado en fase de grupos del certamen continental, con fines comparativos. La lectura de los resultados permite concluir que quizá algunos favoritos no arriesgan tanto en la primera fase, conscientes que su jerarquía les facilitará clasificar luego por defecto. Así, muchos equipos que tuvieron mala fase de grupos, luego avanzaron; o quizá otros pasaron primeros en su grupo y terminaron eliminados en cuartos de final. Pero ese no es el foco de la evaluación.

Como se sabe, junto a las diez selecciones sudamericanas -que jugaron en todas las ediciones, con la sola excepción de la ausencia de Argentina en 2001-, han participado en el torneo diferentes selecciones centroamericanas y asiáticas. México lo hizo diez veces; Costa Rica, cinco; Estados Unidos, cuatro; Honduras, Panamá, Jamaica y Haití, una cada una, entre los representantes de Concacaf. Mientras, por la AFC lo han hecho Japón en dos oportnidades, y Qatar en la más reciente.

La regularidad blanquirroja

En el caso peruano, de las once participaciones, se clasificó a cuartos de final en diez: solo en 1995 no se pasó al lograr solo 1 punto mereced al empate en el debut contra Colombia -con el recordado golazo de Roberto Palacios a René Higuita- y derrotas ante Brasil y Ecuador. Es un rendimiento solo equiparable con el de Brasil -eliminado precisamente por Perú la Copa Centenario-, y el de Colombia -que solo en 2007 se quedó afuera- no clasificó. Vale anotar que Honduras avanzó en su única participación (2001) y que Argentina siempre pasó de ronda, aunque como se indicó no participó en 2001.

En materia de rendimiento (puntos logrados entre puntos posibles), entre las selecciones sudamericanas Perú es la cuarta con 46.3%. Lo superan, con amplitud, Brasil (65.7%), Argentina (62.6%) y Colombia (61.1%). Esto sugiere que si bien Perú hizo el mismo mérito de ellas tres para avanzar de ronda, la forma en que lo fue logrando resultó bastante más ajustada.

Carazas celebra el gol peruano ante Argentina en 1997. (Recorte: revista Once) 

Sobre las demás selecciones, en cambio, sí existe superioridad peruana en todo aspecto en este tramo de Copas América. La blanquirroja está por encima de Uruguay y Paraguay, que se quedaron afuera de cuartos dos veces (la celeste en 1997 y 2016 y la albirroja, en 2001 y 2016) y lograron 44.4% y 43.5% de los puntos que disputaron en primera fase, respectivamente. Por su parte, Chile apenas clasificó a cuartos en siete de once ocasiones: le pasó factura su crisis de la primera mitad de los noventa (se quedó afuera en primera ronda en 1993, 1995 y 1997, además de 2007), que le confiere un 40.7% de rendimiento más allá de ser el actual bicampeón.

En un escalón muy inferior, con rendimientos inferiores al 30% de los puntos posibles en primera fase, están Ecuador, Venezuela y Bolivia. Cabe notar, sin embargo, que los llaneros tienen más clasificaciones a cuartos de final que Ecuador: cuatro contra tres, con el detalle de que se trata a la vez cuatro de las últimas cinco ediciones. La 'Tri', en cambio, solo logró pasar a cuartos en la Copa Centenario después de no haberlo conseguido desde 1995.

Los números están para analizarse de manera fría, y Perú, a la luz de estas cifras, bien hará en tener claro que el primer objetivo era clasificarse. No importaba tanto el cómo: se maximizó la victoria a Bolivia y no se perdió contra Venezuela, para así mantener el rendimiento en el estándar deseado. Ahora empieza otro objetivo que ameritaría un análisis cuantitativo distinto; aunque de plano, cualitativamente -sobre todo esta década- la fase de eliminación directa en Copa América es una en la cual a la blanquirroja no le ha ido nada mal.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Recorte: revista Once


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy