En el aniversario de Melgar, Huancayo volvió a derrotarlo jugando de local aunque, eso sí, por un marcador más ajustado de lo usual. Sport Huancayo cambia cada año, como todos, pero mantiene su poderío jugando en su cancha.

Seis veces se han enfrentado Sport Huancayo y Melgar en Huancayo. Seis veces derrotó el local a la visita, que esta vez cumplía años. Ni por su santo lo respetó y lo mandó al diablo aunque le faltaba un solo seis. Siempre lo venció por dos o más goles, esta vez fue condescendiente y apenas marcó uno a través de su goleador Sergio Ibarra quien celebró con el “paso del viejito”.

Goleador prehistórico o no, Sergio Ibarra sigue engrosando su cuenta de goles en el fútbol peruano. Ante Melgar sumó uno más (Foto: Jhefryn Sedano)Tal vez no es para celebrar en Huancayo, por el juego flojón que se presentó. Pero sí puede destacarse la capacidad que tiene para hacer valer su localía. El partido estaba para cualquiera, pero lo hizo suyo. Hace cuatro años, desde que juega en la Primera División, que su feudo se vuelve casi que inexpugnable para aquel que lo visita. Si acaso su errante andar por campos ajenos pudo ponerlo en los torneos de ascenso lo cierto es que el poder que muestra cuando recibe visitas lo tiene más bien jugando en torneos internacionales. Con poca suerte, sí, pero ahí está.

Este año Sport Huancayo ha cambiado drásticamente. Luego del equipo de paraguayos con el que apareció en el Descentralizado, pasó al elegante grupo que dirigía Roberto Mosquera. Ahora está Miguel Company al frente del plantel, el mismo que se ha renovado claramente con respecto al año pasado. Pero lo que no cambia es su costumbre de ganar en casa y dejó la casa de Melgar sin nada que celebrar aunque esté de cumpleaños.

Foto: Jhefryn Sedano

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy