Parece una minucia, pero no lo es. Martín Arzuaga no pudo estar en la cancha y su equipo, Gálvez, no pudo ganar, ni siquiera sumar, jugando como local y sin ser claramente inferior a su rival.

 

Ante la ausencia del 'Toro' Arzuaga, fue Osnar Noronha quien asumió el peso ofensivo de Gálvez y, si bien no lo hizo mal, la diferencia se sintió en materia de definición (Foto: Diario de Chimbote)¿Cómo llegaba Gálvez a este partido? Más que bien, basta revisar que acumulaba siete partidos sin perder. De ellos cuatro fueron triunfos (tres de ellos como visitante) y tres empates (solo uno como local, frente al Universitario renovado de Nolberto Solano). Es cierto que en algún momento tenía que volver a perder y este partido era uno “perdible” ya que chocaba contra uno de los líderes del torneo y uno de los que mejor juega. Pero lo cierto es que pudo no ser derrotado esta vez porque presentó un juego de similar poderío.

¿Qué faltó entonces? Podría decirse que Martín Arzuaga. El colombiano marcó seis goles durante la racha de siete partidos sin perder del cuadro chimbotano. Marcó en cuatro de esos enfrentamientos y estuvo ausente en  uno de ellos. Con Arzuaga en la cancha, Gálvez solo no pudo anotar, durante la racha en mención, en Huánuco, dónde empató sin goles con León. En DeChalaca.com se ha venido destacando fecha a fecha el trabajo que está realizando el colombiano y, al parecer, su ausencia se hace más que sensible.

Las dependencias son peligrosas. Se ha dicho lo mismo de Ximénez en Universitario y el equipo de la franja debe aprender a llegar al gol sin contar con su figura. No se trata de una tarea sencilla, pero indispensable si quiere mantenerse en una posición alta en la tabla y, claro, llegar a un campeonato internacional.

Foto: Diario de Chimbote

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy