Municipal busca en Sangolquí remontar una derrota como local para clasificar a la siguiente fase de la Libertadores. Una hazaña poco probable, pues solo ocurrió en siete eliminatorias a doble partido en la historia del certamen continental.

 

Jair Villanueva | @Jair_Villanueva
Editor

El regreso a la Copa Libertadores tras 35 años de Municipal no pudo tener un resultado más duro que la derrota como local. En este torneo, los clubes chicos o grandes sostienen sus esperanzas de avanzar siempre en la fortaleza de sus canchas, hinchadas y climas particulares; pero en el Nacional, el equipo de Marcelo Grioni cometió el pecado futbolístico de quedarse con las manos vacías.

Lo mencionado se ampara sobre todo en un dato contundente: solo en siete ocasiones se lograron remontar llaves en condición de visita, y en dos de ellas lo hizo el 'Rey de Copas' paraguayo, Olimpia. De la lista de los clubes que lograron esta hazaña, quizá la más sorprendente sea la de Once Caldas sobre Cruzeiro en 2011, debido a la superioridad del plantel del cuadro de Belo Horizonte sobre el de Manizales. Luego, las remontadas obedecieron a equipos que se vieron sorprendidos en la ida, pero con la jerarquía suficiente para lograr el resultado en la vuelta, o de llaves parejas como la de América - Flamengo en 2008.

Internacional - Olimpia (semifinales, 1989)

El 'Decano' paraguayo buscaba su tercera segunda Copa Libertadores, pero en la ida jugada en el Defensores del Chaco en Asunción, un gol de Luis Fernando puso cuesta arriba la clasificación contra el 'Colorado' portoalegrense. El marcador, pues, fue similar al conseguido por Independiente del Valle ante Municipal en el Nacional.

Olimpia superó a Internacional en el Beira Río, pero en la final no lo hizo con Atlético Nacional. (Foto: bp.blogspot.com)

La vuelta se jugó el 17 de mayo en el Beira Río. El 'Rey de Copas' sacó su conocida casta en estos torneos y le dio vuelta a la llave con un increíble 2-3 con goles de Alfredo Mendoza, Raúl Amarilla y Gustavo Neffa para los albinegros; para el cuadro gaúcho anotaron Dacrose y Luis Fernando.

Sao Caetano - Olimpia (final, 2002)

Una de las mejores finales en la historia de la Copa Libertadores tuvo nuevamente a Olimpia como protagonista. El equipo dirigido por el campeón del mundo en México 1986, Nery Pumpido, se llevó en amargo resultado de Asunción tras caer 0-1 con el sorprendente Sao Caetano, equipo que por primera vez participaba del torneo y llegaba a la final.

Aílton, sobre los 61', anotó sobre la valla del 'Mono' Carlos Tavarelli y dejó el reto a Olimpia de derrotarlo en Brasil. Nuevamente el 'Rey de Copas' le haría honor a su apelativo.

Olimpia volvió a ser protagonista de una remontada, de nuevo ante un equipo brasileño, Sao Caetano. (Foto: Atribuna.com.br)

El 31 de julio del 2002 en el 'Pacaembú' de São Paulo, Olimpia quebró la historia de cenicienta a Sao Caetano, una que no se repetía desde la gesta de Argentinos Juniors en 1985. El equipo de Nery Pumpido incluso empezó abajo en el marcador, pues el mismo verdugo de la ida, Aílton, puso el 1-0 a los 31'. Sin embargo, la remontada no tardó en llegar vía el ex Cristal Gastón Córdoba y Richart Báez a los 49' y 58', respectivamente. Luego del 1-2, Olimpia salió campeón tras ganar 2-4 vía la tanda de penales.

Paysandú - Boca (octavos de final, 2003)

Otro equipo chico brasileño que pudo dar el golpe en la Libertadores fue Paysandú tras una inesperada victoria nada menos que en La Bombonera ante el Boca del 'Virrey' Carlos Bianchi. El solitario gol del cuadro de Belém lo hizo Iarley a los 67', jugador que luego llegaría a Boca para ser campeón intercontinental ante Milán en Tokio.

Aquella gesta, no obstante, Paysandú debía sostenerla en Brasil ante un cuadro con evidente superioridad individual como el xeneize, que contó con Carlos Tévez, Marcelo Delgado, Guillermo Barros Schelotto, Diego Cagna, Roberto Abbondanzieri y Hugo Ibarra, entre sus más destacadas figuras.

Pese a caer en La Bombonera ante el modesto Paysandú, Boca sacó su estirpe copera y lo eliminó en el Mangueirao. (Foto: AFP)

La estirpe copera de Boca se hizo sentir en el estadio Jornalista Edgar Augusto Proença, más conocido como 'Mangueirão'. El equipo de Bianchi consiguió un categórico 2-4 con autogol incluido a favor de Paysandú vía Nicolás Burdisso, uno de los dos goles que hizo aquella noche el elenco brasileño: el otro fue de Lecheva. De hecho, el once azul y oro no tardó en darle vuelta el marcador con un hat trick de Barros Schelotto (dos de penal) y un tanto de Marcelo Delgado, goles que pulularon entre los minutos 14 y 70. Boca, semanas más tarde, fue consiguió su quinta Libertadores ante el Santos de Eláno, Diego y Robinho.

Flamengo - América (octavos de final, 2008)

La Copa Libertadores 2008 tuvo llaves inolvidables en octavos de final. Los San Lorenzo - River, Lanús - Atlas y Estudiantes - LDU fueron tres ejemplos notables de una de las mejores ediciones del torneo en el siglo XXI. Sin embargo, el duelo que se llevó las palmas fue el América - Flamengo, que tuvo a un sensacional Salvador Cabañas.

En la ida jugada el 30 de abril en el estadio Azteca de la Ciudad de México, América no pudo estar encima en el marcador y tuvo que empatarlo rápidamente con goles de Diego Cervantes (45') y Enrique Esqueda (72'), luego que Marcinho adelantara en dos ocasiones en el marcador (44' y 70') al 'Mengao'. Las 'Águilas', desesperadas por la victoria, dejaron descuidada su portería y el 'Fla' no perdonó: Diego Tardelli a los 89 y Léo Moura sobre los 90' pusieron el 2-4, que parecía imposible de remontar en el Maracaná.

Cabañas fue el héroe americanista en la goleada 0-3 en el Maracaná. (Foto: AFP)

La vuelta significó la actuación consagratoria de Salvador Cabañas como un crack del fútbol mundial. En el Maracaná, el paraguayo abrió el marcador a los 20', luego el empate llegó de los pies de Enrique Esqueda a los 38'. América se apoderaba del templo del fútbol brasileño y cerró quizás su mejor noche en la Copa Libertadores vía Cabañas, pues a los 77' el '10' guaraní puso el 0-3 y selló con una goleada la clasificación americanista.

Cruzeiro - Once Caldas (octavos de final, 2011)

Una de las eliminaciones màs sorpresivas en la historia de la Libertadores ocurrió en la edición del 2011, cuando Once Caldas -peor de los clasificados a octavos de final- sacó de carrera al favorito y mejor equipo hasta ese momento del torneo, Cruzeiro.

En Manizales, como era de esperarse, el cuadro de Belo Horizonte derrotó a su rival 1-2. Incluso hasta el minuto 89 estuvo arriba en el marcador por dos tanto gracias a los goles de Wallyson y José Ortigoza, pero el descuento de Luis Núñez, que pareció servir de poco a priori, luego sería vital para el Once.

Dayro Moreno puso el 0-2 y la sorprendente hazaña de Once Caldas sobre Cruzeiro en Belho Horizonte. (Foto: AP)

En la vuelta jugada en el Estadio Joaquim Henrique Nogueira, más conocido como Arena do Jacaré en Sete Lagoas, Once Caldas dio el golpe de la Copa con goles de Diego Amaya a los 66' y Dayro Moreno sobre los 71'. Asì, pues, el elenco colombiano que compartió grupo con San Martín y cayó goleado por el cuadro albo en la fase de grupos, dejaba fuera del torneo a Cruzeiro. Sin embargo, en cuartos de final no repitió la gesta ante otro brasileño, el Santos de Neymar, pues cayó en Manizales y empató en el 'Pacaembú'.

Newell's - Vélez (octavos de final, 2013)

A diferencia de la llave Sao Paulo - Atlético Mineiro, única otra llave de la Libertadores 2013 en la que el visitante ganó en la ida y que resolvió con contundencia el entonces equipo de Ronaldinho (1-2 y 4-1), la conformada por leprosos y fortineros no tuvo un dominador de principio a fin.

Vélez sacó ventaja con el 0-1 en el Marcelo Bielsa (gol de Agustín Allione) y tenía medio boleto para cuartos, pero no contó con la reacción del equipo entonces dirigido por Gerardo Martino.

Milton Casco fue una de las figuras de 'Ñuls' en la remontada ante Vélez. (Foto: AFP)

Newell's casi liquidó la llave en el primer tiempo de la vuelta: con goles de Milton Casco (3') e Ignacio Scocco (40') se adelantó en el José Amalfitani y remontó el gol encajado en casa. El descuento de Facundo Ferreyra (82') fue insuficiente y los rosarinos, con Rinaldo Cruzado de titular en ambos partidos, clasificaron a cuartos. La campaña rojinegra terminó en semifinales tras una dramática definición por penales con Atlético Mineiro, el posterior campeón.

Cruzeiro - River (cuartos de final, 2015)

La Copa Libertadores 2015 tuvo el mismo efecto que la del 2011, aunque no concluido en la cancha. River Plate, a la postre campeón, había eliminado a Boca Juniors debido al hecho ocurrido en 'La Bombonera' con el delincuente que arrojó el gas pimienta al túnel del elenco millonario.

Luego, el equipo de Marcelo Gallardo enfrentó en cuartos de final a Cruzeiro y con la derrota el 21 de mayo por 0-1, gracias a un tanto de Marquinhos a los 81', la suerte del cuadro del 'Muñeco' pareció estar echada.

Carlos Sánchez abrió la cuenta de un día redondo para River en el Mineirao: goleó 0-3 a Cruzeiro y pasó a semifinales. (Foto: AFP)

El 27 de mayo del 2015, River recién sacó chapa de candidato luego de un inicio complicado en la Libertadores. Derrotó 0-3 a Cruzeiro en el Mineirao con estupenda actuación del uruguayo Carlos Sánchez, autor del primer gol. Estiraron la cuenta Jonathan Maidana y Teófilo Gutiérrez. Fue el mejor partido de River en la Copa de aquel año en que se consagraría campeón de la Libertadores por tercera vez en su historia.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Fotos: AFP, Atribuna.com.br, bp.blogpot.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy