Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEl Torneo Apertura dejó una gran interrogante en la tabla de goleadores: ¿podrá Enzo Borges de La Bocana acabar el año como el máximo artillero? En el fútbol peruano solo cuatro jugadores lograron tal marca jugando para equipos en su primer año tras subir a Primera División.

 

Roberto Gando | @Roberto_Gando
Editor

Al culminar el primer torneo de la temporada, Universitario no solo se proclamó como el campeón del Apertura, sino también como el equipo más efectivo frente al arco al anotar 31 goles en 15 partidos. Tal cifra solo encontró oposición en lo que hizo La Bocana, el vigente campeón de la Copa Perú que se quedó a un solo tanto del buen registro crema.

Si el equipo de Sechura logró esos números, fue en gran medida por lo que hizo el uruguayo Enzo Borges, quien marcó once veces, una cantidad nada despreciable para cualquier jugador en un equipo que recién logró el ascenso.

Los cuatro magníficos

Desde que en 1966 se optó por descentralizar el campeonato de Primera División, solo en cuatro temporadas un club que ascendió tuvo en sus filas al máximo goleador al final del mismo. El primero que lo consiguió fue Jaime Mosquera, quien en 1969 se unió a Deportivo Municipal luego que el cuadro edil recuperó la categoría al campeonar en la Segunda División.
Jaime Mosquera frente a la defensa de Centro Iqueño, en una de las muchas ocasiones que tuvo durante 1969 cuando vistió la casaquilla de Municipal (Recorte: diario La Crónica)
En sociedad de ataque con el ‘Cholo’ Hugo Sotil, Mosquera anotó 15 goles dentro de una campaña que llevó a los de la franja a pelear el título nacional hasta la última etapa del torneo, perdiendo el subcampeonato en un partido extra con Defensor Arica.

El siguiente goleador fue el brasileño Claudio Adao, quien con 35 años se convirtió en pieza fundamental de la gran campaña de Sport Boys en 1990, cuando disputaron el título con Universitario. Aquel año fue el retorno de los rosados a la máxima división luego de pasar dos temporadas en la Segunda.

El tercero de la lista también fue un extranjero: el paraguayo Richar Estigarribia. En 2009 el actual delantero de Cienciano jugó por Total Chalaco, cuadro que logró el ascenso en la Segunda División, aunque bajo el nombre de Total Clean. Con los porteños salvó el descenso y alcanzó 23 goles, cifra que le sirvió para emigrar a Ecuador contratado por Independiente del Valle.
El brasileño Claudio Adao permitió con sus goles que en 1990 Sport Boys luche por el título ante Universitario (Recorte: diario El Comercio)
Solo tres temporadas después surgió Andy Pando como el último jugador que fue goleador con un equipo que ascendió. Lo hizo con la camiseta de Real Garcilaso, que tras ganar la Copa Perú jugó la final con Sporting Cristal en 2012, campaña en la que el delantero peruano sumó 27 conquistas.

La nueva década

En los últimos cinco campeonatos, los equipos que lograron el ascenso tuvieron una suerte dispar al contratar jugadores con una buena presencia frente al arco. En 2010, por ejemplo, el colombiano Luis Alberto Perea se ganó un nombre en el fútbol peruano gracias a sus 23 goles con León de Huánuco, siendo superado solo por el argentino Héber Arriola de la San Martín, que sumó un tanto más en el conteo final.

En 2011 Roberto ‘Malingas’ Jiménez marcó 16 goles cuando reforzó a Unión Comercio, que tras ganar la Copa Perú se metió en la zona que los clasificó a la Copa Sudamericana. Igual suerte corrió UTC con el colombiano Víctor Guazá en 2013, año en el que anotó 11 veces y dejó un recuerdo que le permitió volver a Cajamarca esta temporada.
Los goleadores de los equipos que ascendieron desde la temporada de 2010 (Gráfico: Roberto Gando / DeChalaca.com)
Desde entonces -salvo por Jiménez con Los Caimanes en 2014, aunque igual volvió a Segunda-, el resto de equipos tuvieron serios problemas para conseguir una fuente segura de gol, lo que los llevó a pasar por problemas con la baja, tal como le pasó a San Simón y Sport Loreto que descendieron en las últimas dos temporadas.

Es por ello que lo hecho por Enzo Borges en el Apertura le permite a La Bocana creer que es posible mantener la categoría, ello aún pese al pobre rendimiento que exhibe cuando se trata de defender su propio arco. Si se comparan los números del uruguayo respecto al de los goleadores de equipos que ascendieron en la actual década -ver cuadro adjunto-, se saca que lo suyo no reviste mayor discusión si se toma la media de los quince primeros partidos del año, y que de no suceder un descalabro en el plantel sechurano, debería ocupar un lugar predominante al final del campeonato.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Foto: diario El Tiempo de Piura; Recortes: diarios La Crónica y El Comercio


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy