Hace 50 años, Venezuela consiguió su primer triunfo en una Copa América y, desde entonces, ha progresado en su fútbol pese al escenario complicado que encontró para hacerlo. ¿En qué fase evolutiva estaba cada uno de los países de la Conmebol al cabo del mismo punto en la historia?
David Fonseca | @Deivid_FC
Redactor

El 28 de enero de 1967, en el Campeonato Sudamericano celebrado en Montevideo, Venezuela derrotó a Bolivia por 3-0 y cortó una racha sin triunfos de casi 29 años. Aquella fue, además, su primera victoria en una Copa América.

La evolución futbolística de la selección vinotinto ha sido notoria desde entonces, y si bien no ha podido clasificar al Mundial o ganar una Copa América, cuenta con seleccionados como Alejandro Guerra en el Palmeiras (mejor jugador de la Copa Libertadores 2016); Tomás Rincón en la Juventus; Mikel Villanueva, Roberto Rosales, Juan Pablo Añor y Adalberto Peñaranda en el Málaga; Josef Martínez en el Torino y Salomón Rondón en el West Bromwich Albion. Además, el mejor jugador de la historia venezolana, Juan Arango, se mantuvo en Europa entre 2004 y el 2014.

Siendo Venezuela un país que siempre se dice está rezagado respecto del resto de Sudamérica en materia de evolución futbolística, cabe preguntarse cuánto habían crecido en este deporte los países de la Conmebol en el mismo punto de la historia: es decir, cincuenta años después de su primera victoria en un Sudamericano. ¿Fue al ritmo venezolano o mucho más?

Revancha por la plata

Obdulio Varela fue el gestor de una gran generación uruguaya de los cincuenta que logró el Maracanazo. (Foto: Anotando Fútbol) 

El 16 de mayo de 1901, Uruguay y Argentina se enfrentaron en el primer partido de ambos en la historia, que ganó la albiceleste por 3-2. Quince años después, en el Sudamericano de 1916, ambos conseguirían sus primeras victorias ante Chile; el elenco uruguayo por 4-0 y el argentino por 6-1.

Cincuenta años después de este encuentro, los argentinos ya eran doce veces campeones sudamericanos, además de haber subcampeonado en el Mundial Uruguay 1930 con una figura como Guillermo Stábile, quien fue el máximo goleador del torneo. En ese lapso, Norberto Méndez fue la gran figura del equipo albiceleste: tricampeón de la Copa América entre 1945 y 1947.

Uruguay, por su parte, para 1966 había sido diez veces campeón de América y bicampeón mundial en el Centenario y el Maracaná; además, había sido dos veces medallista de oro en los Juegos Olímpicos. Su fútbol entregó a figuras descollantes como Obdulio Varela, Omar ‘Cotorra’ Míguez -delantero que años luego tuvo un brevísimo paso por Sporting Cristal-, Alcides Gigghia y Pedro Rocha.

Campeón dormido

Tras su primer triunfo de Copa América en 1916, Brasil se erigió rápidamente como el amo del fútbol con dos Copas del Mundo ganadas, la primera en Suecia 1958. (Foto: AFP) 

Al igual que Uruguay, Brasil perdió su primer partido oficial ante Argentina, en 1914; pero tres años después, logró su primer triunfo ante Chile con un contundente 5-0 en el Sudamericano disputado en 1917 de Montevideo. Cincuenta calendarios más tarde de eso, Brasil ya se apuntaba como un grande con un tricampeonato de América y siendo bicampeón mundial, gracias al incomparable Pelé, el desequilibrante Garrincha, el goleador Vavá, el maestro Didí y el inacabable Mario 'Lobo' Zagallo.

Coincidentemente, este 2017 se cumplen cien años del primer triunfo de Brasil y la canarinha ya cuenta con cinco Mundiales, ocho Copas América y una medalla de oro en los Juegos Olímpicos. Sin duda alguna, es el país más importante del fútbol mundial.

La voz de los ochenta

Colombia recién consiguió su primer triunfo en una Copa América en 1945, cuando derrotó a Ecuador por 3-1 en Santiago con goles de Luis González Rubio, Roberto Gámez y Fulgencio Berdugo. Aquella selección colombiana llegó a lograr ese hito en su historia futbolística luego de un viaje por tierra hasta Lima, desde donde pudo transportarse a duras penas en un barco azucarero. Ecuador, a su vez, fue casi contemporáneo en alcanzar su primer triunfo en un Sudamericano: lo hizo en 1949 al vencer precisamente a Colombia, con goles de Enrique Cantos, José Vargas, Guido Andrade y Rafael Maldonado.

Uno de los grandes triunfos de la selección dorada colombiana fue el 0-5 en el Monumental ante Argentina. (Foto: El Gráfico) 

Cincuenta años después, en la mitad de los noventa para Colombia y finales de la misma década para Ecuador, cada uno vivió su esplendor futbolístico. En el caso colombiano, tenía a una de las mejores selecciones sudamericanas con Carlos 'El Pibe' Valderrama, Faustino Asprilla, Freddy Rincón, Leonel Álvarez y René Higuita, entre otros. Además, jugó los mundiales de 1962, 1990 y 1994; sin embargo, aun no había conseguido una Copa América -lo que solo logró en 2001-.

Por otro lado, Ecuador tenía la clasificación al Mundial como tarea pendiente para 1999. Fue entonces cuando alcanzó su pico de rendimiento Álex Aguinaga como abanderado de una generación de futbolistas que debutaron a principios de los noventa y convirtieron al 'Tri' en uno de los protagonistas de distintas Eliminatorias. Entre ellos se cuenta a Agustín ‘Tín’ Delgado, Iván Kaviedes, Ulises De la Cruz e Iván Hurtado. Aún así, medio siglo de su primer triunfo en Copa América, el ecuatoriano todavía era un fútbol en proceso de consolidación para competir con otros más fuertes del continente.

Perú campeón

La blanquirroja obtuvo su primer triunfo en Copa América el 13 de noviembre de 1927, en el torneo con sede en Lima frente a Bolivia por 3-2 con goles de Demetrio Neyra, Jorge Koochoi Sarmiento y Alberto Montellanos. Fue el único triunfo de la selección peruana en aquel torneo. Luego, en los siguientes Sudamericanos, jugados en 1929, 1935 y 1937, Perú solo sumó dos victorias -frente a Paraguay y Chile- hasta el torneo de 1939, el cual ganó con cuatro triunfos al hilo.

En 1975 ante Colombia, la selección peruana consiguió su segunda Copa América. Era la cosecha de una generación que no se volvió a repetir. (Foto: La Crónica) 

Cincuenta años después de aquel primer triunfo gracias a Neyra, Koochoi y Montellanos, Perú estaba clasificado a Argentina 1978 gracias a su mejor generación, concebida entre los cincuenta y sesenta. Además, ostentaba dos Copas América -era el campeón vigente- y estaba clasificado a un Mundial por mérito propio. La blanquirroja estaba solo un escalón debajo de Uruguay, Argentina y Brasil.

Nada pacífico

Los roces entre Bolivia y Chile se trasladaron hasta la cancha. El primer triunfo internacional de la selección roja fue en contra de un cuadro altiplánico que disputaba su primer partido en un Sudamericano: fue por 7-1 en el Sudamericano de 1926 en Santiago, con actuación estelar de David Arellano. Solo 23 años después, Bolivia ganó su primer partido en un Sudamericano, al devolverle el honor a Chile en 1949.

A cincuenta años de su primer triunfo en el certamen continental, Chile acababa de disputar el Mundial Alemania 1974 con figuras como Elías Figueroa, Francisco Valdés y Carlos Caszely. Además, había organizado un Mundial en 1962, algo improbable en la actualidad, torneo en el que además se había subido al podio en el tercer lugar.

Carlos Caszely fue una de las grandes figuras de Chile en la década de los setenta. (Foto: AFP) 

Por su parte, Bolivia alcanzaría los cincuenta años desde su primer triunfo recién en 1999, cuando finalizaba una época dorada para su balompié con jugadores como Marco ‘El Diablo’ Etcheverry, Erwin ‘Platini’ Sánchez, Marco Sandy y Julio César Baldivieso, entre otros. Con ellos había logrado clasificar al Mundial Estados Unidos 1994 y obtener -en casa- el segundo lugar de la Copa América 1997.

La quinta guaraní

Paraguay tuvo que enfrentar a Argentina cuatro veces para poder vencerla en un quinto partido amistoso en abril de 1921. Meses después, fue invitado a participar del Sudamericano y en su debut derrotó a Uruguay por 2-1, con lo que logró su primer triunfo en Copas América, con goles de Gerardo Rivas e Ildefonso López.

Cincuenta años después de este triunfo, la albirroja ya se había coronado campeona del Sudamericano que su federación organizó en Lima en 1953 y asistido a tres Copas del Mundo (Uruguay 1930, Brasil 1950 y Suecia 1958). Se había consolidado como un equipo fuerte en la región y desarrollado un gen competitivo y combativo que hasta ahora mantiene.

Suelo llano

El crecimiento de Venezuela ha sido meritorio al darse en una sociedad que no es futbolera por tradición como otras. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

Como se observa, a algunas selecciones sus primeros cincuenta años tras el primer triunfo en Copa América les fueron más complicados que a otros. En casos como los de Ecuador y Colombia no contaron con una clasificación al Mundial o una Copa América ganada, respectivamente, como sí ocurrió con el resto salvo precisamente con Venezuela.

Por ende, el cuadro llanero ha tenido un avance considerable si se toma en cuenta el contexto en que el fútbol ha crecido en su territorio. Venezuela no debería tardar, pues, en conseguir una clasificación al Mundial, sobre todo si se aumentarán los cupos clasificatorios, o tampoco en llegar al menos a una final de Copa América. La tarea para el fútbol vinotinto es mantenerse firme y regular para no retroceder y desechar el avance conseguido, como sí ha lamentablemente ocurrido con Perú y Bolivia.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Foto: Anotando Fútbol, AFP, El Gráfico, Raúl Chávarry / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy