Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com

La abrumadora derrota en el último Clásico Moderno ante Universitario había tocado profundamente el orgullo de Deportivo Municipal. Fue notorio que el cuadro edil entró tocado al campo de San Marcos para enfrentar a Deportivo Binacional, otro club urgido; pero esa fue la motivación para sacarse la rabia en cada furibundo grito de gol que tuvo como protagonista al delantero de moda, al mayor verdugo de la Liga 1, a una de las grandes esperanzas futuras de gol en el país, al nuevo seleccionado por Ricardo Gareca: a ese fantástico goleador en ciernes que es Juan Matías Succar Cañote (Lima, 16 de febrero de 1999).

Con una voracidad ante los arcos rivales que en términos de consistencia hace recordar a los partidos de Claudio Pizarro con Deportivo Pesquero cuando tomó viada en 1997, el menor de los Succar goleadores vive una luna de miel con los pórticos rivales: es el gran referente edil y el finalizador de todo lo que construye el equipo de Víctor Rivera. Con un disparo violento, muy a su estilo, en carrera, puso el empate de un partido que había comenzado cuesta arriba; y con dos disparos de penal fríamente ejecutados, selló una victoria fundamental para que la franja vuelva a estirarse briosa. Un fin de semana estupendo coronado con el llamado a la blanquirroja para, junto a Álex Valera, representar dos grandes esperanzas de renovación en un ataque peruano que necesita aires jóvenes.

Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy