• EL CAPO. Carlos Elías fue al artífice del triunfo imperial en Moquegua gracias a sus dos conquistas. (Foto: Diario La Prensa Regional)
  • LA CALVE Y EL GOLAZO. Cobresol no supo reaccionar ante los dos tantos de Elías, sobre todo con la segunda diana del volante de Cienciano que se originó luego de una media vuelta. (Foto: Diario La Prensa Regional)
  • LA FRASE. Durante la transmisión de Radio Americana de Moquegua se empleó el antiguo término ‘Handball’ para referirse a  la acción en la que una mano de Tunde Enahoro privó a Antonio Serrano de celebrar. (Foto: Diario La Prensa Regional)
  • EL DUELO. Villalta tuvo un duelo aparte con el africano Tunde Enahoro. Sin embargo, la balanza se inclinaría a favor del central imperial gracias a la imprecisión del atacante de Cobresol. (Foto: Diario La Prensa Regional)
  • EL CAMBIAZO. El ingreso de Marlon García en reemplazo de Diego Pizarro le permitió al cuadro cusqueño ganar mayor dinámica en el juego. (Foto: Diario La Prensa Regional)
  • KAZUKI ITO. La experiencia de Víctor Hugo Rivera hizo posible la buena conducción del cotejo. El árbitro principal tuvo como única polémica la segunda amarilla de  García. (Foto: Diario La Prensa Regional)

 

¿Quieres ver más fotos del partido? Entra a la galería en el Facebook de DeChalaca.com

El capo: ¿Sin querer queriendo?

Cuando Carlos Elías quiere estar, está. Que lo diga Cobresol sino, que en esta fecha lo sufrió por dos en Moquegua. El atacante de Cienciano apareció en el lugar correcto para aprovechar los errores de la retaguardia local, lo que le facilitó a su equipo sacar la ventaja necesaria para llevarse el triunfo a casa.

La clave: Perdidos antes del final

El primer gol cusqueño golpeó duro en la moral de Cobresol que hasta ese momento estaba abocado a abrir el marcador. Al ver que sus esfuerzos fueron en vano, y más aún en la segunda mitad en la que los cambios no funcionaron, el once moqueguano fue cayendo en una apatía que terminó siendo mortal en los últimos minutos cuando Elías cerró el partido con su segunda anotación.

El golazo: Uno que vale por dos

Con la descoordinación entre Sotillo y su defensa en el primer gol, Carlos Elías estaba sobre aviso que esa situación podía volver a ser historia repetida en el encuentro. Fue así que sobre los 83’ un nuevo yerro de Cobresol fue aprovechado por el atacante del cuadro imperial para empalmar con una media vuelta el balón y matar cualquier ilusión moqueguana por conseguir la igualdad.

La frase: El pasado se hizo presente

De vez en cuando, en alguna transmisión radial se suelta algún dicho o palabra curiosa que escapa a lo que comúnmente uno suele escuchar. Esta vez, en la transmisión de Radio Americana de Moquegua se empleó el antiguo término ‘Handball’ para referirse a la acción en la que una mano de Tunde Enahoro privó a Antonio Serrano de celebrar su gol tras pase del nigeriano.

El tapadón: Como un cisne en el agua

Cuando el equipo moqueguano pugnaba con mayor insistencia por anotar el primer gol, una trepada por izquierda de Sergio Ubillús culminó con un centro a rastrón que obligó a Jesús Cisneros, meta de los rojos, a lanzarse en busca del balón antes que Antonio Serrano lo conectara ante el desatino de sus centrales para cerrarle el espacio.

El duelo: El error valió más que el acierto

No fue un partido en el que destacara un permanente duelo entre dos jugadores, aunque lo de Tunde Enahoro y Miguel Villalta fue lo más cercano a ello. Durante el partido, ambos jugadores tuvieron una irregular participación en sus equipos, siendo Villalta el más beneficiado de esa situación al tener al frente un jugador que estuvo impreciso para todo: pases, recepción y definición. Lo del nigeriano Enahoro acabó siendo criticado tanto por las tribunas como por la transmisión, ya que su juego terminó facilitando la labor de la defensa cusqueña.

El cambiazo: Casi como viendo el futuro

Si bien las tres variantes de Cienciano tuvieron un tinte defensivo, el ingreso de Marlon García por Diego Pizarro a los 61’ acabó por ser el más gravitante para el técnico mexicano Raúl Arias por lo que se le vino poco después, cuando Cristian García dejó con uno menos a su equipo y un gran hueco por el sector izquierdo. Suerte para los cusqueños que esa baja no se sintió, ya que Marlon García retrocedió unos metros para acoplarse de buena forma a sus compañeros en la defensa y mantener así, sin mayor problema, la por entonces mínima ventaja en el marcador.

Kazuki Ito: No se hablaron en cristiano

Al ser un árbitro experimentado, a Víctor Hugo Rivera resulta difícil que se le escape un partido. En Moquegua casi no hubo jugadas duras o fricciones que fueran por el lado desleal en las jugadas, por lo que las amonestaciones mostrada por el réferi arequipeño fueron acertadas. Sin embargo, lo que sembró dudas fue la segunda amarilla a Cristian García, que según el jugador de Cienciano fue injustificada ya que (siempre según sus declaraciones post partido) solo se quejó con Rivera porque le habían dado un golpe por atrás. Sin saber con certeza qué sucedió realmente, en Cristian García pesan reclamos sin sentido en esta temporada que ya le valieron ganarse la expulsión, por lo que decantarse por una versión acaba por lindar con lo subjetivo.

Los goles en DeChalacaTV

 

Fotos: diario La Prensa Regional

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

Chalacas Curiosas: Elías moreno

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy