Foto: Diario La Prensa de MoqueguaCobresol, ya descendido, pudo no presentarse este domingo, pero se dio el lujo de golear a un Sport Huancayo falto de ideas y que recibió tres rojas. El sorprendente 4-0 aprieta la clasificación a la Sudamericana .

 

¿Quieres ver más fotos del partido? Entra a la galería en el Facebook de DeChalaca.com

El capo: Tío Lucas

Lucas Rodríguez abrió el camino del gol para el equipo dorado de Moquegua. Con un tanto a los 21’, sumó su tercera conquista en lo que va del campeonato. También generó el penal tras ser trabado por el novel Juan Fernando Mori, lo cual encaminaría al equipo de Octavio Vidales a una goleada histórica en Moquegua.

La clave: Sin variantes

EL CAPO. Leandro Rodríguez fue la figura de un combativo Cobresol. El argentino se hizo presente en el marcador y complicó en demasía a Figueroa y compañía. (Foto: Diario La Prensa de Moquegua)Todo anunciaba que Cobresol, de presentarse, alinearía a un equipo bastante joven, como lo hizo ante Cienciano. Sin embargo, los jugadores dorados dejaron atrás las deudas y dolores de cabeza en los cuales están inmersos para enfundarse sus camisetas atigradas y saltar al gramado del 25 de Noviembre. Los dorados formaron con un 4-línea-2 desde el arranque, sistema en el que Leandro Rodríguez y Jaime La Torre intercambiaban los roles de volante por derecha y segundo delantero, este último acompañante del único referente de área, Lucas Rodríguez.

En la otra mano, a Wilmar Valencia le costó la falta de variantes en su banco, pues, con apenas cuatro suplentes -incluido el portero Sebastián Cuerdo-, no pudo darle otra perspectiva de juego a Sport Huancayo por no encontrar las herramientas necesarias tras las tempranas expulsiones de sus zagueros. Arrancó con un 4-1-4-1, en el que Luis Alberto Hernández fue el gran sacrificado: de ser único hombre de contención, por minutos también pasó a ser único central, acompañado de dos falsos stoppers como Renzo Reaños y Luis Román Ojeda, quienes se veían en la necesidad de proyectarse por las bandas cuando los contragolpes comenzaban. 

La calamidad: Torre de Babel

¿Cómo calificarlo de fijo en el campo? No es que Jaime La Torre derroche empeño; tampoco es un as con el balón ni un arma peligrosa en ataque. ¿Si no está bien físicamente, para qué arriesgar su propia integridad? Su temprana salida, acusando una lesión, solo pudo traer complicaciones en el trayecto del juego para los intereses de los moqueguanos. Su inclusión en el once inicial de Cobresol siempre causa extrañeza, pues que haya hombres jóvenes como Sipirán -cuando juega de delantero- o Cordero –cuando juega de volante- hace creer que las oportunidades son cortas para ellos. Caso contrario es el de La Torre, que ya no es un jovencillo pues a sus 26 años solo ha deambulado por las bancas de cuanta camiseta le tocó defender o verse relegado en las concentraciones por sus constantes lesiones.

La joyita: El sí de Sipirán

Para proponer en ataque, Felipe Sipirán ingresó a los 65’ con la consigna de generar jugadas de peligro y tentar estirar el marcador. Ya a los 81’, sería el encargado de decretar la goleada para el equipo abrumado por las deudas: con un certero puntazo, batió la valla de Joel Pinto, poniendo el 3-0 definitivo.

El tapadón: Madrugador

Apenas a los 5’ de haber iniciado, Michael Sotillo salvó su resistencia tras desviar el fuerte remate de Ryan Salazar al tiro de esquina. El arquero dorado recordó sus mejores actuaciones con el equipo cobrizo y anduvo atento bajo los tres palos del 25 de Noviembre.

El cambiazo: Buena mano

LA CLAVE. El 4-línea-2 que propuso Cobresol complicó de principio a fin al fondo de la zaga huancaína. Pinto sufrió la caída de su arco cuatro veces. (Foto: Diario La Prensa de Moquegua)Juan José Pérez y Felipe Sipirán, únicos cambios dorados, fueron productivos desde el banquillo. Hombres con trabajo ofensivo, dieron frutos tras anotar a los 59’ y 81’ respectivamente, haciendo notar que Octavio Vidales dio en el clavo con sus sustituciones.

El estreno: Murió en el intento

Magro debut para el joven Juan Fernando Mori, central de Sport Huancayo, quiem debutó ante la necesidad de hombres de su puesto en el campo. Con la ‘16’ en la espalda, ingresó a los 51’ por Cristian Guevara, pero se fue temprano a las duchas: sus amonestaciones a los 57’ y 73’ -con penal incluido-, hicieron que una merecida roja fuera mostrada para el lamento de los huancaínos.

Kazuki Ito: ¿Fue o no fue Legario?

Último hombre y tocó el balón con la mano para evitar el duelo del delantero con su portero: expulsión para Miguel Araujo. Reclamo airado hacia la máxima autoridad en el campo: expulsión para Anier Figueroa. Falta al último hombre, que pudo complicar de nuevo a Pinto: segunda amarilla y expulsión para Juan Fernando Mori. ¿Algo para reclamar tendrá Huancayo?

Fotos: diario La Prensa Regional de Moquegua

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

Chalacas de Vista: Ambivalencia

Comentarios (3)add
...
escrito por nilton , noviembre 11, 2012
Igual huancayo ya esta en la sudamericana... Vamos Matador. con poco presupúesto la luchamos ...no como otros "AL" que se vayan a la baja con todo y manco....
...
escrito por Calamaro , noviembre 12, 2012
xezu... vamos mi Sport Huancayo si se puede!!!
...
escrito por Juan Carlos Castillo , noviembre 12, 2012
¿Alguna vez Sport Huancayo sacará un jugador huancaíno?
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy