La dramática definición por penales en el Nacional dejó una pregunta clavada en el corazón de la hinchada de Municipal: ¿por qué Masakatsu Sawa no ejecutó alguno de los penales de la ronda en vez de Gonzales Vigil o Zela?
    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Deportivo Municipal quedó eliminado de la final del Descentralizado con la cabeza en alto, pero con el ánimo bastante herido. La sensación en tienda edil es unánime: la definición por penales se fue de las manos del modo más increíble, casi en analogía perfecta con el disparo que Erick Delgado le contuvo a Alfredo Ramúa a mano cambiada pero tras lo cual el balón, en un efecto extraño, dio dos botes en el suelo para acabar metiéndose al arco del 'Loco'.

La sensación, en este caso ya generalizada, es unánime: con el penal del 'Chapu' atajado, la definición estaba liquidada. Tres penales perdidos es demasiado para cualquier equipo, y la solvencia de Jersson Vásquez para la ejecución posterior tampoco dejó dudas sobre la capacidad del lateral para patear con solvencia. El problema, como es conocido, tiene que ver con los disparos al cielo de Juan Diego Gonzales Vigil y Adrián Zela: dos jugadores muy queridos por la hinchada, pero con virtudes no necesariamente asociadas con el disparo certero. Por ende, abundan las preguntas post partido sobre las razones que llevaron a incluirlos en la lista de pateadores por encima de otros jugadores.

Al respecto, sin embargo, cabe puntualizar que ni Gonzales Vigil ni Zela son completamente ajenos a los disparos con pelota detenida. El 'Lobo' lleva seis goles convertidos con Municipal, todos el año pasado; de ellos, dos fueron de penal (a Cienciano y a Real Garcilaso) y uno, de tiro libre (a Alianza Lima). En tanto, 'Bam Bam' tiene cinco goles convertidos con la franja entre 2014 y 2016; de ellos, uno -el primero que marcó en la máxima categoría- lo convirtió de tiro libre, ante Ayacucho en el Apertura.

Adrián Zela el penal que envió a Cristal a la final. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Por tanto, la principal pregunta no es por qué fueron incluidos: queda claro que tenían ciertas credenciales y que las potencias rematadoras de ambos podían llevar a creer a cualquier entrenador -Marcelo Grioni en este caso- que era una apuesta acertada ponerlos en nómina. Más bien, la interrogante es por qué otros jugadores con mayor experiencia rematadora no se pararon ante el balón, y en esa línea la primera decisión poco comprensible del comando técnico edil es haber retirado del campo a Maximiliano Velasco y Pablo Lavandeira, sus dos principales penaleros, con tres y dos tantos convertidos por esa vía esta temporada, respectivamente.

Encima, si se atiende al hecho de que Velasco y Lavandeira dejaron el campo a los 86' y 91'+, respectivamente, era casi implícito entender que Grioni estaba pensando en los penales cuando decidió los ingresos de Masakatsu Sawa y Lucas Simón por los salientes. De hecho, según declaraciones posteriores de algunos jugadores ediles a la TV, la salida de ambos alteró la lista inicialmente planteada para los disparos. DeChalaca pudo recoger de allegados a la dirigencia del club la sorpresa generalizada por la decisión, y de hecho la buena ejecución de Lucas Simón en el segundo penal edil pareció darle la razón al entrenador.

Entonces, ¿por qué Sawa no pateó? Solo el propio ídolo nipón podría responder si él tuvo alguna incidencia sobre la decisión, aunque posiblemente haya existido buena base para respaldarla: aunque parezca extraño, ninguno de los 32 goles que el japonés tiene marcados con la franja en el pecho fue anotado de penal. De hecho, desde el regreso de 'Muni' a Primera, Sawa solo pateó un penal: nada menos que a los 97'+ en aquel empate 3-3 ante Sport Huancayo en Villa El Salvador por el Apertura 2015, cuando Joel Pinto le atajó el disparo que habría significado un triunfo clave en la lucha por el liderato de aquel torneo.

Se lamenta Sawa luego de falla un penal ante Huancayo en 2015. (Foto: Andina)

¿Habrá aquel penal errado por Sawa ante Huancayo influido en la conformación final de la lista? Lo cierto es que, a la luz de antecedentes estrictamente numéricos, tanto Gonzales Vigil como Zela tenían mayor aval que el ídolo para ejecutar. Y por supuesto, bastante más que Aldo Corzo, a quien también algunas voces -acaso por ser el jugador edil de mayor repercusión mediática actualmente por su buen momento en la selección- reclamaban como posible ejecutante cuando jamás en su carrera ha disparado un penal. Como fuere, los penales pueden tener mucho de método, pero si ahora se habla de todo esto es porque en la ruleta edil dos de ellos resultaron pateados muy, pero muy arriba.

Fotos: Pedro Monteverde y Raúl Chávarry / DeChalaca.com, Andina


Leer más...

La crónica del Cristal 1(3) - Municipal 0(2): Seco y volteado

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy