Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comLa selección peruana enfrenta por partida doble a Paraguay en un lapso de tres días, pero en 1983 se tuvo al mismo rival, en partidos de ida y vueta, en un lapso aún menor: en apenas 48 horas Perú jugó ante los guaraníes en amistosos también con miras a la Copa América.

 

Paraguay, con Víctor Genes a la cabeza, sacó un ajustado triunfo en Luque, el primero de los dos partidos con los que Perú cierra el ciclo de partidos amistosos que disputó en 2014. Pero la revancha está a la vuelta de la esquina pues tres días después ambas selecciones se vuelven a enfrentar, esta vez en Lima, donde el combinado de Pablo Bengoechea tiene la opción de cobrarse la revancha.

Algo similar pasó en 1983, cuando blanquirrojos y albirrojos jugaron dos encuentros de ida y vuelta apuntando a lo que les tocaba afrontar en la Copa América de ese mismo año.

Procesión agónica

Era octubre cuando el campeonato sudamericano entró a las Semifinales. Uruguay, Brasil y Perú clasificaron a esta etapa al culminar en el primer lugar de sus respectivos grupos, mientras que Paraguay se les unió directamente al ser el vigente campeón del torneo. A ambos les tocaba jugar el 13 de aquel mes su primer compromiso, por lo que tuvieron la idea de enfrentarse para llegar a punto a sus respectivos partidos.
Peru y Paraguay en el estadio Nacional cuando ambas selecciones se enfrentaron en octubre de 1983 (Recorte: diario La Crónica)
Al combinado peruano lo dirigía Juan José Tan, que el miércoles 5 por la noche en el estadio Nacional debió parchar las bajas por lesión de Rubén Díaz y Jorge Olaechea en su once titular, el mismo que tuvo a Enrique Bravo en el arco; Jorge Ramírez, Jaime Duarte, Pedro Requena y José Aguayo; Luis Reyna, José Casanova y Rodolfo Chávarry; Eduardo Rey Muñoz, Franco Navarro y Alberto Mora. A los paraguayos los dirigía Ramón Rodríguez, que envió al campo al ‘Gato’ Roberto Fernández; Juan Torales, Rogelio Delgado, Óscar Surián y Justo Jacquet; Julio César Romero, Aldo Florentín y Gustavo Benítez; Ramón Hicks, Víctor Morel y Alfredo Mendoza.

El encuentro al mando del árbitro Alfonso Postigo se mostró parejo solo en la primera mitad, que acabó sin goles, pues en el segundo tiempo apareció ‘Romerito’ a los 64’ para con un golpe de cabeza abrir el marcador tras un tiro de esquina. Los 5,660 espectadores vieron luego cómo Perú no pudo evitar perder el orden al salir en busca del empate, lo que en los descuentos le costó recibir un nuevo tanto, esta vez con un penal que Florentín se encargó de convertir en el 0-2 final.

La derrota se tomó sin mayor drama, en buena parte porque no hubo tiempo para ello pues de inmediato hubo que partir hacia Asunción para cumplir con el siguiente choque el viernes 7 de octubre en el Defensores del Chaco, aunque para intentar no repetir la historia se dieron varios cambios. José Gonzales Ganoza, el ‘Panadero’ Díaz, Roberto ‘Cucurucho’ Rojas, Jorge Olaechea, Pedro Bonelli y Juan Caballero ingresaron al equipo para acoplarse con Duarte -que pasó a jugar en la volante-, Ramírez, Requena, Reyna y Navarro. En Paraguay, en cambio, solo se dieron tres variantes: Darío Figueredo cubrió el puesto del lesionado Jacquet, Roberto Cabañas jugó por Morel, mientras que Víctor Ferreira reemplazó a Hicks.
Así fue el gol de Julio César Romero en el arco peruano la vez que Paraguay ganó 0-2 en Lima (Recorte: diario La Crónica)
Al final de nada le valió rearmar el equipo a Tan ya que a los 13’ Cabañas marcó el primero de los goles señalados por el juez FIFA Roberto González. Luego, a los 20’, apareció Julio César Romero para sacar provecho de un error de ‘Caíco’ y aumentar la cuenta, y a los 36’ nuevamente Cabañas se hizo presente al contar con amplia facilidad de la defensa para ingresar libre al área. Solo el descuento de Juan Caballero a los 40’ le inculcó ánimos al cuadro peruano al final del primer tiempo, pues en la segunda mitad se terminó por despintar a los 75’ cuando ‘Romerito’ volvió a batir la valla peruana, tal como lo había hecho en Lima, para sellar el 4-1 con un cabezazo.

Tras los amistosos la crítica general remarcó la pobre actuación individual y colectiva de la selección peruana. Pocos nombres se salvaron, aunque a fin de cuentas hubo que hacer de tripas corazón para sobrellevar el mal momento porque Uruguay, el rival en serio por la Copa América, había sacado apuntes de lo visto en suelo paraguayo por medio de su técnico, Omar Borras, que presenció las acciones en vivo junto a su par brasileño Carlos Alberto Parreira.

Y ahí nomás se acabó la historia de Perú en el torneo continental, eliminados por la celeste en un mes que resultó nefasto y que significó el fin del ciclo de Juan José Tan al frente de la selección.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy