Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comA quince años de la recordada huelga de futbolistas que hizo colapsar el Clausura 2003, vale rescatar las postales que dejó el partido más peculiar disputado con juveniles: un Alianza Atlético - Atlético Universidad muy significativo para los registros estadísticos, las acusaciones de traición y las agresiones -lanzamientos de huevos de por medio-.

Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

Se cumplieron quiinnce años de aquel recordado Clausura 2003, que acabó al guerrazo y que dejó como postales finales a juveniles experimentando el rigor de un debut profesional peculiar. Todo esto en el marco de una huelga de futbolistas que pedían un trato más adecuado para un Descentralizado que no vivía su mejor época.

DeChalaca también supo explicar que estas medidas fueron, finalmente, necesariamente para la mejor del torneo local. Normas más justas para los jugadores y una profesionalización del certamen fueron parte del crecimiento. La FPF determinó que Alianza Lima sea el ganador de dicho certamen. Pero más allá de la estadística, es interesante repasar algunas imágenes que llevaron esto a un final tragicómico, como el triunfo de Alianza Atlético por 5-3 ante Atletico Universidad en Sullana, el 23 de noviembre de 2003.

 

Néstor Candia ya se había ganado el reproche de los futbolistas general y la Agremiación pues era el único profesional en medio de juveniles en el Cienciano - Wanka. Sin embargo, luego fue Alianza Universidad el que presentó a 4 profesionales en el once inicial, entre ellos Augusto Rossel, quien ese día anotó de penal en el descuento arequipeño. Rossel pasará a la historia como una de los arqueros goleadores en la máxima categoría.

 

Aunque había un acuerdo entre los jugadores profesionales por no jugar, Atlético Universidad presentó a 4 de esta categoría: Carlos Vásquez, Gustavo Begazo, Luis Baca y el ya mencionado Augusto Rossel. La aparente traición no fue bien tomada por algunos colegas, con Leao Butrón y Fernando Masías, que entendían rebeldía.

 

No pasó desapercibido el nombre de César 'Chalaca' Gonzales, pues las alineación de estos jugadores pasó por su responsabilidad. Como era de esperarse, los dimes y diretes llegaron de todos lados, como la de Pedro Ruiz, entonces DT de Huaral que acató con alinear solo Sub-20 que lo tildó de fracasado. ¿Y 'Chalaca' qué dijo? Pues, que tenían contrato amateur.

 

Y si a 'Chalaca' Gonzales le dijeron traidor, desleal y sinvergüenza, los jugadores del cuadro granate no fueron necesariamente aplaudidos. Cuando precisamente Rossel, Vásquez, Begazo y Baca estuvieron por salir de la cancha, fueron recibidos con huevazos en el rostro.

 

Al margen de lo pintoresco, ¿se puede rescatar algo desde lo futbolístico en ese Alianza Atlético - Atlético Universidad? Claro que sí, la aparición de un goleador. Desde el pueblo de Malingas, Roberto Jiménez presentó sus credenciales: marcó el primer hat trick de su carrera.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Recortes: diario El Bocón


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy