Foto: ConmebolEn cotejo definido en la primera mitad, Defensa y Justicia superó a Coquimbo Unido por 4-2 y selló su clasificación a la final de la Sudamericana. Con triplete de su estrella Braian Romero, los de Hernán Crespo consiguieron un histórico resultado y buscarán frente a Lanús su primer título internacional.
Gianni Rivera | @gianni_rc
Redactor

Defensa y Justicia jugará una final internacional por primera vez desde su fundación en 1935. Para ello, en estricto, le bastaron 45 minutos. Los primeros del lance disputado en el Norberto 'Tito' Tomaghello, estadio que hace no mucho disfrutaba del enconado ascenso argentino; un lapso en el cual sacó a relucir todo su potencial ofensivo, el cual puede ser caracterizado por la intensidad, la dinámica y la verticalidad. Estos conceptos permiten hablar de un equipo de carácter eléctrico, que, con el suplemento de letalidad de cara al gol aportado por Braian Romero -esta vez anotador de un hat trick- demostró  consolidarse a nivel continental a partir de una identidad de juego definida. Igual no se lo puso fácil Coquimbo Unido, un equipo agresivo y animoso que en el segundo tiempo llegó a inquietar de forma continua la portería de Ezequiel Unsain; pero el ‘Halcón’ terminó el cotejo manejando el balón y haciendo gala de la fortaleza de la propuesta futbolística de Hernán Crespo, ahora voceado para calzarse buzos de amplia fama.

La Pizarra: Creencia justificada

Defensa y Justicia: Hernán Crespo alineó su acentuado 3-1-4-2, esquema sumamente dinámico que tuvo como ancla a Enzo Fernández y como carrileros aplicados en sus funciones a Francisco Pizzini y a Rafael Delgado. Más adelante, Valentín Larralde fue protagonista por sus movimientos para encontrar espacios a espaldas de la línea de medios del ‘Pirata’ y sus asistencias, mientras que Eugenio Isnaldo también se acopló bien al funcionamiento ofensivo del ‘Halcón’. En punta, la dupla conformada por Walter Bou y Braian Romero expuso una sincronización y entendimiento definitorio para el resultado del lance; no de causalidad dos goles del segundo —que tiene una gran capacidad para interpretar y llegar con potencia a los espacios vacíos— llegaron mediante notables asistencia a la espalda de la última línea de la 'Panterita'. Entre los ingresantes en el complemento, que no cambiaron el esquema táctico, destacaron especialmente Washington Camacho y Ciro Rius, claves para cuidar la posesión del balón en los últimos minutos.

Coquimbo Unido: Juan José Ribera consideró que su equipo debía salir a arriesgar y a luchar por la clasificación de igual a igual en Florencio Varela, por lo que envió al césped del Norberto 'Tito' Tomaghello un 3-4-2-1 de vocación ofensiva. Así, el cuadro pirata se puso, en menos de 10 minutos, por delante en el marcador con anotación del volante creativo Rubén Farfán, pero lo que pasó en los minutos posteriores fue de terror: recibió cuatro goles prácticamente imposibles de remontar. Si bien con la conducción de Joe Abrigo, la salida clara de Jorge Gatica y la experiencia de Lautaro Palacios en la delantera el cuadro de la IV Región chilena mostró argumentos al momento de atacar, su descoordinada línea defensiva de tres, que no encontró apoyo de los carrileros, denotó demasiadas fisuras. Cuando ya todo estaba cuesta arriba, ingresaron positivamente el defensor Nicolás Berardo -dotó de orden a la zaga- y Felipe Villagrán, quien se animó a ensayar algunos remates y generó jugadas de peligro.

El Capo: Explosión pura

Romero y el delirio de todo Florencio Varela: sus tres goles liquidaron a Coquimbo Unido e hicieron historia para el 'Halcón'. (Foto: AFP)  

Braian Romero, la gran figura del cuadro de Hernán Crespo, ratificó su espectacular momento futbolístico y marcó la pauta para que el ‘Halcón’ esté en la final de la Copa Sudamericana. En el primer gol de su equipo, tras ganar la espalda a la zaga pirata con velocidad, le dio la asistencia a Pizzini. En el segundo, bien ubicado, conectó el balón para vencer a Matías Cano. Y en los dos tantos restantes, atacó bien el espacio para recibir los pases de Bou y definir con fuerza frente al golero aurinegro. Además de ello, el ex Independiente estuvo fino para cada conducta propia de la labor ofensiva, lo cual permite pensar que su performance en este encuentro quedará como una de las mejores en la historia del certamen continental.

Kazuki Ito: Aprobados

El juez colombiano Andrés Rojas no se hizo problemas para conducir un partido de ritmo intenso. Ante la frustración y desconcierto de ver reducidas sus posibilidades de llegar a la final, algunos jugadores del cuadro visitante empezaron a entrar con excesiva violencia, por lo cual el réferi les repartió con criterio cinco tarjetas amarillas. Más allá de los fallos habituales -más vinculados a no cortar el flujo del juego-, la terna colombiana complementada por el paraguayo Arnaldo Samaniego como cuarto auxiliar no tuvo mayor injerencia y cumplió una positiva labor en términos generales.

Los Goles

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Defensa y Justicia 4 - Coquimbo Unido 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy