Foto: EFEIndependiente del Valle ratificó su magnífico momento y despachó a Caracas con un 2-0 inapelable. Los rayados no la tuvieron fácil para encontrar la ruta del gol, pero una vez lograda la ventaja se encaminaron a sus primeros cuartos de final de Sudamericana.
Larry Jalk | @LarryJalk
Redactor

El Capo: El precio de ser veloz

Una palabra define la actuación de Ángelo Preciado: desequilibrante. El lateral nacido en Shushufindi la pasó encarando y haciendo daño por la banda en ataque. Hasta asistió para que sus compañeros anotaran, pero nadie lo aprovechó.

La Pizarra: Replanteo que no funcionó

El 4-trapecio-2 fue el esquema inicial de Miguel Ángel Ramírez que, por momentos, pasaba a ser un 4-3-2-1 con Preciado como extremo derecho y Cristian Dájome por el izquierdo, para dejar como único punta a Alejandro Cabeza. El juego de Independiente del Valle pasó más por las bandas y lo que sus hombres podían mostrar en el uno contra uno. La constante ayuda de la primera línea de volantes no solo en defensa, sino también en ataque, hizo que el primer gol llegara en los pies de uno de los hombres de esa zona. Ya con el 2-0 a favor, todo cambió: Preciado y Cabeza dejaron el campo para los ingresos de Jhon Sánchez y Roberto Garcés, a fin de cuidar el resultado.

Por su lado, Noel Sanvicente no pudo encontrar la respuesta en los cambios. Luego del primer tanto, Daniel Saggiomo y Carlos Espinoza hicieron su ingreso para buscar la hazaña, pero en su búsqueda terminaron dando espacios en lo defensivo y sufrieron el 2-0. Richard Celis y Jesús Arrieta fueron los atacantes en un 4-línea-2 que se paró bien, que defendió sufriendo por bandas y sostuvo el empate hasta donde pudo.

La Clave: Ritmo parejo

Ya en la primera parte Independiente del Valle había hecho daño, y en el segundo tiempo el despliegue físico de los negriazules se mantuvo incólume para así encontrar los dos goles de la clasificación. Los locales basaron buena parte de su victoria en ese diferencial respecto de su rival.

La Joyita: La mandó donde quiso

A los 61', luego de una serie de pases, el balón le quedó preciso a Alan Franco, quien desde fuera del área disparó para anotar un verdadero golazo. El tiro del volante fue esquinado, con el efecto necesario para que ese balón durmiera en la valla rival.

El Jugadón: Los mató

Caracas FC fue al frente para buscar el empate, pero sobre los 77' no pudo aprovechar un tiro de esquina. Independiente del Valle le sacó provecho a la inferioridad defensiva para así, mediante un contraataque que nació desde su área, cerrar el partido con la definición a la carrera de Cristian Dájome.

El Tapadón: Exigencia

En la primera parte, gracias a un tiro libre. Bernardo Añor disparó de modo potente y exigió al arquero Jorge Pinos, quien con lo justo pudo colocar la mano y evitar la caída de su arco. ¿Cuánto podría haber cambiado el trámite si entraba ese balón?

La Cancha: El Valle de unos pocos

Ya se sabe hasta la saciedad que el Olímpico Atahualpa le queda grande a un Independiente del Valle que el poco arrastre que despierta lo concentra en Sangolquí, a unos 20 kilómetros del centro de Quito. Igual, los fieles negriazules que se dieron cita al Coloso del Batán hicieron bulla y gozaron con la clasificación entre los ocho mejores de la Sudamericana.

Kazuki Ito: Se tomó su tiempo

Leodán González, cuestionado en la última Copa América por su participación al frente del VAR en la semifinal entre Brasil y Argentina, esta vez se tomó -como réferi principal- buen tiempo en algunas jugadas para revisar las cámaras. Aunque sus decisiones no fueron determinantes, no dejó de llamar la atención su excesiva paciencia para apreciar las imágenes. Pero por lo demás, el uruguayo estuvo atento y oportuno para cobrar las faltas y sacar las tarjetas amarillas.

Los Goles

Fotos: EFE


Leer más...

La ficha del Independiente del Valle 2 - Caracas 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy