Foto: Ovación DigitalCerro dominaba el encuentro, pero una decisiva reacción de Montevideo Wanderers consumó un 0-1 que acabó con la aventura internacional del cuadro villero que paliaba su dura situación institucional. El equipo bohemio fue letal en el gol de Pastorini y se coló a octavos gracias a la victoria en el Luis Franzini.

Miguel Marca | @migueelmarca
Redactor

El Capo: El bohemio pastor

Rodrigo Pastorini fue letal de cara al gol, pero lo suyo no pasó solo por eso. Su entrega y empuje consiguieron que los centrales de Atlético Cerro, Federico Alonso y Agustín Hernández, sufrieran al ir en su marca. El barbudo ariete fue el referente indicado para el estilo de juego que ejecuta Montevideo Wanderers.

La Pizarra: De puro desorden

Richard Martínez, ya asentado como DT de Atlético Cerro más allá del interinato, planteó un 4-3-3 afectado por las lesiones en el que ninguna de sus piezas ofensivas- Nicolás Roldán, José Luis Tancredi o Pablo Olivera- mostró efectividad de cara al arco. Es cierto también que el villero nunca fue un equipo que se hiciera menos ante el rival.

Román Cuello, por su parte, ordenó un 4-2-3-1 que terminó siendo un 4-3-3. Esa variante táctica respaldó el juego que condujo al gol de Pastorini, conseguido tras un pase del lateral Federico Barrandeguy quien, cual '10', le mandó un gran pase al delantero para que este anotara a la carrera.

El Jugadón: Pase bien filtrado

 

Así, Pastorini, muy atento en ofensiva, no desaprovechó el pase muy bien filtrado por Federico Barrandeguy, quien le puso el balón en el espacio libre de la zona izquierda. El '14' bohemio anotó con un derechazo corto tras la salida del portero Federico Formento.

El Tapadón: Cuando no puedes con las manos

A los 51', Pablo Olivera remató de modo violento con derecha. Sin embargo, Ignacio de Arruabarrena estaba bien ubicado y atajó el balón con la pierna izquierda. El golero bohemio le puso así candado a su arco.

El Duelo: Para nada Bueno

Cuando corrían 26', Gastón Bueno despejó un balón con la pierna izquierda que dirigido con cierta intención visible, terminó impactándole seriamente a Santiago Viera. Esto fue observado por el asistente Julio Fernández, quien denunció la acción, por lo que el defensa boheio terminó amonestado.

La Clave: La actitud levanta

 

El penal errado por José Luis Tancredi le dio un giro un encuentro que claramente dominaba Cerro. De hecho, a partir de ese punto de quiebre Montevideo Wanderers sintió un envión anímico que le permitió dominar desde los 30' hasta el final un duro encuentro que incluyó fuertes agresiones por parte de los locales, que terminaron cayendo en la desesperación.

La Calamidad: Perdió crédito

De hecho Tancredi, hasta los 30', venía teniendo una actuación de mucho aplomo, como que era el más cercano al gol. Sin embargo, lo suyo solo quedó en intenciones, pues además del comentado penal que erró, fue expulsado a los 93'+.

Kazuki Ito: De licencia tardía

Los asistentes Juan Pablo Bellati y Julio Fernández llamaron la atención del continente por usar chalecos como banderines, dado que estos no llegaban al Luis Franzini. Más allá de la curiosidad, el árbitro Facundo Tello no afrontó inconvenientes tanto en las amonestaciones como en la expulsión de Tancredi.

Los Goles

Fotos: Ovación Digital


Leer más...

La ficha del Cerro 0 - Montevideo Wanderers 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy