Foto: AFPCon gol de Vecchio, Rosario Central venció 1-0 a un inexpresivo Táchira y selló su clasificación a cuartos de final de la Sudamericana. La gran performance del golero Christopher Varela impidió al cuadro canalla estirar la diferencia.
Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

Pintaba para ser figura el golero Christopher Varela, pues le había ganado dos manos a mano al mexicano Luca Martínez Dupuy: dos remates a quemarropa que barajó a puro reflejo. Era el sostén de Deportivo Táchira, que jamás pudo cortar el juego de Rosario Central y tampoco pudo hilvanar una jugada que obligar al 'Canalla' a tomar recaudos en el fondo. Por ello, la 'Academia' rosarina fue un solo de ataque; y cuando ya empezaba a desesperarse Cristian 'Kily' González, apareció el definitivo Capo de la cancha, Emiliano Vecchio, para escabullirse por el callejón que le dejó la zaga aurinegra para eludir a Varela con una finta y pasar por caja. Se acababa el primer tiempo y en ese momento concluyó la serie, pues los de San Cristóbal carecían de armas para poner en riesgo la clasificación local.

El 'Kily' González envió al campo un 4-trapecio-2, en el que destacó el lateral derecho Damián Martínez, quien permanentemente se descolgaba en ataque para elevar el volumen ofensivo canalla. Delante de los zagueros se situó Emiliano Vecchio, quien desde allí elaboró el juego del equipo, con suficiente físico para llegar al área contraria. Su pareja fue Pedro Ojeda, quien dispuso de libertad para lanzarse al ataque, pues no tenía a quién marcar. Abierto por derecha quedó Diego Zabala, quien junto a Martínez tuvo a mal traer a José Luis Granados, mientras que por izquierda corrió Luciano Ferreyra. Arriba se ubicó el mexicano Martínez Dupuy, bastante activo aunque sin éxito de cara al gol, y Alan Marinelli se movió por las bandas. El equipo le respondió al 'Kily', quien por eso solo metió mano al once en los últimos 10 minutos para hacer descansar a sus dos puntas.

Juan Domingo Tolisano, por su lado, envió un 4-2-3-1 en el que el peso del partido descansó en el golero Varela, responsable directo de que los de San Cristóbal no regresaran a casa con la maleta llena. Delante de la zaga se pararon Francisco Flores y David Zalzman, quienes poco pudieron hacer para frenar los embates canallas. Delante de ellos fueron Gerson Chacón, Michael Covea y Freddy Góndola, quienes tenían la función de complicar al fondo canalla pero jamás entendieron lo que se estaban jugando. Arriba, Anthony Uribe, cual Robinson Crusoe, fue fácilmente tomado por la zaga canalla.

Así definió Vecchio para sellar el único gol de la noche en el Gigante de Arroyito. (Foto: AFP) 

El problema del 'Carrusel Aurinegro' fue que nunca ocupó bien los espacios: amontonaba gente en el medio pero iban a marcar de a uno y no en bloque. Por ello, Central fácilmente abría el juego por las bandas y luego retornaba al centro. En el complemento Tolisano varió la línea media y la de ataque, pero quedó la sensación de que si jugaban un día más, Táchira no iba a gritar un solo gol en el Gigante de Arroyito.

Fue, sin duda, un triunfo inobjetable el de Rosario Central, un equipo interesante de mitad de campo hacia adelante, aunque habrá que verlo ante un rival más sólido en el medio y que lo exija en el fondo. Red Bull Bragantino asoma en el horizonte y la exigencia que pueda plantearle será sin duda mayor.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Rosario Central 1 - Táchira 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy