Foto: AFPLDU tuvo que esperar hasta el ocaso del partido para vencer a Athletico Paranaense por 1-0. El cuadro albo nunca dejó de remar para llevarse la victoria y logró su recompensa con el tanto de Reasco.
Yván Aguilar | @YvanAguilarMor1
Redactor

Se dice que la esperanza es lo último que se pierde, y para LDU, que llegaba de apear a un favorito como Gremio, el predominio brasileño en los torneos continentales no es una máxima. Con la altura de Quito a avor, el equipo de Pablo Marini fue al frente desde el saque ante Athletico Paranaense y asustó desde temprano, con un servicio desde la izquierda de Christian Cruz que Matías Zunino conectó de cabeza para exigir a una lucida intervención al portero Bento.

Aquel fue un primer aviso para el 'Furacão', que intentaba salir jugando a ras de suelo pero se veía asfixiado por el ataque albo. Ante ello, los de António Oliveira buscaron el juego directo con balones largos a Nikão y David Terans, pero ambos estaban muy aislados en campo rival. La segunda pelota siempre fue para los volantes de LDU: entre Ezequiel Piovi, Jordy Alcívar y Matías Zunino se repartían el mediocampo de manera inteligente. Además, las trepadas de los laterales Pedro Perlaza y Cruz, además de la movilidad de Jhojan Julio y Luis Amarilla adelante, generaban desequilibrio por las bandas y el medio.

Para el complemento, el juego se niveló y cayó en un pozo. Ninguno de los equipos asumió el protagonismo del encuentro y primaron los roces, hasta que LDU volvió a tomar la iniciativa. Una gran jugada combinada entre Zunino y Amarilla terminó en un mano a mano de Julio contra el guardavalla Bento, quien de manera precipitada salió a cortar el balón y evitar la primera conquista del partido. El cuadro quiteño se internaba poco a poco en área rival y dejaba ciertos espacios para la contra rubronegra. Y, efectivamente, la visita encontró la oportunidad que buscó durante todo el juego: un gran pase filtrado de Nikão para Cittidani dejó a este último mano a mano con el portero Adrián Gabbarini, pero no pudo parar bien la pelota y la acabó mandando por encima del arco local.

Reasco entró para cobrar con un estiletazo, como el que acá saca ante la marca de Pedro Henrique. (Foto: AFP) 

Marini decidió entonces mover el banco para intentar nuevas alternativas en el medio: ingresaron Santiago Scotto -en su estreno-, Juan Kaprof y Djorkaeff Reasco. Justamente los dos últimos generaron el único tanto de la noche quiteña: Kaprfo lanzó un pase medio bombeado hacia el área, donde Reasco se desmarcó de gran forma para, con una media vuelta, mandar el balón al segundo palo de Bento, quien nada pudo hacer ante tan violento remate cruzado. Tras el gol, se desató la locura en la banca alba, con Marini celebrando con sus asistentes como reconocimiento mutuo por haber acertado con las variantes.

LDU, pues, saldó la ida con un triunfo que pesa más en lo anímico que en lo matemático; a pesar de no ser un dominador abrumador durante los 90’, el cuadro albo sí fue el equipo que más intentó llegar al arco rival y por eso partirá a Curitiba con una ligera ventaja. A Athletico Paranaense puede quedarle el favoritismo en lo que resta, pero también el deber de superar cierta apatía que esta vez lo traicionó en la altura.

Los Goles

Las Caletas

Las Fotos

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del LDU 1 - Athletico Paranaense 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy