Foto: Prensa FPFADT se consagró campeón de la Copa Perú 2021 tras derrotar en penales a Ugarte luego de un 0-0 muy parejo. Gracias al decisivo disparo atajado por Marlon Ugarte a Saúl Reyes, el 'Vendaval Celeste' militará nuevamente en la máxima categoría después 31 años de sufrida espera.
Kenny Nagahama | @Kenny_Nagahama
Redactor

La cada vez más lejana final de 2012 entre UTC y Alfonso Ugarte hacía que el seguidor del fútbol peruano tradicional extrañara la sensación de tener por seguro que el próximo inquilino de Primera División proveniente desde la Copa Perú fuera sí o sí algún equipo con tradición. En medio de un contexto atípico, los astros se alinearon para tener a dos equipos populares -y de altura- a la espera de volver a la máxima categoría luego de décadas -y en el llano-: los de la franja volvieron a ser convocados a la cita, esta vez para medirse frente al también emblemático ADT.

Las circunstancias parejas de tarmeños y puneños se extendieron también al trámite en San Marcos. Al menos todo fue así hasta el singular penal ejecutado por Saúl Reyes que significó el momento que la paridad entre ambos se quebró por primera vez. Aún lejos de sus tierras natales, hinchas de ambos conjuntos animaron la fiesta en los exteriores del estadio; en el interior de este, hasta treinta allegados de cada club pusieron en el palco principal la cuota de cánticos, griterío y algunos puyazos. No faltó tampoco la postal de los colegas de Radio Sudamericana de Tarma, con una narración entre lágrimas, luego del contundente penal que sin duda encumbrará al aclamado Gu Rum Choi como ídolo del 'Vendaval Celeste' para la posteridad.

No obstante, antes de la tanda, las principales emociones estuvieron concentradas en el primer tiempo. Con un 4-2-3-1, el equipo de Erick Torres ejerció su dominio territorial desde el inicio, y dio una sensación de ligera superioridad en algunos pasajes del juego. Saúl Reyes fue de lo más peligroso y autosuficiente, y tras una bajada de pecho de Elvis Payé tuvo la más clara para Ugarte en la primera mitad.

Allonso Dávila se anticipa a Aliaga. El extremo adetino fue de lo más incisivo hasta que se agotó. (Foto: Prensa FPF) 

Sin embargo, para los de la franja hubo una acción clave y condicionante. La lesión de César Medina, apenas pasados los 10' de juego, dejó fuera de combate a la 'Rata' y con eso el equipo del 'Charapa' perdió la opción de jugarle a Reyes por arriba con balones largos, especialidad del talentoso volante -y también del moreno ariete, ducho para recibir servicios aéreos-. El ingreso de Bryan Rojas -quien acabó sustituido en el complemento- forzó a Payé a desplazarse a la banda izquierda y a Moisés Machaca, ubicado inicialmente en este último sector, a sustituir a Medina por el medio.

Los dirigidos por Juan Carlos Bazalar, en tanto, se pararon con un 4-3-2-1, esquema en el cual destacaron el recorrido de Waldir Calderón -sobre todo en el primer tiempo- y el buen pie de Jardy Portocarrero para generar peligro. Fue justamente de la zurda del ex Deportivo Llacuabamba que salió un tiro libre muy bien atajado por Job Angles, y en el segundo tiempo un gran balón que Carlos Aliaga -el más peligroso en filas adetinas, al menos mientras el físico le duró- no llegó a conectar de cabeza.

El segundo tiempo decayó mucho respecto del primero; de hecho, no tardó en volverse un trámite de balones rechazados y prácticamente ninguna jugada colectiva bien elaborada. La volante ofensiva de Ugarte eventualmente desapareció, más allá de alguna conducción de Rojas. Reyes estuvo cada vez más y más lejos del área, y la figura de Gu Rum Choi en el fondo tarmeño convencía con solidez.

Ortiz se anticipa a Nelson Dávila. En un partido en el que las defensas primaron sobre los ataques, el zaguero ugartino fue el mejor del campo. (Foto: Prensa FPF) 

El ingreso de Sinclair García para hacer el recorrido por izquierda fue la cuota que otorgó al encuentro una pizca de emoción sobre el final. El último cuarto de hora tuvo en consecuencia a ADT con la convicción y superioridad en ataque que no había encontrado antes en todo el partido y, sin exigir directamente a Angles más de una vez, supo amenazar con evitar la tanda de penales.

No obstante, en momentos en que los cambios solo parecían de mero trámite o en todo caso sugerían que los técnicos ya tenían la cabeza puesta en la definición desde los doce pasos, una de las modificaciones llamó gruesamente la atención. Torres optó por sacar a Guillermo Vernal, su mejor especialista en balones parados y autor de los tres goles de penal que Ugarte había convertido en esta Copa Perú, para dar paso a Juan Carlos Asca.

Por eso, cuando el disparo de Reyes -quien, irónicamente, había más bien fallado el único penal que el cuadro de la franja erró en el torneo, en el primer partido frente a Credicoop San Román- fue atajado por Marlon Ugarte, el portero adetino, más de un puneño se tomó la cabeza como si una pesadilla se hubiera hecho realidad. Fue el único penal errado de los nueve que llegaron a ejecutarse, y el que en suma decidió la tanda.

Marlon Ugarte le ataja el penal a Saúl Reyes. Fue la jugada que decidió el destino de la Copa Perú 2021. (Foto: Prensa FPF) 

Lo que pasó después ya es historia: un equipo con abolengo al que muchos neófitos del fútbol local ya no tenían en el radar, en su retorno a la gloria luego de 31 años. Y lo que es mejor, de la mano de un luchador de la vida como Juan Carlos Bazalar que consiguió su tercera Copa Perú al hilo, para seguir prolongando los éxitos de una carrera repleta de satisfacciones, como la que hoy embarga a la 'Perla de los Andes'.

Los Goles

No hubo.

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del ADT 0(5)-0(3) Alfonso Ugarte

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy