Foto: Prensa FPFADT salvó en el estribo el 2-2 ante Los Caimanes gracias a un penal convertido por su flamante refuerzo Nelson Dávila. El 'Vendaval Celeste' suplió con capacidad de reacción las dudas remanentes en su funcionamiento colectivo.
Luis Pérez | @luisperezadrian
Redactor

¿Un punto más o dos menos? Para ADT la unidad rescatada en el estelar de la segunda jornada del octogonal supone una nueva oportunidad para, pese a tener un rendimiento discreto en ofensiva, poder corregir temas pendientes. Del lado de Los Caimanes, un equipo del que varios tramos del partido permitían destacar la eficacia como una virtud, los minutos finales acabaron desnudando un mar de malas decisiones e inseguridades defensivas inesperadas.

Como en la primera fecha, el salvador para los dirigidos por Juan Carlos Bazalar llegó desde el banco. Esta vez fue Nelson 'La Flecha' Dávila, quien en su estreno con divisa celeste -fichó antes de la jornada, tras su paso por Los Ángeles Negros- tuvo la enorme responsabilidad para ejecutar el tirpo desde los doce pasos ante Paúl Pantoja, quien venía de haber sido responsable directo del descuento. El veterano portero reptil se adelantó groseramente, pero ni aún así llegó al balón.

¿Pero cuál fue el error de Los Caimanes para verse envuelto en el contexto fatídico de los últimos suspiros del partido? Defínase como pasividad y exceso de confianza. Los de Marcial Salazar no supieron culminar en gol las jugadas gestadas tras los pésimos retrocesos de ataque a defensa de un desesperado ADT. Dicha licencia otorgada se terminó pagando por parte de los de Puerto Eten, y a un costo alto.

Cubas desequilibró por el carril derecho reptil. Aquí encara ante Inga y Quiquia. (Foto: Prensa FPF) 

Más allá de los puntos bajos del equipo 'Lacoste', vale decir también que fue notable el desempeño de Anthony Cubas, quien en más de una ocasión se disfrazó de atacante, embistiendo y apilando rivales por el camino. Quizá dicho atrevimiento –por cierto, traducido en el segundo tanto a favor de Los Caimanes- deba ser replicado por sus compañeros, a ratos carentes de dinamismo e intensidad en los metros finales.

En la otra vereda, los problemas son aún mayores. Para empezar, el escasísimo tiempo que tiene Bazalar al frente del equipo le impide tener el once inicial claro; a eso se suma el hecho de que todo ADT denota una evidente falta de condición física para sobrellevar el ritmo que exigen los partidos de esta Fase 4.

En todo caso, está claro que uno y otro no tienen resquemores en seguir experimentando sobre la marcha para encontrar resultados. Al 'Charapa' Salazar, por ejemplo, no le tembló el pulso para retirar del campo a su referente y figura Pierre Orosco, quien hizo gestos de sorpresa al ser sustituido por el loretano Junior Zambrano, flamante refuerzo reptil incorporado desde Nihue Rao. Al final no fue el mejor negocio, pues el DT de Los Caimanes prefirió mantener en el campo al experimentado Alonso Fernández, quien acabó cometiendo el penal que causó el empate adetino.

Hasta Taype se volcó al ataque para impulsar la igualdad a favor de ADT. Si algo le sobró al cuadro tarmeño, eso fue coraje. (Foto: Prensa FPF) 

Con el 2-2, ambos equipos se encuentran igualados con el mismo puntaje. Sin embargo, en un octogonal tan breve y -sobre todo- con tan poco descanso, las diferencias se irán maximizando en las oportunidades aprovechadas, como la que esta vez dejó pasar Los Caimanes para colarse a la punta.

Los Goles

La Caleta

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del ADT 1 - Los Caimanes 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy