Foto: Prensa FPFEn un partido de desenlace increíble, UD Parachique logró una sorpresiva igualdad con nueve hombres, Los Caimanes falló un penal en el minuto 90 y en tiempo de descuento, Zambrano se lanzó en el área chica para salvar al cuadro reptil. El 1-2 clasificó al equipo del 'Charapa' Salazar al Reducido.
Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

Al disputado entre Unión Deportivo Parachique y Los Caimanes le faltaba mucho para ser un clásico partido de definición: era monótono, desapasionado, sin algo aparente para el recuerdo. Ni el golazo madrugador de Isidro Arroyo para el elenco portoetenano ni la necesidad sechurana de tres goles de diferencia para continuar en el torneo teñían de emotividad a las áreas o la lucha por el control de la divididas; ni siquiera parecía despertar escozores la amenaza de que algunos marcadores podrían eliminar a ambos equipos y clasificar a un tercero, Unión San Martín.

Lo sorprendente fue cómo el cuadro reptil transitó tan rápido entre la clasificación, la eliminación y nuevamente la clasificación. Hubo 6 minutos de arranque movido, tras lo cual el partido cayó un largo pozo de tedio que se tragó la mayor parte del juego hasta que todo terminó de un modo electrizante. El punto de quiebre fue el gran gol de Arroyo, conquistado con un potente disparo desde fuera del área en el que el arquero César Sandoval observó cómo la pelota atravesó sus redes pegada cerca de la unión del travesaño y el poste izquierdo. Y el drama del final se agitó mediante un penal errado por Pierre Orosco en el minuto 90 y el posterior tanto angustioso de Junior Zambrano.

La cuota del 'Tsunami' al escenario álgido la habían aportado, primero, las expulsiones casi simultáneas de Cristian Dávila y Rony Torres. Y luego, a despecho de los dos compañeros menos en cancha, el momento en que César Ruiz se paró frente a la pelota para erigirse en el verdugo temporal de los reptiles. El 'Huevito' siempre se ha caracterizado por pegarle al balón de lejos: esta era una nueva oportunidad, a menos de un metro del área -el árbitro Augusto Menéndez decretó que la falta fue a centímetros de ella, aunque exactamente se había producido en la raya-. El exjotita acertó de un modo soberbio, en el que priorizó la dirección de la pelota antes que la potencia y la mandó muy pegada al parante. La euforia controlada de todo UD Parachique era mucho más que celebrar un gol dramático logrado con dos hombres menos y a puro empuje, a pesar de que los pocos minutos restantes hacían utópica una hazaña; era, ante todo el estallido de una rabia contenida ante el afán de no perder.

Arroyo celebra su golazo. El inicio asomó como un partido más manejable para Los Caimanes. (Foto: Prensa FPF) 

Fue singular que, junto a las situaciones antes descritas, los jugadores más representativos de cada equipo fueran protagonistas. Ruiz, el capitán de UD Parachique y con amplia experiencia en Primera y selecciones de menores, se cargó a su equipo y consiguió el comentado golazo de empate. Al frente, Pierre Orosco, referente del equipo reptil, no solo lanzó avisado el tiro penal, sino que el destino le brindó la oportunidad de resarcirse del error tras un rechazo del arquero Sandoval que le dejó la pelota frente al arco; empero, volvió a fallar -ya antes se había perdido dos claras situaciones de anotar-. La contradicción final fue irónica: Ruiz se marchó de la cancha con la desazón de la eliminación y Orosco celebró el pase a la siguiente ronda.

Por lo demás, causó sorpresa que en el banco de UD Parachique apareciera como técnico Álex Bartolo -habitual titular en la zaga, con el singular dorsal 99- ante la abrupta salida de Javier Atoche. El interino mantuvo el habitual 4-3-1-2 del 'Pitbull', pero cambió a varios jugadores que eran recurrentes titulares como el arquero Antohny Mamani, el volante Edwin Juarez y el atacante Jordy Reyes, quienes incluso no salieron en lista.  

Del otro lado, cuando Marcial Salazar dispuso el ingreso de Zambrano por Carlos Barrena exactamente en el momento del saque desde el círculo central tras el empate de Parachique, no se preveía que el loretano sería el protagonista central del trepidante tramo final. Los de Puerto Eten en ese momento estaban eliminados, pero pasaron del drama de la igualdad a la alegría del triunfo. Para ello volcaron todo el juego en campo sechurano, en medio de una tensión inigualable que gobernó los últimos 15 minutos.

Rodríguez pelea el balón con Sauñe. Fue poco lo que UD Parachique pudo hacer en ofensiva con dos hombres menos. (Foto: Prensa FPF) 

Lo cierto es que entre situaciones de gol erradas y un penal atajado, parecía que ahí se quedaba todo lo que la definición por el quinto lugar podía entregar de emotivo y atrayente. Hasta que un centro por derecha fue tocado a modo de taco por Zambrano: balón adentro y gol para que los ruegos arrodillados del utilero de Los Caimanes se oyeran y sus lágrimas de alegría confirmaran que el 'Lacoste' aún puede mordisquear el retorno al profesionalismo.

Los Goles

Las Caletas

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del UD Parachique 1 - Los Caimanes 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy