Foto: Prensa FPFEn un encuentro emotivo, con disparos de ida y vuelta y abundantes apuros, ADT logró una ardua victoria basada en su mejor puntería frente a UD Parachique, que perdonó varias veces. La contienda osciló entre la goleada y la igualdad, pero se saldó con un 3-4 a favor del 'Vendaval Celeste'.
Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

Tal como en un western de la década de 1950, hacia el segundo tiempo en las playas de Parachique urgían de un Muchacho que los salvara tras ser abatidos tres veces; así ingresó Yerzon Martínez y de dos fulminantes disparos con la izquierda provocó que el ocasional Jefe Mauricio Joya frotara las manos aliviado; la esperanza de la remontada albiazul se veía en el horizonte. En el medio, un intercambio de roces, forcejeos y golpes que el Sheriff Fernando Legario pasó por agua tibia, aunque aplicó la ley con algunas tarjetas amarillas que no restaron el ímpetu de ambos rivales. En esa línea, Unión Deportivo Parachique tomó la lanza e hizo temblar la retaguardia ADT, aunque nunca pudo despegar de las paredes el anuncio con las foto de Nelson Dávila ni de Sinclair García ni de Waldir Calderón y el wanted con la promesa de una recompensa de los tres puntos o al menos uno...

Es que para los hombres del balneario sechurano, el Villano de la película vestía de celeste y este resolvió la disputa con veloces y sorpresivos trotes por las bandas. Cuando el adversario lo obligó a replegarse, ADT ensayó un último esfuerzo: desenfundó la única Colt que le quedaba cargada, atravesó el campo y, en el aire, Jorge Palomino liquidó por cuarta vez las redes de César Sandoval. Luego de reflexionar un tiempo, el Jefe del bando tarmeño, Juan Carlos Bazalar, decidió el ¡Basta! definitivo y dejó la cancha a su rival, ante lo cual redobló su zaga en medio de numerosas zozobras y gritos ahogados por un empate que nunca se concretó.

Para la escuadra de Tarma, en cambio, el Villano caminaba de blanco y azul. Así, el 'Vendaval Celeste' aprovechó la debilidad sechurana en la marcación, las facilidades que el equipo de Atoche brindó al no poblar el mediocampo y el evidente desequilibrio causado por su afán por igualar el encuentro. Así, el elenco de la 'Perla de los Andes' no requirió lanzar muchos disparos al aire; más bien, enfiló su energía hacia obtener el ojo de un tirador experimentado, actitud que fue remunerada con gritos, sonrisas y abrazos efusivos al final de la pugna.

Edsson Díaz anticipa a Aliaga. El partido fue de poder a poder tanto a ras de suelo como vía aérea. (Foto: Prensa FPF) 

La estrategia de UD Parachique fue salir con pases cortos en previsión de que el Enemigo no le robara el balón. Todo fue paz para el cuadro sechurano hasta llegar a la mitad del territorio tarmeño, porque allí asomaron Jonathan Anicama y Jardy Portocarrero -sumados a los centrales- para que los impulsos norteños rebotaran. Por lo tanto, Elmer Yovera, César Ruiz y Rubén Valladares intentaron rematar desde larga distancia, aunque muy lejos del blanco.

ADT, en tanto, no se aventuró en defensa y amuralló en la medida de lo posible su campo. Apostó así en el inicio por un tránsito raudo por la circunferencia central con la decisión de aprovechar las diagonales de la 'Flecha' Dávila y Carlos Aliaga que tuvo la pólvora húmeda. Asimismo, apeló a balonazos que le rindieron no solo goles, sino que fabricó un par de ocasiones adicionales perdidas: la más evidente forzó una apurada salida del arquero César Sandoval ante un pelotazo, lo que dejó a Portocarrero a punto de convertir su doblete.

Este guión se radicalizó en los minutos finales, con UD Parachique comprometido en ataque y allanado ante los permisos que entregaba la defensa de ADT. El equipo de Bazalar aguardaba un contraataque final que lo liberara de las penurias, porque cada arremetida rival constituía un aviso de un posible empate. A los del bando celeste le quedó reventar el balón, agotar los minutos sobre el piso tras una falta y lanzar algún ¡Sheriff, acabó! desde la banca.

Palomino y Aliaga expresan su alegría ante Calderón, autor de un golazo. El ex Huancayo fue la principal figura del encuentro. (Foto: Prensa FPF) 

Al final de la película, el Muchacho del desierto que anotó un doblete se tragó la rabia por la derrota. Pero los hombres de celeste vieron a su Jefe levantar los brazos en señal de alivio al oír y ver que el Sheriff señaló el The End. Los afiches con las fotos y el wanted de los representantes tarmeños con la recompensa fueron al final para los propios Buscados. El 'Vendaval Celeste' guardó sus Colt para su confrontación de ribetes históricos contra la pandilla altiplánica de Alfonso Ugarte: lo de esta jornada 3 ya es un recuerdo, y con la emoción al tope, los dos equipos aún tienen balas para tentar la hazaña de llevar la Liga1 a sus comarcas.

Los Goles

La Caleta

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del UD Parachique 3 - ADT 4

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy