Foto: Prensa FPFCredicoop San Cristóbal terminó arrasando para poner su nombre en la semifinal de la Copa Perú con un 5-0 sobre un sorprendido Maristas que, pese a nunca dejar de poner la mira en el arco financiero, jamás ocasionó peligro. El elenco de Samegua va con cartel de favorito a la definición del ascenso.
Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

Los forcejeos y empujones entre Josshimar Pacheco y Percy Paz tras el silbatazo final de Kevin Ortega fueron muestra de la enorme frustración de Deportivo Maristas en la mañana de este lunes de fútbol. El equipo huachano se esforzó por dañar a la defensa rival: para eso Pacheco trabajó en triangulaciones y tomó la lanza en varias ocasiones, pero siempre estuvo lejos de anotar. Al final el '10' de Maristas fue controlado por sus compañeros y rivales, para acabar intercambiando su camiseta y marcharse con resignación.

Ocurría que la paliza de Credicoop San Cristóbal había sido profunda. Desde el cuarto de hora de juego, el cuadro financiero comenzó a inquietar con insistencia a Jhordan Nizama: un cabezazo de Jimmy Jiménez, sin marca y en el área chica, encendió la luz de advertencia en la zaga huachana después de que el trámite hubiera sido equitativo. Igual, entre la poca puntería que hasta ese momento lucía el equipo sameguano y el único ataque profundo de los dirigidos por Roberto Holsen -detenido por una vistosa intervención del portero Renzo Figueroa- se vislumbraba que el gol no se asomaría en la primera etapa.

De pronto, ya muy cerca del entretiempo, arribaron los 5 minutos fatales para la escuadra violeta de la mano de la buena ubicación y precisión de Jankarlo Chirinos, remate a quemarropa y cabezazo mediante. Luego, el extremo Jairo Monsalve también acertó. En resumen, fueron tres ataques consecutivos que dieron como ganancia tres tantos: un rapto de eficacia absoluta que hizo pasar al olvido la sequía del comienzo.

Chirinos facturó por partida doble y abrió la catana financiera. El exdelantero de Universitario pasa un buen momento. (Foto: Prensa FPF) 

Como propuesta de juego, Maristas salía con pases cortos que buscaban acelerar el ritmo al pisar la mitad del campo rival en procura de la sorpresa, así como asegurar el balón. En contraposición, Credicoop San Cristóbal procuró un tránsito rápido por el medicampo para alimentar con la mayor rapidez posible a Hoover Crespo, Monsalve y Chirinos; cuando el elenco financiero se replegaba cedía terreno en la marca en el campo antagonista, pero multiplicaba hombres en la periferia de su área.

Con tres celebraciones en el bolsillo, los comandados por Luis 'Puchito' Flores tomaron con cautela el complemento. Holsen modificó todas sus líneas y su equipo apostó por un ataque constante; no obstante, al igual que en el primer tiempo, los toques finales fueron su gran deuda. Eso dejó espacio a los contragolpes sameguanos, que fueron más demoledores que la seguidilla de arremetidas de la ofensiva huachana, por lo cual el descuento siempre fue una empresa esquiva y el incremento de la goleada se presentaba casi inevitable.

Sí: puede afirmarse que Credicoop San Cristóbal estuvo en posición de obtener una goleada mucho más escandalosa que el 5-0. Argumentos sobran: los tres goles sucesivos quebraron al rival; Nizama salvó a su equipo con dos atajadones; la escuadra financiera se perdió otras tres clarísimas situaciones del gol; Maristas terminó con nueve hombres y cuando perdía la pelota en ataque se desestabilizaba demasiado en el fondo; el contragolpe de los hombres de 'Puchito' Flores se mostró superior en número a la defensa rival hasta en media docena de veces. Encima, en varios lapsos el elenco amarillo desaceleró su juego a partir de la tranquilidad brindada por su amplia diferencia.

En duelo de capitanes, Galliquio deja en el suelo a Pacheco. Así de contundente fue la diferencia entre uno y otro equipo. (Foto: Prensa FPF) 

Así, Credicoop San Cristóbal volverá a encontrarse en la semifinal con Alfonso Ugarte, rival con el que empató en la última fecha de la Fase 4, resultado que impidió a ambos acceder de manera directa a la final de Copa Perú; en esta próxima ocasión, obligatoriamente habrá un triunfador. El cuadro moqueguano tiene como fortaleza los 18 tantos que suma entre la fase previa y la actual; además, con solo 6 tantos recibidos, es el equipo de mejor rendimiento defensivo de los ocho primeros clasificados del fútbol macho. Así las cosas, el panorama se muestra expectante para que el 25 de Noviembre vuelva a ser escenario de fútbol profesional en 2022, aunque restan 90 minutos para confirmarlo.

Los Goles

La Caleta

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Credicoop San Cristóbal 5 - Maristas 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy