Foto: AFPSantos ganaba cómodamente en Manta, pero no liquidó cuando pudo y Delfín casi lo complica. Igual, el 'Peixe' terminó venciendo 1-2 al 'Cetáceo', que jugó con diez todo el segundo tiempo.
Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

Entre los años 500 a 1500 de la era cristiana, el principal asentamiento humano de la cultura Manta era la ciudad de Jocay, vocablo manteño que significa "Casa de los peces". En honor a ello fue nombrado el estadio donde juega Delfín, y por lo visto el rótulo le cayó como anillo al dedo, pues el 'Peixe' se sintió tan cómodo como si estuviera en el Urbano Caldeira de Vila Belmiro, avasallando desde el inicio a un cuadro local rústico con la pelota, desconectado en todas sus líneas, violento en la marca y que apeó únicamente a la potencia del 'Trencito' José Valencia. Hasta los 75', el cuadro alvinegro había dispuesto de dos chances para liquidar el juego, pero las echó a perder y en una jugada aislada, que poco tuvo que ver con lo que sucedía en la cancha, el 'Ídolo de Manta' igualó el score. Sin embargo, era la casa del pez y no del mamífero, por lo que sintiéndose dueño del patio, el 'Peixe' asimiló el golpe y cuando un acicateado Delfín buscaba la remontada, Santos liquidó todo en un rápido contraataque.

La Pizarra: Miedo al cuco

Delfín: Miguel Ángel Zahzú envió a la cancha de El Jocay un 4-trapecio-2, en el que Charles Vélez y Joao Ortiz formaron una pareja de contención que tuvo que desplegarse hacia los lados para cubrir los desbordes de los extremos del 'Peixe', que tenían a mal traer a los laterales Nazareno y Jonathan González. Cerraron el trapecio Alejandro Villalba por derecha y Janner Corozo por izquierda. En el ataque, José Valencia se movió por el lado derecho, mientras que Carlos Garcés fue como '9', aunque su labor pasó desapercibida. En el complemento, con la expulsión del central Carlos Rodríguez, Zahzú retrocedió a Vélez de modo de recomponer la línea de 4 en el fondo, pero le dejó todo el medio a Santos. Luego sacó a Valencia, su hombre más importante hasta ese momento en el ataque, para colocar a Junior Benítez como volante, con lo que formó una línea de cuatro hombres delante de Ortiz.

Santos: Cuca dispuso un 4-3-3, en el que si bien el espectáculo lo brindan los hombres de avanzada, la gran labor la despliega Diego Pituca como el eje de la línea media. El volante no solo distribuye balones sino que corta el avance del rival, con Carlos Sánchez como gran aliado por derecha y sostenido por el lateral izquierdo Felipe Jonathan, quien subió permanentemente para acoplarse al medio. Esto liberó de labores defensivas a Yéferson Soteldo, de modo de dejarle margen para que frotara la lámpara arriba y combinara con Arthur. Como '9' fue Kaio Jorge y como extremo por derecha Marinho, aunque este último ingresaba en diagonal al área cuando el primero se recogía. En el segundo tiempo el DT santista mantuvo el esquema: retiró a Arthur y Kaio Jorge y envió al campo a Raniel y Jean Mota, respectivamente, con estupendos resultados pues ambos participaron en la jugada del 1-2 final.

El Capo: Más valioso que el petróleo

Soteldo grita con Jean Mota el tanto de este último. El menudo venezolano es constante: destaca siempre sobre la media. (Foto: AFP) 

Llevar la '10' en Santos puede ser un gran espaldarazo pero al mismo tiempo puede significar cargar el cielo sobre el lomo como Atlas. Depende de quién la lleve, también, y Yéferson Soteldo porta la divisa con prestancia. El nacido en Acarigua hace 23 años ratificó que es quien le aporta el toque de distinción al 'Peixe'. Fue quien mayor peligro llevó en el primer tiempo con sus avances por la banda izquierda. Siendo derecho fue ubicado por izquierda para que tuviera todo el mapa de la cancha a su disposición para inventar, y así lo demostró cuando remató a los 5' y cuando centró a los 10'. Sin embargo, el perfil izquierdo no le resulta extraño y así también lo acreditó en el desborde a González y el centro para el primer tanto visitante. En la segunda etapa, los de Cuca cargaron el ataque por la derecha, aunque de cuando en vez volvían por la izquierda para ver qué salía de los botines del llanero.

Kazuki Ito: No se guardó nada

La semana pasada Kevin Ortega mostró siete amarillas en el Barcelona SC - Flamengo; la noche de este jueves 24 el juez peruano sacó nueve amarillas y dos rojas, una para Carlos Rodríguez por doble amarilla y otra para un asistente de Cuca. Pero no es que el partido se le haya ido de las manos, pues todas las tarjetas fueron correctamente mostradas; por ejemplo, en el caso del uruguayo Rodríguez sucedió que le mostró las amarillas en apenas dos minutos, por juego violento. En general, la labor de la cuarteta fue acertada.

Los Goles

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Delfín 1 - Santos 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy