Foto: AFPCon dos goles de Eduardo Salvio, Boca se llevó un importante triunfo de Asunción. El discreto desempeño de Libertad, que se dedicó a resguardar una posesión inocua durante la mayor parte del encuentro en lugar de verticalizar, facilitó tremendamente la labor xeneize y el 0-2 labrado por el 'Toto'.
Jimmy Balarezo | @jbalarezo_
Redactor

De atrás para adelante. Así se configuró esta versión de Boca de Miguel Ángel Russo, y los resultados han sido muy destacados. Un buen partido de la zaga compuesta por Carlos Zambrano y Carlos Izquierdoz constituyó el primer argumento para que todo lo demás fluyera: al no ser dañados, la única preocupación de los defensores azul y oro pasó a ser cuántas de las opciones que fueran generando terminarían en gol. Felizmente para el cuadro de La Ribera, el primer gol de Eduardo Salvio llegó muy temprano, cuando Libertad aún no se terminaba de acomodar. Y ya condicionado, el 'Gumarelo' nunca se acomodó. Boca jugó a placer con la cantidad de espacios que se le fueron presentando, y si no hizo más de dos goles fue únicamente debido a que no todos sus atacantes estuvieron a la altura del 'Toto', quien también convirtió el segundo a falta de muy poco para el desenlace. La victoria xeneize, por ende, nunca se puso en duda en 'La Olla' asunceña.

La Pizarra: Progresión geométrica

Libertad: Ramón Díaz dispuso un 4-trapecio-2 en el que apostó por el vértigo de los atacantes externos Héctor Villalba y Rodrigo Bogarín, además del joven Sebastián Ferreira, todos soportados por el '9' referente Óscar Cardozo. La fórmula no funcionó y los repolleros terminaron llenando al equipo de medios para finalizar el partido con un 4-2-3-1 muy ofensivo, pero igual de improductivo.

Boca: Miguel Ángel Russo jugó con su clásico 4-rombo-2, con Jorman Campuzano de mediocentro eje, Guillermo Fernández libre por delante y tanto Salvio como Gonzalo Maroni -con funciones distintas- repartiéndose los lados. Arriba estuvieron Franco Soldano y Carlos Tévez. Con los cambios, el cuadro xeneize terminó el encuentro con un 4-línea-1-1 más resguardado en defensa, pero igual de peligroso en las salidas rápidas.

El Capo: Totalmente influyente

Salvio celebra el segundo tanto junto a Maroni. El 'Toto' mantiene un alto rendimiento luego de la para por la pandemia. (Foto: AFP)  

Desde su regreso a Argentina el año pasado, Salvio ha marcado notables diferencias en materia de potencia y consistencia en cuanto a metros complicados se refiere. Sumadas a su conocida lectura de juego, esas virtudes lo ponen constantemente en situaciones de riesgo: y en Paraguay terminó bien las acciones necesarias. El extremo estuvo imparable en carrera, y cada vez que sus compañeros lo encontraron resultó imposible de frenar. Sus dos goles no fueron lo único que lo volvió el mejor del campo.

Kazuki Ito: Más allá de toda tosquedad

El árbitro principal Rodolpho Toski tuvo un aceptable partido y más que eso. Con acierto, no cortó el juego por pequeños roces que podían dejarse pasar, y solo cobró las faltas evidentes a vista de todos. Cinco amonestados antes de expulsar por doble amarilla a Antonio Bareiro, en decisión justificada, sirvieron para cerrar una buena actuación de la cuarteta brasileña; los asistentes no tuvieron mucho trabajo.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Libertad 0 - Boca Juniors 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy