Foto: Prensa Estudiantes de MéridaAlianza Lima vivió una experiencia terrible en Venezuela, donde un Estudiantes de Mérida sin DT ni partidos previos le revirtió dos goles de ventaja para ganar 3-2 con un penal al último minuto de descuento. El árbitro colombiano Gallo contribuyó con la omisión de una clara mano en área local instantes antes.
    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Si Alianza Lima había atravesado por diversos tipos de amarguras futbolísticas este año y en especial luego de la para por la pandemia, lo sucedido en su travesía a Mérida -el primero tras el largo confinamiento- es de esas experiencias que, por lo menos, suscitan el "nunca más viajo" como expresión al viento. Porque si, por ejemplo, empates previos despertaron impotencia y la derrota contra UTC fue dolorosa, este histórico 3-2 solo puede definirse como inaceptable: una categoría por encima de sentimientos y sensaciones y más cercana a lo que objetivamente está mal en todo sentido.

Y está mal ante todo porque Alianza se enfrentó a un rival sin entrenador -dirigió vía WhatsApp desde Buenos Aires, imposibilitado de volar a Venezuela-, sin partidos previos desde que comenzó la pandemia y con bajas de última hora por contagios. A ese equipo, el de Mario Salas fue capaz de hacerle su mejor cuarto de hora del año: el que corrió del entretiempo a los 60' y permitió anotar dos goles, vía un penal rabiosamente marcado por Edwuin Gómez y un golazo soberbio de Joaziñho Arroé. ¿Cómo convertir un escenario así en una derrota incuestionable? Eso solo lo sabe el Alianza de Salas, ansiosamente frenético para circular la pelota pero muy desprolijo para cuidarla. Con un solo eje pensante como Jesús Meza y varios ímpetus, algunos apellidados Rivas -homogeneizados, además del apellido, por la cabellera rubia postiza-, a Estudiantes de Mérida le bastó para contragolpear y dañar. Y para que donde asomaba la goleada, los cambios ordenados por Martín Brignani desde su living bonaerense tucutún de por medio terminaran saldando un 3-2 que humilla la ya golpeada historia íntima en Copa Libertadores, algo para lo que ni siquiera los yerros arbitrales sirven de atenuante.

La Pizarra: Déjame leerte

Estudiantes de Mérida: El whatsappero Brignani, representado en el banco de suplentes por su preparador de arqueros José Luis Rodríguez, dispuso un 4-2-3-1 ensamblado a partir de la omnipresente conducción de Jesús Meza. Desde la primera línea, el '10' rojiblanco dirigió hasta el tránsito, mientras Cristian Rivas -uno de los tres oxigenados hermanos- se encargaba de la destrucción. Luz Rodríguez, delantero nominal, acabó siendo quinto volante por el extremo izquierdo, con el incansable Ayrton Páez haciendo el ida y vuelta por derecha. Edson Rivas, también hermano, fue de enganche; y José Rivas, el que no es de la familia -el tercer hermano, Ronaldo, se batió por el carril derecho- jugó de único punta. Entre los cambios, fue clave el ingreso de José Manríquez, quien más que un lateral se sumó como un nuevo extremo para presionar; y determinante el de Wilson Mena, delantero de porte que sin necesidad de grandes atributos técnicos estuvo donde debía para culminar el pasesote de Meza y sellar el empate.

Alianza Lima: Mario Salas insistió en un 4-2-3-1 un poco más sustancioso en conducción con la titularidad de Arroé, quien más que un enganche neto detrás de Gonzalo Sánchez fue una especie de engarce necesario para que el balón dejara de circular -como en partidos pasados- de manera abrupta del extremo de Oslimg Mora al de Edwuin Gómez. Sin embargo, en estos dos últimos la propuesta ofensiva íntima tuvo sus puntos más bajos: el primero nunca se encontró, y el segundo, más allá del penal que convirtió, se la pasó ofuscado y reclamándoles a propios y extraños. Eso llevó a que Gonzalo Sánchez tuviera que ingeniárselas varias veces por sí solo para intentar el remate, con más empeño que pericia. Los puntos íntimos más altos estuvieron atrás, con Alberto Rodríguez y Rubert Quijada; pero mientras el 'Mudo' no estuvo en el lugar correcto para que el pase filtrado de Meza llegara a Mena en el empate, el venezolano cometió el foul a José Rivas que decretó el penal de última hora. Dos errores puntuales en la única zona que había dado garantías y que explican por sí solos la asombrosa derrota.

El Capo: Claro que más aplaude

Meza administró balón y lo distribuyó con sapiencia. Punto altísimo en el andamiaje local. (Captura: Fox Sports) 

Jesús Meza era el capitán y hombre más experimentado del cuadro local, y por eso los ojos estaban puestos sobre su desempeño. Desde el primer minuto, el 'Chiki' hizo diferenciar su coleta del resto de estrambóticos peinados de los hombres de Estudiantes de Mérida y ofreció un noble despliegue. Estuvo en todas las zonas del campo: gobernando balones parados, dirigiendo ataques, conteniendo incursiones, rematando y pasando. Fue en una de estas últimas que su inteligencia definió el cotejo: le coló un servicio a lo Maradona - Caniggia ante Nigeria en 1994 al ingresado Mena, por el medio de la pasmada zaga íntima. Solo una cereza para decorar un pastel lleno de juego inteligente puesto al servicio de su club.

Kazuki Ito: Gallo desafinado

No puede culparse a un árbitro de una derrota, pero el colombiano Nicolás Gallo fue directo cómplice del resultado producido en el Olímpico Metropolitano. En general manejó lo mejor que pudo las acciones, en las que desde un primer instante primó el juego brusco y trabado, por lo que las interrupciones fueron constantes y casi siempre bien señaladas. Pero tuvo un problema estructural, descalificador, con el cobro de manos. En el primer tiempo dejó pasar una de Estudiantes de Mérida en ataque, y en el segundo otra de Alianza Lima en el mediocampo. Hasta eso, parecía un intento de vista gorda por dejar fluir en algo el juego, pero lo sucedido a los 85', cuando el colombiano Cristian Zúñiga escapó por derecha y su remate fue detenido por el antebrazo extendido de José Luis Marrufo, excedió todo límite. Luego incluso se produjo una mano más, esa quizá sí casual, de Galileo del Castillo; estaba claro que Gallo no cobraría una sola, quién sabe por qué tipo de convicción reglamentaria.

Los Goles

Fotos y capturas: Prensa Estudiantes de Mérida; Fox Sports


Leer más...

La ficha del Estudiantes de Mérida 3 - Alianza Lima 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy