Foto: APGCon la cabeza puesta por completo en asegurar su retorno a la Superliga argentina desde el ascenso, Tigre envió un equipo alterno a La Paz. Bolívar aprovechó la cortesía y, con simpleza, consiguió un 2-0 valioso para asentar sus opciones de pelear en el Grupo B.

Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

Faltan 10 jornadas para el término de la Zona B de la segunda categoría del fútbol argentino: Tigre se encuentra en un ilusionado quinto lugar y a 4 puntos de alcanzar el Reducido por el ascenso a la Superliga. Por ende reservó a sus principales jugadores para el encuentro de fin de semana con Instituto de Córdoba y dio la espalda a otro Grupo B: el de la la principal competición de clubes de Sudamérica, y de paso quizá también a la Copa Sudamericana, pues les será complicado conseguir ser el tercero en un bloque en que sus rivales se han mostrado superiores. Bolívar, sin necesidad de pisar la máquina a fondo, hizo pesar el Hernando Siles y consiguió mediante Jorge Enrique Flores y Erwin Saavedra capitalizar en el segundo tiempo una superioridad que estaba clara desde el primero.

La Pizarra: A la estricta medida

Bolívar: Claudio Vivas inició las acciones con un 3-4-1-2 que pareció darle buen resultado durante los primeros 30 minutos de juego, con ingresos permanentes por las bandas, toques rápidos al pasar por el mediocampo y varias ocasiones de anotar que fueron desperdiciadas por Erwin Saavedra, Jorge Pereyra y Emiliano Vecchio. No obstante, la marca y la anticipación en la volante representaron el déficit, por lo que el tránsito de los jugadores de Tigre se hizo relativamente rápido y encontró poca resitencia. El gol en el inicio del complemento inclinó el campo a favor de los celestes, aunque adelante el referente Juan Carlos Arce -más allá de algunos toques sorpresivos- no llegó a destacar como esperaba la hinchada de la 'Academia'.

Tigre: Los dirigidos por Néstor Gorosito ingresaron al campo con un 4-2-3-1 con varios suplentes: uno de los cambios más notorios fue el debut en el primer equipo del arquero Marco Wolff. El 'Matador' sacó ventaja de la poca resistencia de los celestes en la marca, por lo que condujo balón y llegó al borde del área local con mediana facilidad; sin embargo frente al arco de Javier Rojas estuvo desacertado. En el complemento el tanto del local y el cansancio condenaron a Tigre a resignarse a la derrota: los ingresos de Carlos 'Chino' Luna, que no encontró respuesta en sus compañeros ni en arrestos individuales, y de Iván Bolaño -resaltó por su entrega- no alcanzaron ni para descontar.

El Capo: El toque de inspiración

Flores anticipa a Díaz. El volante académico impuso su presencia en su feudo. (Foto: AFP) 

El gol de larga distancia es un clásico en los estadios de altura, pero hay que convertirlo y además acertar en el momento oportuno: así lo hizo Jorge Enrique Flores. Bolívar venía de desperdiciar tres evidentes situaciones de anotar en el primer tiempo y el '11' celeste celebró a poco de iniciado el complemento, lo que permitió a la 'Academia' paceña jugar con menor desesperación. Cuando estuvo enchufado, Flores ejerció un constante peligro sobre el arco de Wolff: entró por izquierda y por el centro y estuvo próximo al doblete.

Kazuki Ito: Pálido manotazo

La cuarteta arbitral dirigida por el venezolano Ángel Arteaga, quien venía cumpliendo una acertada labor, se tropezó con una piedra en el camino en la primera etapa, cuando Christian Machado golpeó alevosamente con el brazo a Enzo Díaz. Bien ubicado, el juez principal observó la infracción, pero solo mostró una tarjeta amarilla al jugador de Bolívar.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: Prensa Tigre; APG; diarios Olé y Clarín; Deporte Total Bolivia


Leer más...

La ficha del Bolívar 2 - Tigre 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy