Foto: AFPBinacional volvió a ser humillado por River: esta vez, los millonarios le endilgaron un rotundo 0-6 al vigente campeón peruano. El Nacional, además, fue testigo de un oscuro récord: los altiplánicos igualaron la peor derrota sufrida por un club peruano como local en la historia de la Copa Libertadores.
    Mario Azabache | @Mario_Azabache
    Columnista Editorial

Si se creía haberlo visto todo con aquel estrepitoso 8-0 que le endosó River Plate a Binacional en el 'Monumental' de Núñez, se lamenta decir que fue una equivocación. La temporada de esta serie -de terror- traía una segunda temporada, disponible en estreno para la noche de este martes 22. Con un conjunto desaguadereño desarmado a partir del primer gol de Nicolás de la Cruz, no hubo rubor ni compasión alguna en tienda millonaria para con su enemigo de turno.

Así, fueron cayendo sucesivamente los seis goles de la escuadra millonaria, necesarios para gestar una victoria que la afirma en un grupo en el que LDU y Sao Paulo le han planteado tenaz lucha. De Lima, además de esta goleada categórica, River Plate se lleva el triunfo más abultado de su registro histórico como visitante en la Libertadores, que supera los 0-4 infligidos a Cerro Porteño (2000) y Trujillanos (2016). En contraparte, Binacional igualó el registro negativo de Sport Boys, que ostentaba la peor derrota de un club peruano en casa con aquel terrible 0-6 ante Atlético Nacional en 1992.

La Pizarra: Marasmo

Binacional: Javier Arce trató de neutralizar a su rival con un 4-3-2-1 que fue desbaratado apenas en el primer cuarto de hora. El trivote conformado por Ángel Ojeda, Yorkman Tello y Ángel Romero estuvo lejos de hacerle sombra al caudal ofensivo del actual vicecampeón del torneo. Tan lejos como las coberturas de Dahwling Leudo y Jeickson Reyes, quienes fueron constantemente desbordados por los laterales riverplatenses.

River: El 'Muñeco' Marcelo Gallardo no modificó su habitual 4-1-3-2, propio de un equipo que se conoce al milímetro y que funciona, en muchos aspectos, a partir de automatismos. Julián Álvarez y Nicolás de la Cruz reflejaron un permanente derroche de energía que fue bien complementado por la pegada distinguida de Enzo Pérez y por el inagotable criterio de Ignacio Fernández. Y por si esto fuera poco, Matías Suárez se recogió algunos metros en los momentos en que el juego exigía transiciones profundas.

El Capo: Brillo propio

De La Cruz celebra su gol en el arco de Fernández. Fue solo parte de la cuota del volante uruguayo a la brillante actuación de su equipo. (Foto: AFP) 

Resulta difícil distinguir a la pieza más influyente en un equipo que ejecuta su libreto con la sincronización de una orquesta sinfónica. Pero si los hinchas millonarios tienen que valorar a alguien con fervor, ese sería Nicolás de la Cruz. El volante uruguayo, que ya lleva más de tres años con la 'Banda', es garantía de un completo despliegue: líder en los rubros de kilómetros recorridos, pases acertados y participaciones claves. Una carrera que, inequívocamente, tendrá pronto destino europeo.

Kazuki Ito: Sereno andar

Con un cotejo que se resolvió desde temprano, Gery Vargas no tuvo mayores inconvenientes para sacar adelante el trámite. De hecho, el único yerro que se le puede atribuir al juez boliviano fue el anularle un gol a Rafael Santos Borré por una posición adelantada que no fue tal, sobre los 41'.

Los Goles

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Binacional 0 - River 6

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy