Foto: AFPEstudiantes de Mérida consiguió la ventaja que ratificaba su superioridad a través de un tanto de Rivas, pero la casta de Racing se hizo notar en su excursión por Venezuela. Reniero y Zaracho, sobre el final, sellaron el 1-2 que da auspicioso arranque copero a la 'Academia'.

Luis Alfonso Garcés | @lgarces_01
Redactor

No era un día cualquiera para Estudiantes de Mérida. Tras más de dos décadas fuera de la Copa Libertadores, el equipo rojiblanco volvía a disputar un partido de la competición más importante de clubes en Sudamérica. Por ello, Martín Brignani preparó el partido de la mejor manera posible, como un estudiante aplicado antes de su examen final. Fue notorio que el local conocía al detalle las deficiencias de Racing; pero como quien se conforma con un buen parcial, la parte final del curso llamado debut copero se complicó, y quedó claro que hay estudiantes que requieren pasar por una buena 'Academia'. Sucede que en el torneo continental las acreditaciones pesan, y a este Racing de Sebastián Beccacece no le sobran necesariamente por presente pero sí por historia. Así se resolvió el partido en el Metropolitano emeritense: en 14 minutos en que los profesores Nicolás Reniero y Matías Zaracho hicieron las veces de verdugos a domicilio.

La Pizarra: Ideas conocidas

Estudiantes de Mérida: Salió a la cancha con un 4-trapecio-2. Martín Brignani tuvo como prioridad romper los circuitos del rival antes de proponer un estilo de juego. En un comienzo la apuesta le funcionó a Estudiantes, que no dejó jugar a Racing y aprovechaba los errores de sus defensas mediante una presión alta comandada por José Rivas y Armando Araque. Por esto no fue sorpresa que los locales consiguieran la ventaja con gol de José Rivas. Este tanto marcó un antes y un después en el partido, ya que luego de esto el cuadro rojiblanco dejó de presionar las salidas contrarias, para tomar un juego más defensivo y dejar a Racing crear opciones de gol, lo que pagó caro.

Racing: El 4-1-4-1 de Sebastián Beccacece demoró mucho en dar resultados. La primera mitad fue para el olvido: las pocas opciones blanquicelestes no fueron aprovechadas, las salidas fueron imprecisas y, como si eso hubiera sido poco, Marcelo Díaz salió lesionado. Cuando parecía que las cosas no podían ir peor, la 'Academia' encajó un gol en el inicio de la segunda mitad y parecía que el partido terminaría en una desgracia para sus intereses. Pero afloró entonces un estilo más agresivo, liderado desde la banda izquierda por Eugenio Mena. Así, Racing logró darle vuelta al encuentro con goles de Reniero y Zaracho y consiguió empezar la Libertadores con el pie derecho.

El Capo: Inteligente y potente

Por la banda izquierda, el 'Keno' Mena hizo gala de su experiencia y tuvo a mal traer a la defensa emeritense. (Foto: AFP) 

A pesar de haber tenido algunos errores defensivos, Eugenio Mena hizo un buen partido en Venezuela. Luego del gol de Estudiantes de Mérida, el chileno cambió el partido por el sector izquierdo: el 'Keno' generó mucho peligro por ese lado, precisamente el lugar por donde llegaron los goles que le permitieron a Racing remontar el partido.

Kazuki Ito: Misericordioso

Por momentos parecía que el brasileño Raphael Claus se había olvidado las tarjetas en su casa. Perdonó muchas amarillas y también pudo haber expulsado tranquilamente a José Rivas por una patada sin el balón. Otro yerro que tuvo fue no cobrar una mano de Racing en el área en el primer tiempo, que debió ser penal.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: Prensa Conmebol; Prensa Estudiantes de Mérida; Prensa Racing; AFP; diario Olé


Leer más...

La ficha del Estudiantes de Mérida 1 - Racing Club 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy