Foto: AFPBinacional cerró la Libertadores del modo más previsible: goleado y humillado una vez más. Su paso por el 'Morumbí' se saldó con un 5-1 que a Sao Paulo le quedó incluso corto y no pudo maquillarse ni con el golazo de descuento de Deza.
Jimmy Balarezo | @jbalarezo_
Redactor

Las expectativas en torno de la participación de Deportivo Binacional en la Copa Libertadores 2020 se reducían a cuántos puntos podía sacar en la altura de Juliaca, donde normalmente ejerce localía. Y a pesar de empezar la campaña justamente ante Sao Paulo, logró un triunfo a pesar de que el primer tiempo -antes de que el oxígeno se le acabara al cuadro tricolor- pudo haber encajado varios goles. Luego de ello, sin embargo, su verdadero nivel salió a la luz. Goleado fuera de casa así como en Lima -donde la pandemia lo obligó a jugar-, el 'Poderoso del Sur' fue una verdadera lágrima. En el partido en el 'Morumbí' fue superado por todos los frentes y solo se consoló con un gol de excelente factura marcado Jean Deza, totalmente fuera de contexto por la abrumadora preponderancia de Sao Paulo. El cuadro local, dirigido dentro del campo por un Dani Alves reinventado como constructor de primera línea, zanjó diferencias con creces.

La Pizarra: De la A a la Zeta

Sao Paulo: Fernando Diniz dispuso un 4-1-2-3, con Dani Alves de volante ancla de modo de dar inicio a todo el armado del juego tricolor. Además, ubicó un triple punta en el frente del ataque, con Pablo y Brenner más estacionados en el área, pero Vítor Bueno casi siempre partiendo desde la izquierda de modo de hacer la diagonal para adentro. Los cambios fueron únicamente de hombre por hombre.

Binacional: Por su parte, Javier Arce jugó con un 4-2-3-1, con los cinco volantes en realidad casi a la misma altura. Pablo Labrín y Ángel Ojeda fueron encomendados como destructores de juego netos, pero Diego Angles, Johan Arango y Roque Guachiré se encontraban muy cerca el uno del otro, en el entendido de que pasarían más tiempo sin balón que con él. Con la salida de Héctor Zeta (el punta), sin embargo, Jean Deza fue quien asumió las funciones de mediapunta, y Arango tuvo que pasar el resto del encuentro como un falso '9' casi sin participación.

El Capo: Explosivo

Vítor Bueno celebra su tanto, el que abrió la contundente goleada de Sao Paulo sobre un magullado Binacional. (Foto: AFP) 

Vítor Bueno no sólamente abrió el marcador con un riflazo espectacular que dejó sin chances a Raúl Fernández, sino que fue constante en sus arremetidas por la izquierda de modo de retar sin descanso a la pobre defensa del 'Poderoso del Sur'. El atacante, que vistió la '12', en realidad se comportó como un wing izquierdo de los antiguos y jamás pudo ser detenido. Un verdadero dolor de cabeza.

Kazuki Ito: Espectador de lujo

La cuarteta argentina liderada por Facundo Tello tuvo una labor satisfactoria, aunque tendría que acotarse que no tuvo que afrontar mayor reto. El número de faltas fue muy bajo, y tan solo se sacaron dos tarjetas amarillas en la misma jugada cuando Deza provocó a Tché Tché, el brasileño hizo una entrada y los dos se fueron advertidos con sendas amonestacione.

Los Goles

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Sao Paulo 5 - Binacional 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy