Foto: Prensa Zamora FCY un día ganó Zamora: después de 17 partidos de Libertadores sin poder cantar victoria, el cuadro barinés obtuvo un importante 2-1 sobre un Cerro Porteño luchador pero algo desordenado. A la 'Furia Llanera' se le abre así una esperanza para clasificar a la Copa Sudamericana.

Jorginho Abanto | @A23Abanto
Redactor

El Capo: Colaborador

Guillermo Paiva tuvo la facilidad de moverse por todo el frente de ataque junto con Erickson Gallardo: ambos desestabilizaron a la zaga guaraní. Paiva estuvo presente en las acciones de gol, pues siempre con la cabeza en alto para ubicar a un compañero cedió el pase. El buen gol de Pedro Ramírez llegó por asistencia del ex Olimpia.   

La Pizarra: Dominio

Los dirigidos por Alí Cañas se mostraron precisos para elaborar jugadas, mas no para concretarlas. De principio a fin fueron los más incisivos en ataque de manera comprensible, dada la necesidad de puntos para mantener una chance de clasificar a la Copa Sudamericana. El 4-2-3-1 blanquinegro funcionó y los cambios no desentonaron.

Por su parte, los azulgranas dejaron espacios en defensa y permtieron a Zamora avanzar siempre hasta el borde de su área. El español Fernando Jubero tuvo que efectuar un cambio tempranero tras la lesión de Alberto Espínola. El ingreso de Salustiano Candia no fue de gran ayuda, puesto que fue el exseleccionado paraguayo quien cometió el penal al poner el brazo derecho en el disparo de Pedro Ramírez, que tenía dirección de red, y por ello terminó siendo expulsado. Además, los de Barrio Obrero intentaron no darse por vencidos con los dos goles de desventaja y fueron en busca del empate, pero lo que nunca pudieron solucionar fue sus problemas en defensa, zona que terminaba expuesta ante cada ataque o contragolpe locales.  

La Clave: Suelto siempre

Gustavo Rojas encara a Churín. (Foto: AFP) 

Así como Paiva y Gallardo se movían en la delantera, quien nunca tuvo una referencia clara de marca fue Pedro Ramírez: el mediapunta llegaba solo para conectarse con sus compañeros y siempre estar listo para sacar el remate. La acción del penal y el segundo tanto se produjeron también gracias a sus apariciones sigilosas.

La Calamidad: Fue un mazazo  

Transcurrían 15 minutos cuando Guillermo Paiva se arrimó a la banda izquierda. Recibió un pase de Jáder Maza y se la devolvió con un gran taquito para que el volante despegara en carrera por ese sector, y lo hizo hasta inclusive eliminar la marca de Juan Camilo Saiz; pero al llegar al área, su centro salió demasiado fuerte y por arriba, cuando la acción requería un servicio rasante para la llegada de Erickson Gallardo por el sector derecho. El centro de Maza se terminó por ir fuera del campo.

El Extraviado: Para la próxima

Cerro Porteño perdió su invicto en buena medida porque nunca pudo hilar jugadas continuas en ataque. Mucho tvo que ver con eso el argentino Diego Churín, quien terminó siendo absorbido al no contar con chances de gol y sin poder juntarse con el experimentado Nelson Haedo. Así, el 'Ciclón' no reaccionó hasta después de recibir el segundo tanto, cuando marcó para acortar diferencias mediante el buen cabezazo de Haedo.

El Atajadón: A la carrera

Castro sale con el balón dominado ante la barrida de Villasantti. (Foto: AFP) 

Pedro Ramírez tuvo en sus pies el gol para alargar la ventaja y darle tranquilidad a Zamora, que está curado en salud con las ventajas de dos goles luego de lo que le ocurrió ante Atlético Mineiro. El ex Deportivo Lara se insertó en el área con velocidad; no obstante, el golero Juan Pablo Carrizo salió en carrera y, sin dejarse burlar por un posible amague, puso las dos manos barriéndose hacia el balón, con lo que le quitó la posibilidad a Ramírez.

La Cancha: Corazón blanquinegro

En el Agustín Tovar se hicieron presentes pocos hinchas, pero los que no faltaron fueron los de la Burra Brava, quienes alentaron a su equipo y que terminaron con sonrisas por mantener un chance para seguir en competencias internacionales. Al final se fueron con la expectativa de cobrarse la revancha ante Atlético Mineiro por el cierre del Grupo E.

Kazuki Ito: Todo iba bien, pero…

Guillermo Guerrero tenía una tarde tranquila en Barinas. Después de un primer tiempo sin amarillas ni entradas peligrosas, todo se tornó oscuro en la segunda parte y Cerro Porteño se llevó cuatro tarjetas amarillas por infracciones duras contra los locales, en medio de reclamos al juez ecuatoriano.

Los Goles

Fotos: Prensa Zamora FC


Leer más...

La ficha del Zamora 2 - Cerro Porteño 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy