Foto: AFPPegando en el inicio y en el final, Emelec le ganó 2-0 a Flamengo y encendió la ilusión de su hinchada de cara a cuartos. Más allá de jugar con diez durante 40 minutos, el 'Bombillo' hizo gala de eficacia frente al arco de un errático 'Mengão'.

Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

El Capo: En el Capwell también había un Guerrero

Fernando Guerrero tuvo decisiva participación en el resultado del encuentro pues, por si fuera poco haber brindado las asistencias para los goles de Wilmer Godoy y Romario Caicedo, tuvo a mal traer a toda la zaga rubronegra. El extremo quiteño, formado en el Real Madrid Castilla, no se limitó a moverse por el sector izquierdo del ataque, sino que intercambió flanco con Bryan Cabezas, de modo de abrir la cancha para que siempre se cuele algún jugador eléctrico por el callejón del área.

La Pizarra: Aquí te espero

El 'Gemelo' Ismael Rescalvo planteó un 4-2-3-1 con doble pivote delante de la zaga: Wilmer Godoy y Dixon Arroyo. Luego, por derecha iba Cabezas, por izquierda el 'Chiqui' Guerrero' y detrás de Brayan Angulo -quien iba como único punta- se movió el uruguayo Nicolás Queiroz. En el complemento, el DT español, muy atento a las indicaciones que le marcaba su mellizo Juan, se vio obligado a meter a Carlos Alfredo Orejuela por el lesionado Cabezas; luego reacomodó la zaga central por la roja a Leandro Vega, con el retiro de Nicolás Queiroz para dar paso a Marlon Mejía, con lo cual formó doble línea de cuatro.

Por su lado, Jorge Jesús dibujó un 4-3-1-2, con Willian Arao como volante ancla, Rafinha y Gerson a los lados en el ida y vuelta y, unos metros más arriba, Diego con absoluta libertad para moverse detrás de Bruno Henrique y Gabriel Barbosa. En varios pasajes del juego, Bruno Henrique retrocedía hasta la línea de Diego, para dejar a 'Gabigol' como única punta. El 'Mengão' tuvo la pelota durante la mayor parte del juego, pero no fue eficaz frente a la red.

La Cancha: Enfocados

El Capwell deliró con las celebraciones eléctricas, como esta tras el gol de Godoy. (Foto: AFP) 

El George Capwell estuvo abarrotado y los fanáticos azules vivieron el partido en la grada al ritmo que les marcaba su equipo: en el inicio Emelec fue un vendaval y los cánticos acompañaban. Luego del gol y ante el repliegue natural del cuadro eléctrico, un murmullo recorría el histórico escenario y, solo cada vez que Emelec tomaba la pelota y avanzaba por los flancos, el público volvía a encenderse. El éxtasis llegó con el gol de Romario Caicedo, momento a partir del cual el Capwell fue una fiesta.

La Clave: Con receta ajena

Históricamente los equipos brasileños, clubes y selección, se han caracterizado por basar su poderío ofensivo en los jugadores que se mueven por los extremos de la cancha. En la lluviosa noche guayaquileña, esa receta la tomó prestada el español Rescalvo y la aplicó a su equipo, de modo de aprovechar la velocidad, la potencia y el desequilibrio de 'Chiqui' Guerrero y Cabezas. A partir de lo que hizo ese tándem se gestó el primer gol apenas a los 10': gran incursión de Cabezas por derecha y centro al otro flanco de la cancha, por donde llegaba Guerrero, quien en primera habilitó a Godoy -que esperaba como '9' en el área- para que venciera a Diego Alves.

El Tapadón: Rifle cargado

Luego del gol de Godoy, Emelec se replegó, lo cual fue aprovechado por Diego para tomar la pelota y habilitar a sus atacantes. Corrían 30' y Gabriel Barbosa tomó la pelota en tres cuartos de cancha por la izquierda; zigzagueando entre la primera línea de volantes y los zagueros eléctricos, se aproximó al área y pisándola, punteó la pelota para cruzarla al segundo palo de Esteban Dreer. Sin embargo, el 'Rifle' se estiró de modo increíble y, con los dedos de la mano izquierda, manoteó la pelota y la sacó al córner.

El Extraviado: De punta para arriba

Rodinei, bloqueado por Arroyo, intenta salir del fondo. (Foto: EFE) 

Corrían 54' cuando Rafinha, ingresando por la derecha, fue a buscar un pase largo servido por Rodinei. La pelota picó cerca del borde del área y, cuando el ex Bayern Münich iba a llevársela con la cabeza desde atrás, de modo temerario -por no decir malintencionado- Leandro Vega levantó el botín izquierdo y golpeó al zaguero en el rostro. Rapallini no dudó y luego de llevarse la mano atrás, sacó la roja.

La Calamidad: Es para René...gar

En un rápido contragolpe eléctrico a los 79' 'Chiqui' Guerrero incursionó por el sector derecho. Gambeteó a Léo Duarte y llegó hasta la linea de fondo, para luego habilitar al lateral derecho Romario Caicedo, quien con gran lectura de la jugada había acudido al auxilio de su compañero. Una vez con la pelota en la mira, Caicedo no hizo honor al nombre que le pusieron sus padres, pues no intentó hacer una pirueta en el área: apenas remató, casi como sacándose la pelota de encima. De acuerdo con la línea imaginaria que empezaba a dibujar la pelota, esta tenía destino de saque de fondo; sin embargo, se desvió en la pierna derecha de René, lo que descolocó a Diego Alves antes de que el esférico acabara en la red.

Kazuki Ito: Nada rapaz

Correcta actuación de la cuarteta comandada por Fernando Rapallini. El argentino estuvo acertado en la roja directa a Vega por la terrible patada en el rostro de Rafinha. Asimismo, cuando acudió al VAR, visualizó en primer término la falta en el área de Bruno Henrique a Angulo; inmediatamente, advirtió la jugada previa en la que había existido una mano de Dixon Arroyo. Por esa razón no cobro la falta en el área, sino que retrotrajo las acciones hasta la citada mano.

Fotos: AFP; EFE


Leer más...

La ficha del Emelec 2 - Flamengo 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy