Composición fotográfica: Kenny Romero / DeChalaca.comCuando se remodeló el estadio Nacional de Santiago, se dijo que era un "elefante blanco", pues se pensó que nunca se iba a llenar. Han pasado por él Mundiales, desaparecidos, Madonna y, en 1941, Manuel Arancibia, quien desató la goleada con la que el 'Coloso de Ñuñoa' se estrenó en la Copa América.

 

El máximo recinto futbolístico de Chile es el estadio Nacional, oficialmente llamado estadio Nacional Julio Martínez Prádanos, periodista mapochino líder de opinión en deportes desde la década de los sesenta. Sin embargo, se llama así solo desde 2008, ante el fallecimiento del citado hombre de prensa. Inaugurado en 1938, ha sido utilizado para diferentes actividades, tanto deportivas como de índole polémico durante la dictadura militar de 1973. Llegó a albergar la final de la Copa del Mundo de 1962, y actualmente la Universidad de Chile funge allí de local. Con motivo de la organización del Mundial, se amplió el aforo del estadio de 30 mil a 70 mil espectadores.

En 1945, 1955 y 1991, los chilenos también fueron organizadores de la Copa América con el Nacional como sede principal. En 1920, la primera vez que fueron anfitriones, los partidos se jugaron en el estadio Sporting de Viña del Mar. En 1926 el torneo sí se disputó en Santiago, pero en un diferente estadio: el Campos de Sports de Ñuñoa, un campo mucho más pequeño y que fue demolido en 1937. En su reemplazo, siempre en el barrio de Ñuñoa pero más al sur, se ubica el Nacional, que el 2 de febrero de 1941 vio por primera vez a la Copa América disputarse en su campo. Fue en un partido en el que Chile goleó sin resquemores a Ecuador por 5-0, y la fiesta fue total en Santiago.

Minuto 60

Escena del Chile 5 - Ecuador 0 por la Copa América de 1941 en el Nacional de Santiago. (Foto: Enciclopedia Mundial del Fútbol, Editorial Océano)Pero la fiesta se dio más porque Chile recibió buenas críticas tras su eficiente labor organizativa, dado que aquella fecha era especial al cumplirse el Cuarto Centenario de la fundación de Santiago, exactamente el 12 de febrero de 1541. Pues concretamente en el partido ante los ecuatorianos -que a su llegada a Chile habían sido recibidos por un piquete de carabineros-, se puede rescatar que los aproximadamente 40 mil espectadores presentes no se retiraron contentos pese a los cinco goles. Ya desde la previa del partido se decía que los entrenamientos llevados a cabo por el DT Máximo Garay habían revestido aburrimiento, por lo que los halagos de la prensa fueron contados: a Manuel Toro se lo reconoció por marcar el primer gol del torneo, y al personaje, de esta historia, Manuel Arancibia, se lo elogió por su buena habilidad y sacrificio en la zona defensiva. También se resaltó la capacidad ofensiva del delantero Osvaldo Carvajal, mientras que los más criticados fueron Ellis, Contreras y Pastene. 

Manuel Arancibia, quien a los 60' de juego desató la goleada, ya conocía de Copas América: había jugado en 1937 en Argentina. En el 1939, en el Sudamericano organizado en Perú, estuvo ausente, pero volvió a la 'Roja' para 1941 y también fue parte del equipo que jugó en Uruguay en 1942. Era hermano del también futbolista Carlos Arancibia, con quien en 1937 consiguiera para Colo Colo el primer título nacional del 'Cacique', al cual contribuyó con 11 tantos. Manuel fue una especie de periodista - dirigente, natural de Iquique, conocida como la 'Tierra de Campeones'. Desde allí fue goleador en el Torneo Nacional de 1935, y en 1941, Arancibia jugaba por el Green Cross, club desaparecido en 1964, y que con él y Carvajal estrenó sus aportes a la selección chilena. Arancibia también es parte de la mayor goleada conseguida por Colo Colo ante la Universidad de Chile, 6-0 en 1938, marcando dos goles; aquel partido también fue el primero entre ambas escuadras. 

Chile después ganó por la mínima diferencia a Perú, con resbalón del golero Juan Honores incluido para el tanto de Raúl Pérez -a quien erróneamente muchas páginas web dan como autor del gol que en realidad fue de Arancibia a los ecuatorianos-. Pero la 'Roja' perdió luego contra Uruguay y Argentina, este último campeón a la postre. Las grandes actuaciones del ‘Sapo’ Livingstone no bastaron para que Chile diera la vuelta en casa, cosa que jamás ha podido hacer y que lo convierten, junto a Ecuador y Venezuela, en las únicas selecciones sudamericanas que nunca han alzado la Copa América.

Composición fotográfica: Kenny Romero / DeChalaca.com

Foto: Enciclopedia Mundial del Fútbol, Editorial Océano

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy