Foto: Diario de ChimboteNo lo acompañaron la televisión ni la gente. Pero, con un 2-2 en Chimbote, San Martín se alzó con el merecido bicampeonato nacional. Los santos demostraron que nadie les regaló nada. Las críticas y suspicacias quedaron en la anécdota. Otra vez, el cuadro del ‘Chino’ Rivera es, silenciosamente, el mejor de todos.

La ficha del partido

¿Cuántos equipos han sido campeones nacionales en provincia?

 

Sin transmisión televisiva, sin gente en tribunas, sin depender de nadie: así San Martín agitó sus polos, bajó a la ‘Muela’ de graderías, se multiplicó en abrazos y le dijo a todos que hay un bicampeón nacional.

Discurso sobre la moral

Los locutores de Radio Televisión Chimbote iniciaron la transmisión radial con una amplia disertación sobre la moralidad de ‘Rafo’ Castillo, quien tiene contrato vigente con Gálvez y es tentado por Alianza Lima. Aquellos comentarios redondearon un partido plagado de suspicacias, propiciados por un sistema que impulsaba a un equipo a no ganar para ser campeón nacional. Pero San Martín y ‘Rafo’ dejaron una lección de ética en la cancha: los conjuntos se la jugaron toda y dejaron un primer tiempo casi inolvidable.

El tesoro de la juventud

El ‘Chino’ Rivera volvió a ubicar a algunos jóvenes en la oncena principal, como Rebaza y Álvarez, a los que se sumó Junior Huerta. Los Sub-20 contagiaron entusiasmo para cerrar de forma correcta el título que consiguieron sus mayores. De todos modos, las jugadas claves se la dejaron a los experimentados: ‘Chemito’ Del Solar sacó el centro que Jersson Vásquez convirtió en autogol, y Silva y Barreto combinaron para que el segundo, en una corrida y dribbling final, pusiera el 1-2 parcial.

Chinos vs. chinos

Apareció otro ‘Chino’ para agregarle emotividad al asunto. Carlos Ibarra, pocas veces amigo del gol, se mandó un doblete ante su ex equipo. Primero, con un derechazo dentro del área (aunque por radio se informó que fue un bombazo de treinta metros). Luego, con un cabezazo tras tiro libre de Guevara.

  • PONLE UN MARCO. La postal histórica del equipo bicampeón de la San Martín. Claro, la ‘Muela’ también (Foto: Diario de Chimbote)
  • LA MAGIA DEL ‘MAGA’. No apareció. El volante ex Cristal no tuvo hoy un buen encuentro y fue fácilmente superado. En la imagen sufre la marca de Jorge Reyes, que hoy jugó su segundo partido del Clausura tras reaparecer ante Vallejo la fecha pasada (Foto: Diario de Chimbote)
  • OTRO QUE DICE CHAU. El futuro de Claudio Velázquez está cada vez más lejos de Chimbote. Sin torneo internacional, al argentino ya no le interesa seguir en Gálvez. En la jugada se deshace de Atilio Muente  (Foto: Diario de Chimbote)
  • FUE AYER Y SÍ ME ACUERDO. José Chacón dio el año pasado la primera vuelta con los santos. Ahora, con la 3 de Gálvez no pudo cobrarse la revancha de su salida de Santa Anita. En la placa le gana en el cabezazo a Roberto Silva (Foto: Diario de Chimbote)
  • EL RITMO DEL ‘CHINO’. Carlos ‘Chino’ Ibarra tuvo una inusitada tarde goleadora y se despachó dos tantos en el arco de Ricardo Farro (Foto: Diario de Chimbote)
  • CON TODA LA FURIA. José Gálvez salió con todo para terminar el año con una victoria. Este golpe de testa de Javier Salazar no encontrará red pero puso en aprietos a la zaga santa (Foto: Diario de Chimbote)
  • CANTO JUSTIFICADO. Ahora sí la USMP puede cantar el clásico: “Somos campeones otra vez”. La vuelta olímpica en el silencio del desierto ‘Manuel Rivera Sánchez’ contrasta los sonoros festejos estudiantiles (Foto: Diario de Chimbote)

Las cuentas claras

La segunda mitad cayó notablemente. En parte, porque las cuentas parecían claras (la ‘U’ sufría ante Melgar en Ate). En parte, también, por el cansancio (la mayoría de variantes se realizó pasados los 80’). Las patadas reemplazaron a la creatividad y se fueron a las duchas el chimbotano Yotún (a los 73’) y el santo Jorge Reyes (a los 90’).

No se escucha

En la práctica, no hubo necesidad de pegarse a la radio, porque ya todo estaba definido desde hacía rato. El Gálvez - San Martín se libró de todos los entreveros radiales, de los sorpresivos cambios de resultado, de las matemáticas desordenadas, pese a, paradójicamente, acabar decretando al campeón del año.

El campeón de la elegancia

Pitado el final por Alberto Lozano, empezó el silencioso festejo. La transmisión televisiva le regaló un recuadro de pantalla a los abrazos de Rivera y sus jugadores. Las radios anunciaban parcamente el bicampeonato consumado, como si de un resultado de liga distrital se tratara. Todos se mataron en el año, todos se ilusionaron, todos pelearon en la mesa, todos acumularon portadas y perspectivas numéricas y al final San Martín, con elegancia, dio la ansiada vuelta que pocos quisieron ver.

Fotos: Diario de Chimbote

Leer más...

La ficha del partido

¿Cuántos equipos han sido campeones nacionales en provincia?

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy