Foto: eltiempo.com.pe

Siempre se escucha que un partido de fútbol sin goles es como un jardín sin flores. En Sullana no hubo flores, sino palos. Cuatro situaciones de gol que los postes negaron, algunos pasajes muy buenos de fútbol y un ida y vuelta constante dejaron a quienes vieron el encuentro entre Alianza Atlético y Universitario el sinsabor de que el resultado no fue el más justo.

Un poco después del mediodía, cuando un gran puñado de familias se disponía a almorzar, en el horno del norte del país se cocinaba un ameno partido de fútbol. A diferencia de los comensales de turno, cuya atención estaba en la cocina, los seguidores de este encuentro tenían la atención puesta en la  televisión o la radio. SI bien el marcador fue un discreto 0-0 entre Alianza Atlético Sullana y Universitario de Deportes,  el resultado en sí mismo es bastante engañoso y realmente mezquino para lo visto en el campo de juego. 

Abril de 1998: Gustavo Falaschi y Marco Okuma disputan un balón durante el primero de los varios 0-0 registrados en la historia entre Alianza Atlético y la 'U' en Sullana (Recorte: Don Balón Perú, Nº 4 p. 7)La fecha pasada se comentaba cómo el 0-0 en el Callao entre este mismo Alianza Atlético y Sport Boys dejaba nada para el recuerdo grato. En esta ocasión sí es necesario hablar in extenso del partido en sí mismo, y no necesariamente de los ya seis empates sin goles conseguidos en las visitas de Universitario de Deportes a la que -según cuenta la historia- fue la primera ciudad fundada por los españoles con el nombre de Tangarará para enfrentar al Alianza Atlético, desde que en 1998 se registrara el primer resultado con ese marcador entre ambos clubes en el Campeones del '36.

En esta ocasión se pudo apreciar un partido bastante movido, con un constante ida y vuelta de ambos lados. Por momentos no se notaba que se jugaba bajo un sol sofocante: Alianza Atlético empezaba el encuentro buscando presionar, como dicta la norma de cómo jugar cuando se es local. Pero parece que Pedro Ascoy o no tenía muchas ganas de ser partícipe del juego o sencillamente ingresó a la cancha pasado de revoluciones. Son las dos posibles explicaciones para comprender cómo el 'Burrito' se ganó tontamente la cartulina roja cuando solo se jugaban 10 minutos del primer tiempo.

Universitario aprovechó esta ventaja y poco a poco se fue haciendo del manejo del encuentro. Contó con varias oportunidades de lograr la ventaja, pero se topó unas veces con el correcto portero Rivera y otras dos con los palos (uno para Mayme y otro para Núñez). Alianza Atlético no se dejaba doblegar y también buscaba apelando en casi todas sus opciones de gol -si es que no todas- al centro pasado de Moisela para la cabeza de alguno de sus compañeros. Con esa fórmula, casi vence en un par de ocasiones el arco merengue cuidado de manera sobria y regular -algo ya constante- por Raúl Fernández.

Con un jugador menos, los sullanenses se tiraron atrás para jugar al contragolpe. Sin embargo, el aporte de Roberto Farfán -que reemplazó a Saulo Aponte- fue muy escaso. (Foto: eltiempo.com.pe)Como resultaba lógico, en el segundo tiempo los jugadores empezaron a sentir el cansancio producto del calor. Pero cuando todos pensaban que los jugadores locales empezarían a asfixiar al equipo merengue, la situación se volvió totalmente distinta. Universitario manejaba el partido y recibía manotazos esporádicos del ‘Vendaval’.  Con el ingreso de Neyra en el inicio de la segunda parte, se pensó ganar presencia en el mediocampo ‘estudiantil’; pero Donny tuvo unas de cal y otras de arena. Si pudiera cambiar su sobrepeso por una actitud favorable para el beneficio de su equipo estaríamos hablando de un jugador para una liga de mayor nivel que la peruana; mientras tanto habrá que seguir viéndolo en el futuro inmediato paseando su -apático por momentos- fútbol por las canchas nacionales. Así y todo, la 'U' tuvo la ocasión más clara de los últimos minutos cuando Héctor Hurtado culminó una gran jugada personal tal como acabaron las anteriores: en el parante.

El resultado dejó a Gareca y a su equipo con la miel en los labios. Nunca estuvo la 'U' tan cerca de ganar un partido de visita desde que comenzó la etapa del ‘Tigre’ en Ate. El equipo merengue sigue presentando la misma propuesta táctica (3-4-1-2), aparentemente convencido de que llegará el momento que el funcionamiento será el ideal. Teddy Cardama, en cambio, empieza a complicar el presente inmediato de su equipo. Cuando no tiene a Ceesay en su once inicial, el funcionamiento colectivo de su escuadra deja mucho que desear.  Cuando se cansa Sydney Faiffer, el resto de jugadores responsables de generar ataques no trascienden y Alianza Atlético lo siente.

La ‘U’ tuvo su examen previo con el Atlético, saben que tienen una tarea pendiente con el otro Alianza, el de Lima, su compadre añejo y conocido. Con la cabeza puesta en Chimbote, la U debe seguir corrigiendo falencias. Con la cabeza puesta en no pegarse al descenso, Cardama tiene una semana para buscar alternativas para crear fútbol.

Ver la ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy