Alianza alternó equitativamente en Arequipa las dos caras que ha mostrado bajo el mando de Arrué. De equipo timorato e improductivo con el balón en los pies, con el ingreso de Manco trocó en el cuadro peligroso y elegante de sus mejores tardes. La combinación le arrojó un 1-1 ante Melgar, que le supo a muy poco y amenaza con privarlo de cualquier privilegio al finalizar el año.

Foto: diario Correo de Piura

 
“Reimond es el arma secreta de Alianza. O el arma secreta de Arrué, si quieren, ja ja”.

Proponiendo gestualmente con las manos la frase anterior como epígrafe periodístico, sonreía el entrenador chileno de Alianza cuando la prensa lo inquiría en Matute durante la semana acerca de la posible titularidad de Reimond Manco ante Melgar luego del partidazo que se había jugado ante Bolognesi el pasado fin de semana. Quién no conociera a Arrué para saber que jamás adelantó una oncena antes de que el papel pegado en el camarín antes del partido la delatara. Quién no supiera que cuando deposita su confianza en alguien, tiende a echarle todas sus fichas.

Jayo traba a Nórbil Romero. El volante aliancista tuvo una regular actuación (Foto: fbcmelgaraqp.com)Y fue Manco, efectivamente, ese secreto a voces que cambió el destino de la tarde en el barrio de IV Centenario. Cuando con su juego repleto de imprevistos, más por lo aturdidor que por lo preciosista, tuvo a mal traer a todo el fondo de Melgar durante el segundo tiempo y a poco quedó de adueñarse los tres puntos. Le puso un balón en la cabeza a Saritama para marcar el empate y también le puso otro parecido a Benavides para el desnivel, pero una posición adelantada inexistente se llevó la victoria de La Victoria y con ello muchas de las posibilidades de Alianza de quedarse con algo en este reparto de botín de finales de año, tras haber quedado rezagado en el acumulado con 62 unidades a dos puntos de Universitario y Sport Áncash, clubes que ocupan las posiciones de clasificación a la Copa Sudamericana.

Ysrael Zúñiga celebra su gol luego de haber intentado varias veces batir a Pinto (Foto: hinchasfbcmelgar.com)El ‘Dominó’ se jugó un gran partido a despecho de quienes esperaban lo contrario luego de que ‘Rafo’ Castillo decidiera hacer reaparecer al ‘Pipa’ Diego Carranza tras una larguísima lesión que lo tenía ausente desde el Apertura, y así dejara en el banco al parejo uruguayo Jorge Damián Rodríguez, destacado en las últimas fechas. Durante la primera fracción, ‘Cachete’ Zúñiga abusó de la precariedad de Alvarado como lateral derecho y probó a Pinto cuantas veces quiso. Incluso lo perdonó en una jugada increíble con un tercer rebote en el travesaño luego de que un disparo de tiro libre de ‘Manzanón’ Hernández hubiera chocado en los dos parantes íntimos. Pero cuatro minutos luego de ello, a los 43’, quedó solo ante el meta blanquiazul con la zaga enganchada y entonces ya no tuvo misericordia. Llanos no puede despejar en la línea el cabezazo de Saritama (fuera de la foto) y se decreta el empate aliancista (Foto: hinchasfbcmelgar.com)Melgar, el único equipo de los 12 del certamen que llegó a la fecha 21 del Clausura sin tener nada por lo cual luchar matemáticamente ni arriba ni debajo de la tabla, era el único de los 10 que jugaban en simultáneo que había gritado gol al cabo de los primeros 45 minutos del domingo.

Ante esas circunstancias, hasta el ‘Café’ Mendoza sabía qué venía: su cambio por Manco. Y entonces, como por arte de magia, todo cambió. No solo desapareció del campo la intrascendencia del colombiano, sino que también empezó a existir Benavides, los chiches de Viza tuvieron algún efecto práctico y el ecuatoriano Saritama dejó de correr a los lados para hacerlo hacia el centro y demostrar que cuando mira el arco de frente saca chapa de figura. Alianza se echó a jugar, se demoró solo siete minutos en lograr la igualdad y, tras la acertada expulsión de Hernández -por doble amonestación, aunque bien mereció la roja directa luego de patear a Viza-, tuvo a Melgar sin su mejor hombre del fondo arrinconado contra su arco. Y a falta de 13’, consiguió lo que buscaba: centro al corazón del área y Benavides cabeceó contra el suelo. Gol, pero el asistente Jonny Bossio alzó el banderín. La televisión delataría el error humano. La tabla de posiciones no le concederá el perdón divino en Matute.

Octubre de 2003: Walter Vílchez consigue un gol legítimo ante Melgar en Arequipa, pero el juez Arellanos no lo daría por válido y el marcador entre Melgar y Alianza se mantendría 1-1, como ahora (Recorte: El Bocón, 20/10/03 p. 3)En esa jugada, el partido terminó de asemejarse al último 1-1 registrado entre Melgar y Alianza en Arequipa, que databa del Clausura 2003. Como ahora, esa vez los rojinegros -dirigidos entonces, curiosamente, por Arrué- tomaron ventaja a poco de finalizar el primer tiempo, con un remate a boca de jarro de César Charún. Como ahora Manco, esa vez el niño mimado aliancista del momento, Jefferson Farfán, fue el protagonista del empate alcanzado en la segunda parte, con un derechazo inatajable para Manuel Riofrío. Y como ahora, esa vez Alianza sufrió la anulación inadecuada de un gol, exactamente en el mismo minuto (77’), cuando un remate de Walter Vílchez traspuso claramente la raya pero el juez Freddy Arellanos vio lo contrario.

El final de aquella temporada 2003, no obstante, vio a Alianza alzarse campeón luego de la huelga de futbolistas que canceló el campeonato. El final de este 2007, que posiblemente vea a Alianza -que de ganar habría dependido de sí mismo para lograr el título del Clausura- lejos de cualquier participación internacional, parece que no se le parece. Riesgos de ser un doble cara.

Ver la ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy