El Comando Sur estaba de aniversario y Alianza le dio el mejor regalo de todos. Con un primer tiempo efectivo y un segundo para el espectáculo, los blanquiazules le obsequiaron a su hinchada una tarde de festejos y tres goles en el arco de Sport Áncash. A poco del clásico ante la 'U', los íntimos recibieron oxígeno y se recuperaron luego del traspié sufrido a mitad de semana.

Foto: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

A escasos minutos de iniciarse el encuentro entre limeños y huaracinos, se anunciaba por los altoparlantes de Matute que el Comando Sur cumplía su vigesimoprimer aniversario y se pedían palmas para la tribuna popular que caracteriza a Alianza Lima. El intento de homenaje fue recibido con tibieza por los asistentes del Comando, y hasta se podría usar la palabra apatía, puesto que la gente no estaba contenta por el desempeño de su equipo en el cotejo jugado ante Total Clean el último miércoles. Incluso, los más animosos del estadio parecían ser los simpatizantes de Carlos Franco,El Comando Sur celebró a lo grande su aniversario y hasta lució una bandera en apoyo a las críticas de Claudio Pizarro hacia el rival de siempre (Foto: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com) ya que luego de la postergación de las elecciones aliancistas, al dirigente íntimo no tuvo mejor ocasión para trasladar en bus hasta el estadio a un corro de personas vestidas con un polo en apoyo a su elección al sillón de la Victoria.

 

Dicen los poetas del fútbol que jugar bien es la base para conseguir una victoria, pero los pragmáticos los contradicen con una frase que tiene mucho de cierto: “En el fútbol gana el que mete goles”. Con esta máxima como premisa pareció salir Alianza Lima a enfrentar el primer tiempo. Jugados los primeros minutos, se podía ver que lo de Sport Áncash se quedaba en amenaza pura ya que los íntimos manejaban el encuentro a su antojo y la zaga ancashina entregaba licencias que llegaron a ser hasta vulgares. Sin embargo, lo que sorprendió a propios y extraños fue el remate que sacó Junior Viza a 30 metros de distancia del arco para sombrear a Harold Quiroz y abrir el marcador a favor de los íntimos. Cristian García (izq.) celebra con José Soto en la tarde en que el lateral izquierdo había anotado su último gol en Matute antes de su infortunado autogol de esta tarde jugando para Áncash (Recorte: El Comercio, suplemento Deporte Total, 17/08/03 p. 1)

 

Sin embargo, las sorpresas para el arquero de la ‘Amenaza Verde’ no quedarían ahí, ya que apenas comenzado el segundo tiempo, Cristian García, en su afán de despejar una pelota, le terminó dando a esta con la canilla e hizo inútil la volada de su arquero, para terminar introduciendo la pelota en su portería. Con esta anotación el marcador izquierdo de Sport Áncash concretaba un "gol" en el arco Sur de Matute luego de cuatro años: el último que hizo -y esa vez celebró- allí había sido vistiendo la casaquilla blanquiazul frente a Unión Huaral a inicios del Clausura 2003. De esta forma, Ancash se veía perjudicado por segundo partido consecutivo por un tonto autogol -absurdo, pero nunca tan grotesco como el que cometió Jair Butrón ante Cienciano en la fecha anterior- y Alianza obtenía un premio mayor al que merecía hasta ese momento. Maestri volvió a sus épocas de pivoteador durante el primer tiempo, aunque al final consiguió embocarla (Foto: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com)

 

Si bien los huaracinos fueron una fantasma del equipo que se ha insertado entre los tres primeros de la tabla del Clausura, lo que Alianza ofreció en la primera fracción tampoco fue digno de mayor aplauso. Los íntimos se dedicaron al pelotazo limpio a la cabeza de Maestri para que este habilitara a Mendoza o a Saritama. La fórmula les funcionó una vez en el ya mencionado gol de Viza, pero de ahí en más lo que Alianza ofreció en materia ofensiva fue poco o nada, lo cual resultaba casi inexplicable ya que Áncash tampoco le generaba muchos problemas a la zaga blanquiazul. Tanto Estigarribia como Carrillo estuvieron en una funesta tarde, tanto así que este último al ser sustituido por Allende en la segunda mitad salió del campo visiblemente molesto y echándole la culpa a su rodilla por su desempeño.

 

Pero si hace más de un mes ante Melgar se decía que “un chico de 17 años no puede cargar con la responsabilidad de lo que otros no hacen”, hoy día esa frase debería cambiarse por “un chico de 17 años carga con la responsabilidad de lo que otros no hacen”. Manco ingresó y le cambió la cara por completo al ataque blanquiazul (Foto: Gian Saldarriaga/ DeChalaca.com)Y es que se ha demostrado con hechos que Reimond Manco ya no es solo una ilusión: si en el último partido en Matute el ex 'jotita' terminó salvando la tarde, en este encuentro su ingreso le brindó a Alianza esa alegría que no tenía ofensivamente y permitió a los blanquiazules regalarle a su Comando el espectáculo que su día merecía. Desde su salto al terreno de juego, Manco se convirtió en una pesadilla para los defensas verdes y le puso a Flavio Maestri tres oportunidades inmejorables para subir el marcador. Solo fue en la tercera y cuando ya se acababa el partido que el ‘Tanque’ acertó y le puso la cereza al pastel de cumpleaños del Comando.

 

Es muy probable que Alianza no vuelva a tener las licencias que le concedió este domingo Áncash. Quizá Miguel Ángel Arrué deba replantear el diseño de la volante íntima para que comience a generar el fútbol que le ha faltado incluso en sus últimas jornadas de triunfo. Por ahora, Alianza se llevó los tres puntos y los íntimos miran a distancia el clásico del 7 de noviembre -aunque primero deban pasar por San Martín y Cristal- de manera expectante.

 

Ver la ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy