Universitario zafó de la corta racha sin triunfos del post-título y se deshizo con comodidad (2-0) de un bisoño Melgar. En el Monumental se esperaba una masacre, pero el equipo de Gareca prefirió hacer lo justo y guardó baterías para los nuevos retos que tendrá enfrente: el Clausura en una semana y la Sudamericana a fin de mes.

Foto: universitario.pe

La ficha del partido

¿Por qué Melgar es la víctima predilecta de Rainer Torres?

Fotos: universitario.pe

No le quedó otra a Gustavo Bobadilla que asumir el número 7 como cábala. Porque ese guarismo encabezaba todos los problemas matemáticos que rondaban por su cabeza. La posibilidad de un papelón en Ate estaba latente; un papelón que hubiera calcinado las carreras de los siete adolescentes rojinegros que hoy pisaron el Monumental. Para su suerte, la temeridad de cumplir con la Bolsa a último minuto no le salió tan cara. Melgar no se comió los siete goles que cualquiera hubiera esperado.

'Malingas' Jiménez ante la marca del juvenil Flores (Foto: universitario.pe)Universitario, jugándose los residuos de su merecido campeonato, resolvió el último examen sin mayor esfuerzo. Hizo dos y cumplió. Los campeones no necesitan sustitutorio.

 

FUERZAS DE LA OPOSICIÓN

A Ricardo Gareca no le debe haber hecho gracia el bache post-título y hoy prefirió poner en cancha al equipo que quedará grabado en fotos y afiches del recuerdo. Salvo la ausencia del lesionado Miguel Torres (lo reemplazó Julio Landauri), la ‘U’ salió al Monumental con lo mejor de su plantilla.

La nómina del visitante, por el contrario, avizoraba una lucha desigual. Giovanni Valdivia, Luiggi Luchini, César Flores, Bryan Farfán, Tomás Zambrano, Sergio Bardales y Gerson Valencia en la cancha. Felipe y Diego Ríos, Jesús Neyra y Edson Pizarro en la banca. En esta jugada, Neyra anotó en el arco de Rodríguez, pero el gol fue anulado por carga ilícita (Foto: universitario.pe)Salvo alguno que contaba unos cuantos segundos en Primera, la mayoría hacía su presentación en sociedad. Y todos pensaban que el bautizo sería doloroso.

Pero no fue así, pues la propia pereza del campeón les facilitó un ordenamiento que supliera la falta de calendarios. Los novatos jugadores arequipeños hicieron fuerza de grupo y, exceptuando algunas maniobras interesantes de Gerson Valencia (sobrino de los hermanos Wilmar y Marco), la individualidad fue sacrificada. La cosa era aguantar.

HASTA LA PRÓXIMA

Y Melgar aguantó cuanto pudo, pero resignando definitivamente cualquier ilusión de futuro protagonismo. La irresponsabilidad de Bobadilla de no incluir paulatinamente a los jóvenes durante el torneo acabó tácitamente con la mínima posibilidad que le quedaba de pelear el "Grupo de los Siete" (otra vez el bendito número). En el Clausura proseguirá su espíritu comparsa de los últimos torneos, si es que el descenso no empieza a acechar poniéndolo como involuntario combatiente de las zonas bajas de la tabla.

Hurtado definió a placer para marcar el 2-0 (Foto: universitario.pe)La ‘U’ lo ganó cómodamente: los goles cayeron simplemente porque tenían que caer. El primero, a los 38’, llegó con un pase cruzado de Rabanal que Rainer Torres transformó en un zapatazo alto e inatajable. El segundo, a los 60’ y tras combinación del propio Torres con ‘Malingas’ Jiménez, se selló con un toque sutil del ‘Vagón’ Hurtado.

Los tibios aplausos en Ate fueron más de homenaje que de aprobación. Es verdad que en la ‘U’ no hubo celebraciones exageradas (sus jugadores festejaron menos que los de Alianza), pero quedó claro que los últimos partidos fueron afrontados con cierto ánimo vacacionista. Pero ahora se viene el Clausura y después, ahí nomás, la Sudamericana. A partir de la próxima semana, los cremas tendrán que volver a sentirse como en el primer día de clases.

 

Leer más...

La ficha del partido

¿Por qué Melgar es la víctima predilecta de Rainer Torres?

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy