No conozco a Marcio Braga, el presidente del Flamengo, pero estoy seguro que nunca ha pisado el Cusco y, como le han contado que la altura marea por momentos, por eso tiene miedo de instalarse por unas horas en esa ciudad. Es probable -imagino- que Braga sienta presión por dirigir a un club popular y poderoso en Brasil que no es campeón de la Copa Libertadores desde 1981, cuando en él se lucían Junior, Zico y hasta Adilio -un ex aliancista-, entre otros.

Foto: globoesporte.globo.com

El discurso de censura de Marcio Braga no fue refrendado por la Conmebol (Foto: globoesporte.globo.com)Es probable que Braga se haya levantado un día con el berrinche de no querer que su equipo se presente en la Ciudad Imperial y pierda, como le ha pasado a Gremio o a Santos en los últimos años, ante Cienciano en ese choque decisivo por el torneo continental. Braga argumenta que es inhumano que los jugadores se desempeñen a más de 3 mil metros de altura. Pero es descabellado solicitar que se le restrinja a un equipo que ganó dos copas internacionales a actuar como local en su cancha, cuando más de un equipo importante en Latinoamérica ha pasado por allí sin hacer problemas.

Recuerden que América, Chivas y Sao Paolo jugaron en el estadio Garcilaso de la Vega y se retiraron con victorias justas. La altitud marea, pero no mata; al menos no se conoce a nadie que haya perdido la vida en esas condiciones climatológicas. Nadie dijo nada cuando algunos partidos del Mundial de Estados Unidos 1994 se disputaron a más de 40 grados centígrados, lo que puede deshidratar a los futbolistas; o cuando en la Liga de Campeones se realizan compromisos bajo los cero grados en Rusia, lo que puede generar serias crisis bronquiales en ellos, por decir lo menos.

Viendo que la Conmebol le dio el pase a la ciudad del Cusco, Braga, que ha perdido una batalla, pero no la guerra, ha amenazado con pedir que se vete la Ciudad Imperial o cualquiera otra que sobrepase los 2 mil metros de altura para la próxima edición de la Copa. Parece que el mandamás del ‘Fla’ quiere evitar pasar por ciudades altísimas para ganar un título que un club como el rojinegro -el que más hinchas tiene en el mundo, según encuestas- es una obligación que cada día crece más, al igual que la presión de no ser campeón continental desde hace 27 años.

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy