San Martín, ‘Bolo’ y sus respectivos dilemas para lograr hinchaje.

Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com

Como en hinchas que llenen sus tribunas, el marcador de esta tarde se mantuvo en blanco entre santos y escarlatas (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com)Deportivo Universidad San Martín y Coronel Bolognesi FC son las dos instituciones más serias y acaso exitosas del fútbol peruano actual, pero también equipos jóvenes en el abrazo a la hinchada. Durante el presente 2008 ambos equipos se encuentran viviendo un momento inmejorable, uno como el actual campeón nacional y el otro como el último campeón del Torneo Clausura. Y como si fuera poco, los dos vienen disputando con distintas posibilidades el máximo torneo continental: la Copa Libertadores de América. Sin embargo, sus tribunas no convocan a grandes masas. Entonces se instala inmediatamente la pregunta ¿Podrán ambos clubes despertar la pasión de multitudes algún día?

Por un lado, la Universidad San Martín es un equipo que tiene poco más de cuatro años de existencia y que empieza con el mejor pie a escribir una historia que apunta a grande. Por lo tanto, es natural que los que ahora simplemente simpatizan y siguen la campaña del equipo por TV, mañana puedan tener un mayor compromiso, puntualmente los más chicos en edad. Y mientras el equipo santo garantice éxitos y participaciones gratas en las competencias internacionales, la gente lo podrá amar y enrolarse a algo que le es tan esquivo al fútbol peruano: el triunfo. Algo a lo que la San Martín tendrá acceso de seguir con un correcto trabajo.

Por su parte, Coronel Bolognesi tiene 75 años más de historia que la San Martín, ya que fue fundado el 18 de octubre de 1929. Equipo que con un excelente regreso a la máxima categoría del fútbol profesional en el nuevo milenio, a través de su equipo ‘B’ llamado Bolito, ganó la Copa Perú, y ahora fue ganador del Clausura. Por lo que es además el único equipo de fútbol representativo de la ciudad de Tacna, conocida también como la ‘Heroica’. Es de notar que institución fue fundada menos de dos meses después de la reincorporación de la ciudad a territorio peruano, lo cual lo debería hacer de este club un símbolo de identidad tacneña. Aunque a esta altura es lamentable y notorio que la respuesta de la afición no va de la mano ni con el apodo de la localidad, ni con el desarrollo del equipo escarlata. Sencillamente el estadio Jorge Basadre queda grande para los pocos que van. Algo que puede probar que a la afición no se la compra ni con resultados, por lo que en este caso también a escasos años de un regreso triunfante, del mismo modo la hinchada tendrá que nacer y hacerse fuerte nuevamente con las nuevas generaciones. Y quizá tengan que transcurrir varios calendarios, pero en la medida en que ganen nuevas guerras y batallas, los dos más serios equipos del fútbol profesional peruano podrán lograr mover grandes cantidades de público en el futuro.

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy