Foto: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

Cristal vio ceñirse sobre el San Martín los fantasmas del año pasado. Los que le impedían ganar en casa y lo condenaron a luchar por el descenso. ¿Se repetirá la historia este 2008? El 2-1 sobre Melgar, logrado sobre el final gracias a un tiro libre muy bien ejecutado por Carlos Lobatón, dejó la duda, pero también los tres puntos en casa.

La ficha del partido

Extranjeros debutantes: cuarteto de importación

Historia caleta del Cristal - Melgar

Fotos: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com 

En la traza esmirriada del ejecutor se escondía la sentencia final del partido. Había sido el mejor de la cancha, y para ratificarlo el mejor camino era ese, el del balón parado. Tiro libre, 87 minutos, Cristal empezando mal el año con un empate en casa, fantasmas de la campaña 2007 encima. Nervio, mucho nervio.

Nervios para cualquiera menos para Carlos Lobatón, quien puso en forma recta el balón dentro de la puerta del uruguayo Jorge Rodríguez y cobró los tres puntos para Cristal en una tarde complicada. En la que el Melgar de Gustavo Bobadilla sorprendió, más que con juego prolijo, con su versatilidad táctica que, más sobre la base de ciencia que de esfuerzo, a punto estuvo de hacerle llevar un punto para Arequipa.


Sheput cumplió pese a jugar por la banda derecha, que no le es familiar (Foto: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com)NUEVAS Y VIEJAS VERSIONES

Existía inquietud previa al partido en torno de cómo cambiaría el funcionamiento de Cristal, sobre todo de mediocampo hacia delante. Y lo mejor que ofreció, sin duda, estuvo en la primera línea de volantes: el argentino Franco Razotti y Lobatón le otorgaron equilibrio al juego rimense en una zona donde, desde las épocas de Pedro Garay, el Extremo Celeste ha extrañado lo que se engloba en el concepto de presencia. En la creación, sorprendió ver al zurdo Renzo Sheput tirado casi todo el cotejo hacia la derecha, pese a lo cual respondió y generó servicios hacia los atacantes. Así, el ‘Chorri’ Palacios quedaba flotando de modo más libre.

Arriba, no faltó quién en el San Martín viera en la dupla foránea Wesley Brasilia -Miguel Ximénez un intento de reencarnar el modelo ofensivo de los noventa. Brasilia, quien se autodefinió como el ‘nuevo Julinho’, cumplió funciones parecidas a las que cometía su rubicundo compatriota, con un desplazamiento de un lado a otro para descolocar a la zaga rival mientras el centroatacante, Ximénez, quedaba -cual Maestri en sus mejores épocas- bien ubicado en el centro del ataque para coger rebotes y recibir pases. Esta curiosa foto muestra al golero Rodríguez como si temiera al remate de Brasilia. El juego ya había sido detenido por el juez Gonzales (Foto: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com)Justamente, en una de esas el atacante uruguayo consiguió la ventaja a poco del final del primer tiempo, tras definir acertadamente un balón magníficamente servido por Lobatón.

Para entonces, Melgar también había mostrado variantes respecto de 2007. Para un equipo que la temporada pasada supo sufrir las consecuencias de depender de la inspiración de los hermanos Zúñiga, Bobadilla propuso un 3-4-1-2. Con Ramos adosado a la zaga, Zegarra en el carril derecho, Ferrari haciendo dupla con Coáguila en la parte central de la volante y la movediza dupla Mercado-Ibarra en el ataque. El ‘Checho’ abusó algo de andar buscando el dichoso récord de goleador histórico del fútbol local, y terminó perdiéndose en empellones con Christian Ramos -quien arrancó como titular en la zaga rimense y lo hizo bien-.


El moreno Christian Ramos respondió bien en la zaga rimense (Foto: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com)VARIANTES (CASI) EFECTIVAS

Para el complemento, en el ‘Dominó’ quedó en el banco Ramos e ingresó Arismendi, con lo que el esquema rojinegro trocó en un 4-cuadrado-2.  En Cristal, en tanto, una lesión de Erick Delgado había enviado al campo al debutante Julio Aliaga, quien lució buenas condiciones aunque también traslujo algo de nerviosismo. Melgar aprovechó eso y probó repetidas veces hacia el arco rimense, y el esfuerzo dio sus frutos cuando un rebote en el área permitió a Hilden Salas marcar el empate. Para ese momento, Bobadilla ya había introducido un nuevo cambio de esquema: envió a Gárate al campo en vez de Zegarra, retrocedió a Coaguila al carril derecho y pasó a jugar con un 4-3-3 ofensivo.

Para entonces, en el ataque celeste ya había entrado Paul Cominges -algo resistido por la hnchada- en reemplazo de Ximénez, y sus primeros embates no hacían suponer que el empate pudiera romperse. Melgar, sin lucir demasiado ni correr mucho, estaba sacando un punto del San Martín gracias a la sorpresa causada por sus cambios de planteamiento. Pero a 3’ del final, Lobatón lustró el botín derecho y obligó a terminar de otra forma esta historia.


Leer más... 

La ficha del partido

Extranjeros debutantes en el San Martín: cuarteto de importación

Historia caleta del Cristal - Melgar

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy