Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl gol de Christian Ramos contra Nueva Zelanda cerró el partido de repechaje ante el conjunto oceánico. El central de la selección peruana vio premiada, de esta forma, su regularidad en el proceso de las Eliminatorias Rusia 2018 y celebró con un país entero el 2-0.

 


Lima, 15 de noviembre de 2017. Minuto 65. Un Nacional repleto de hinchas peruanos, todos cantando sin parar; se vive una fiesta en la casa de la selección. El partido está 1-0 y hay tiro de esquina para la blanquirroja. Para ejecutar, Christian Cueva, el volante de la selección es dueño de las pelotas paradas. Ejecuta. El balón le cae a Ramos, el central acomoda el balón, define y gol. ¡Gol peruano! ¡Segundo gol de la noche! Para creer, para recordarle a todos que los sueños pueden hacerse realidad, para abrazarse y gritar: ¡volvemos a un Mundial!

Si bien el gol de Jefferson Farfán fue gritado a todo pulmón en señal de desahogo tras el 0-0 en el partido de ida por el repechaje intercontinental ante Nueva Zelanda, la anotación de Christian Ramos significó una celebración más real y eufórica pues el objetivo soñado estaba casi asegurado. La 'Sombra' apareció en una noche iluminada por los ojos brillosos de un país que vivió el regreso de su selección a una Copa del Mundo.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy