Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEmpezó la Copa Asiática 2019 en Emiratos Árabes Unidos. El torneo reúne a 24 selecciones entre las que se encuentran las favoritas de siempre, sumadas a otras que hacen su debut y que buscarán dar la sorpresa gracias al cambio de formato.
Adrián Cabrejo | @adriancabp
Director periodístico

Cuatro torneos continentales de selecciones se disputarán durante el 2019. El primero en iniciarse fue la Copa Asiática. Las selecciones más poderosas dijeron presente y aspiran a levantar el título, mientras que otras buscarán celebrar alguna victoria para darle al menos una pequeña alegría a sus respectivos pueblos, varios de ellos golpeados por la guerra.

Los candidatos

Japón: Los nipones son los grandes favoritos para quedarse con el título de la Copa Asiática gracias a la experiencia de un plantel que viene de mostrar una buena imagen en el Mundial. Están en un grupo accesible junto a Omán, Turkmenistán y Uzbekistán. Sus jugadores más destacados son Maya Yoshida del Southampton, Yuto Nagatomo del Galatasaray, Gaku Shibasaki del Getafe, Takumi Minamino del Red Bull Salzburg y Yuya Osako del Werder Bremen.

Irán: El conjunto persa mantiene al portugués Carlos Queiroz en el banco y es uno de los grandes favoritos gracias a su fortaleza en conjunto. Irán fue encajado en el Grupo D con Irak, Vietnam y Yemen, partidos que los mundialistas en Rusia 2018 deberían superar sin demasiados problemas. Sus jugadores más destacados son Milad Mohammadikeshmarzi del Akhmat Grozny ruso, Vahid Amiri del Trabzonspor turco y Sardar Azmoun del Rubin Kazan.

Corea del Sur e Irán son animadores. Si los números son lógicos, entre estos puede salir el campeón. (Foto: AFP) 

Corea del Sur: Los surcoreanos siempre se encuentran entre los favoritos para coronarse en el máximo torneo de selecciones en Asia, aunque no lo consiguen desde 1960. El equipo dirigido por el portugués Paulo Bento quedó encajado en el Grupo C con China, Filipinas y Kirguistán, una serie que deben superar sin problemas porque se trata de tres selecciones menores en comparación a una que es potencia en su continente. La gran figura es Son Heung-Min, estrella del Tottenham y el mejor jugador asiático por aplastante diferencia.

Las amenazas

Arabia Saudita: El conjunto de Medio Oriente mantiene como entrenador al argentino-español Juan Antonio Pizzi. Si bien son una potencia del continente, se encuentran un escalón debajo de las tres selecciones ya mencionadas. Integran el Grupo E junto a Corea del Norte, Líbano y Qatar, una serie complicada dado el crecimiento de los qataríes y lo complicados que resultan siempre los norcoreanos. Su gran figura es Salem Aldawsari, compañero de André Carrillo en Al Hilal.

Australia: Los actuales campeones buscarán defender su título en este torneo. Lamentablemente sufrieron las bajas de dos jugaron importantes como Daniel Arzani y Aaron Mooy, ambos por lesión. También deben afrontar sus primeros compromisos oficiales sin Mile Jedinak y Tim Cahill. La figura es Mathew Leckie del Hertha BSC. En principio son favoritos para pasar la fase de grupos, aunque luego deben hacerse fuertes si quieren llegar a instancias bastante decisivas.

 Australia y Siria pugnaron por un lugar a la Copa del Mundo 2018. (Foto: AFP)

Siria: El conjunto sirio fue la gran revelación de las últimas eliminatorias luego de poner contra las cuerdas a Australia en la última fase de clasificación para la repesca contra el cuarto de la Concacaf. Son favoritos para superar su grupo, y tendrán una interesante posibilidad de revancha contra los australianos. Su figura es Omar Khrbin, compañero de André Carrillo en Al Hilal.

Irak: Los campeones de la edición 2007 siempre son una amenaza para cualquiera. El conjunto dirigido por el mítico esloveno Srecko Katanec fue ubicado con Irán, Yemen y Vietnam. Su gran figura es Ali Adnan, lateral que juega en el Atalanta italiano y que destacó notablemente en el Mundial Sub-20 2013.

Qatar: La participación del conjunto qatarí será interesante para medir su progresión y ver a un combinado que participará como invitado en la Copa América. Actualmente son dirigidos por el entrenador español Félix Sánchez y su figura es Hasan Alhaydos. Su grupo es complicado, aunque tendrán duelos bastante interesantes ante Corea del Norte y Arabia Saudita, este último de gran interés por la situación política que atraviesan ambas naciones. Vienen de ganarle amistosos a Ecuador y Suiza, por lo que serán una selección a tener en cuenta.

Las comparsas

Palestina espera sorprender en la Copa Asiática. (Foto: AFC Asian Cup) 

Tailandia: El conjunto del sudeste asiático llegó hasta la tercera etapa durante las eliminatorias asiáticas, aunque su plantel no es muy poderoso y no se espera que puedan hacer mucho en el torneo. Su figura es Teerasil Dangda, atacante de 30 años que llegó a jugar en el Almería y que actualmente forma parte del Sanfrecce Hiroshima japonés.

Palestina: El seleccionado palestino no parte como un equipo que esté en condiciones de buscar la clasificación. Su sola presencia en el torneo tiene bastante mérito, así que buscarán complicar a más de uno. Para mejorar su plantel reclutaron a cuatro futbolistas nacidos en Chile con raíz palestina: Jonathan Zorrilla, Yaser Islame, Pablo Bravo y Alexis Norambuena.

Líbano: La selección libanesa vivirá su segunda experiencia en esta competición de la mano del entrenador montenegrino Miodrag Radulovic. Su grupo con Corea del Norte, Qatar y Arabia Saudita es casi imposible de pasar por el poderío de sus tres rivales, así que Líbano probablemente sea una especie de juez para decidir quién se queda fuera.

Los libanenses pueden llamar la atención. ¿Serán capaces? (Foto: AFP) 

Filipinas: Primera participación en la Copa Asiática para el equipo filipino. El conjunto dirigido por el sueco Sven Goran Eriksson aspira a realizar la mejor campaña posible, aunque tienen un grupo complicado porque deben medirse a Corea del Sur, China y Kirguistán. Lamentablemente no contarán con el portero Neil Etheridge, guardameta del Cardiff City.

Omán: El seleccionado del sultanato participará en este torneo por cuarta ocasión. Con el anterior formato siempre quedaron relegados en la fase de grupos, aunque en esta ocasión aspiran a superar la primera instancia porque pueden meterse como uno de los mejores terceros. Son dirigidos por el holandés Peter Verbeek y fueron ubicados en el Grupo F con Japón, Uzbekistán y Turkmenistán.

Vietnam: El seleccionado vietnamita vuelve a esta competencia luego de 12 años. Su última participación fue en la edición 2007, en la que fueron coorganizadores y en la que llegaron hasta cuartos de final. En esta ocasión las perspectivas no son tan alentadoras. Todo su plantel juega en el torneo local y se espera que peleen por meterse en la siguiente instancia como uno de los mejores terceros, pelea que seguramente compartirán con Yemen.

Vietnam y Kirguistán disputan una plaza sin ser candidatos. (Foto: AFC Asian Cup) 

Kirguistán: Primera participación en este torneo para el seleccionado de Kirguistán, exrepública soviética que en su convocatoria colocó a dos jugadores que actualmente no tienen club: el portero Matías Pavel y el mediocampista Israilov Akhidin. Su entrenador es el ruso Alexander Krestinin.

Turkmenistán: El seleccionado de esta exrepública soviética es el segundo peor ubicado en el Ranking FIFA entre todos los participantes del torneo. Será su segunda participación luego de quedar eliminados en la fase de grupos en la edición 2004. En principio son el eslabón más débil en un grupo conformado por Japón, Uzbekistán y Omán. La base de su plantel juega en el torneo local.

Yemen: Otro seleccionado debutante en la Copa Asiática. El equipo dirigido por el eslovaco Jan Kocian tiene mucho mérito porque actualmente vive una terrible guerra civil y porque es la selección clasificada que tiene la peor ubicación en el Ranking FIFA, ubicándose en el puesto 135. En principio lucharán con Vietnam por ser uno de los mejores terceros para meterse en la siguiente instancia, aunque la tarea parece bastante complicada.

Los complicados

A Emiratos Árabes Unidos de Alberto Zaccheroni le puede costar, pero asume como anfitrión y es una responsabilidad. (Foto: AFP) 

Emiratos Árabes Unidos: El conjunto local aspira a llegar lo más lejos posible de la mano del entrenador italiano Alberto Zaccheroni. Lamentablemente para sus intereses, sufrieron la baja de su gran estrella, el talentoso volante Omar Abdulrhaman, quien sufrió una grave lesión antes del inicio del torneo. En principio deben pasar su grupo.

China: Los dirigidos por el campeón del Mundo Marcello Lippi quieren ser una de las sorpresas del torneo. El fútbol chino experimenta un notable crecimiento en los últimos años gracias a la inversión pública y privada, lo que genera un mejor ambiente de desarrollo para los futbolistas locales. El íntegro de la plantilla procede de la Chinese Super League, siendo llamativa la presencia de Zheng Zhi, veterano mediocampista de 38 años que es el único sobreviviente del plantel que jugó el Mundial 2002.

Corea del Norte: Los norcoreanos nunca son favoritos, aunque siempre complican a más de uno. Casi la totalidad de su plantel juega en el torneo local, aunque su jugador más destacado, Pak Kwang-Ryong, lo hace en el St. Polten de la Bundesliga austriaca. Comparten grupo con Arabia Saudita, Qatar y Líbano. En principio lucharán por el segundo lugar con el combinado qatarí.

De Corea del Norte se habló mucho, ¿pero podrá pelear por un lugar en la siguiente etapa? (Foto: AFC Asian Cup) 

Uzbekistán: El cuadro uzbeco es el gran favorito para terminar en el segundo lugar de su grupo con Japón, Omán y Turkmenistán. Son dirigidos por el argentino Héctor Cúper, quien viene de entrenar a Egipto en la Copa del Mundo. Una de sus figuras es el delantero Odil Akhmedov del Shanghai SIPG chino.

Bahréin: El conjunto del Golfo Pérsico intentará mejorar la campaña del 2004, edición en la que culminaron en el cuarto lugar. Gran parte de su plantel juega en la humilde local, aunque su jugador más destacado, Abdulla Yusuf Helal, lo hace en el histórico Bohemians de la Primera División de la República Checa.

India: El equipo indio tiene un plantel que juega íntegramente en la Indian Super League, torneo estilo MLS que se disputa durante tres meses al año, en paralelo a la I-League. No les tocó un grupo demasiado complicado -Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Tailandia- así que pueden ser un equipo animador. Su gran figura es el mítico Sunil Chhetri, veterano delantero de 34 años.

Irán y Jordania son cuadro que lucharán por el honor, en principio. (Foto: AFC Asian Cup) 

Jordania: Los jordanos cuentan con un plantel de bastante perfil bajo, aunque con un colectivo interesante que puede complicar a más de uno por su orden a la hora de cerrarse y buscar el contragolpe. Tienen un grupo complicado con Australia, Siria y Palestina. Su figura es Yaseen Bakheet del Daba Al Fojera de Emiratos.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AFP, AFC Asian Cup


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy