Foto: UEFAEn una de las llaves más parejas de la Champions, el Chelsea consiguió un triunfo importantísimo. El golazo de chalaca de Giroud para el 0-1 en Bucarest dejó al desterrado Atlético en complicada situación.
Luis Alfonso Garcés | @lgarces_01
Redactor

El último 8 de diciembre, Margaret Keenan, dama de 90 años de edad, se convirtió en la primera persona en ser vacunada contra la Covid-19 en el Reino Unido. Desde esa fecha hasta hoy, más de 15 millones de personas han sido vacunadas en las islas británicas. Entre esas personas, también se encuentra una institución: Chelsea FC. El cuadro londinense se había infectado de la inexperiencia de Frank Lampard, la cual ocasionó que el equipo ande naufragando en el medio de la tabla de la Premier League.

Para fortuna de los blues, pudieron recibir una vacuna, llamada Thomas Tüchel. Cuando el entrenador alemán tomó las riendas del equipo, este dio un giro de 180°. El ex PSG revivió las cenizas de la línea de tres planteada por Antonio Conte hace algunas temporadas -con César Azpilicueta, Antonio Rüdiger y Marcos Alonso como sobrevivientes- y armó un equipo que logró repuntar en el torneo doméstico, hasta entrar a puestos de competición internacional.

Pero a pesar de los buenos pasajes ofrecidos, la verdadera prueba para el Chelsea se presentaba en la Champions League, en la que le correspondía enfrentar al Atlético de Madrid, actual líder de la Liga Española. En principio, la tarea asomaba complicada; sin embargo, terminó siendo todo lo opuesto. El 0-1 en el marcador se quedó corto ante la superioridad londinense. Mencionar que el equipo colchonero, ya complicado por no poder ejercer la localía en el Wanda Metropolitano -ante la imposibilidad del Chelsea de entrar a territorio español por las restricciones sanitarias-, no ensayó tiros al arco es un importante reflejo de lo que fue el compromiso.

Las mudas tribunas del Arena Națională no fueron el mejor hogar para el Atlético, que lució incómodo como acá Hermoso y Correa a la marca de Werner. (Foto: UEFA) 

Diego Simeone mandó a la cancha del Arena Națională de Bucarest un 3-4-2-1, el cual comenzó destacando por su solidez defensiva. Con el pasar de los minutos, esta solidez fue desapareciendo y el rival se ubicaba cada vez más cerca del gol, el cual llegó en el minuto 72. Ni Ángel Correa, ni João Félix ni Luis Suárez lograron hacer daño en ataque. El 'Cholo' movió el equipo y el dibujo sobre los minutos finales, para pasar a jugar con dos delanteros -Suárez y el ingresado Moussa Dembelé-, pero fue demasiado tarde y el equipo no reaccionó.

Por su parte, Tüchel también propuso un 3-4-2-1, pero con un funcionamiento muy distinto: el manejo de tiempos de Jorginho y el desequilibrio de Mateo Kovačić en el mediocampo le permitió al equipo blue controlar el juego. Metros más adelante se encontró Olivier Giroud, quien fue la estrella del encuentro con su golazo de chalaca. Con la ventaja parcial en el marcador, la "visita" decidió bajar un poco el pie del acelerador y asegurar el resultado con los ingresos de Reece James y N'Golo Kanté en lugar de Callum Hudson-Odoi y Mason Mount, respectivamente.

Un factor no desdeñable en el partido fue la actuación de los árbitros, liderada por el alemán Felix Brych, juez principal. Su rol había pasado desapercibido hasta el gol de Giroud, en primera instancia anulado por un aparente fuera de lugar. Sin embargo, luego de revisar el VAR y unos minutos de espera, el tanto fue habilitado porque el balón le llegó al delantero del Chelsea luego de un mal despeje de Mario Hermoso y no un pase de Mount, como había parecido a simple vista.

El mágico chalacón de Giroud que decoró la noche rumana para sellar la victoria blue. (Foto: Prensa Chelsea)

La vuelta se jugará el 17 de marzo y sin duda la diferencia en el resultado fue mínima; aún así, el partido dejó sabores muy distintos. Los dirigidos por Tüchel esperan tranquilos y con la confianza de sellar la eliminatoria en Stamford Bridge a partir del buen juego mostrado. Por otro lado, los de Simeone saben que tendrán que mostrar una imagen mejor que la dejada en Bucarest para remontar, con la incomodidad de saber que el rival sí podrá ejercer esa localía que, incluso sin público, siempre pesa en estas lides.

El Gol

Fotos: UEFA; Prensa Chelsea


Leer más...

La ficha del Atlético 0 - Chelsea 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy