Foto: AFP Brasil se coronó campeón del Mundial Sub-20 por quinta vez en su historia tras derrotar a la revelación, Portugal. Los dirigidos por Ney Franco fueron de menos a más y se llevaron con justicia un certamen que se caracterizó por presentar estadios repletos.

 

Por quinta vez en su historia, Brasil consiguió adjudicarse el título mundial de la categoría sub-20 tras derrotar en una emotiva final a Portugal. Los verdeamarelhos vencieron por 3-2 a los lusos con una gran actuación de Oscar, quien consiguió un hat trick.

Lo más resaltante que dejó el certamen fue la gran presencia de espectadores en los estadios. Datos de la FIFA señalan que la competencia que comenzó el 29 de julio fue seguida por  1'264,384 aficionados, teniendo un promedio de asistencia de 24.315 personas por partido. Dichas cifras colocaron al Mundial realizado en Colombia como uno de los certámenes con mayor asistencia en la historia de la categoría. De eso en más, en el plano futbolístico destacó el accionar del portero portugués Mika, quien mantuvo  su portería invicta durante 574 minutos, llevando a la final a su selección. Por otro lado, las decepciones no fueron ajenas al Mundial: la pronta eliminación de Uruguay, y el irregular nivel mostrado por España, acaso el gran favorito para hacerse con el torneo, se cuentan entre las principales sorpresas.

El podio

Brasil: Brasil y Portugal disputaron una final con bastante fútbol y que el %u2018Scratch%u2019 terminó por llevarse con un apretado 3-2.(Foto: AFP) El equipo dirigido por Ney Franco fue de más a menos en el torneo. Después de su discreto debut ante Egipto, el ‘Scratch’ levantó su juego con el ingreso de Henrique y Dudú al equipo. Prueba de ello fueron los contundentes triunfos ante Panamá y Austria en la fase de grupos, la victoria ante Arabia Saudí en octavos, y el buen papel que desempeñó ante España en cuartos de final, en el cual finalmente ganaría en tanda de penales. En semifinales dio cuenta de México y en la gran final se impuso con emotividad ante Portugal. Los 18 tantos anotados durante el torneo fueron el reflejo de un equipo que propuso en todo momento.  A pesar de la ausencia de Neymar, aparecieron Coutinho, Oscar, Casemiro y Henrique para llevar a lo más alto el nombre de su selección.

Portugal: Sin contar con un fútbol vistoso, los lusos lograron el subcampeonato gracias a su orden táctico. Con una defensa sólida y un ataque eficaz -donde la figura de Nélson Oliveira sobresalió notablemente- los lusos fueron la máxima sorpresa en el certamen. Habría que resaltar que la escuadra diriga por Ilidio Vale no recibió tanto alguno hasta la final. Con un poco más de habilidad en el medio campo, los lusos podrían haber conquistado su tercer título mundial de la categoría.

México: Bajo la batuta de  Jorge Enríquez, el ‘Tri’ supo llegar hasta el tercer puesto mostrando un fútbol práctico. Este quedó evidenciado después de la primera ronda, en la cual dejó en el camino a rivales, a priori, más poderosos como Camerún y Colombia. Ya en semifinales complicó a Brasil en varios pasajes del cotejo y estuvo cerca de forzar una prórroga.  Finalmente, en el partido por el tercer puesto, México tuvo un buen rendimiento y venció con autoridad a Francia por 3-1.

Los destacados

Francia: Los campeones europeos realizaron una aceptable campaña en Colombia. Superaron la fase de grupos con seis puntos, cayendo solo contra los anfitriones. Los galos supieron dar cuenta de rivales que llegaban en teoría mejor que ellos como Ecuador y Nigeria. De igual modo, dejaron en claro que poseen un goleador a tener en cuenta: Alexandre Lacazette, autor de cinco tantos en el torneo.

 Las ‘Aguilas Negras’ realizaron una espectacular fase de grupos, pero su camino terminó en cuartos de final Foto: AFP)Colombia: Si bien no llegaron a las instancias finales, los anfitriones realizaron una de las mejores demostraciones futbolísticas del torneo. Como consecuencia tuvieron un puntaje perfecto en la fase de grupos. Si bien en sus cotejos ante Costa Rica y México en octavos y cuartos de final, evidenciaron serias deficiencias defensivas, los cafeteros dieron espectáculo y siguieron una línea de juego. Quién sabe hasta donde hubieran podido llegar si no se presentaban los bloopers de su arquero.

Nigeria: Las ‘Águilas Negras’ no pudieron volar como hubieran querido pero se mostraron como el mejor equipo africano del certamen y tuvieron la segunda mejor delantera con 15 tantos, solo por detrás del campeón Brasil. Nigeria superó sin problemas la primera fase, en la cual consiguió ganar todo. En octavos de final dio cuenta de Inglaterra. Lamentablemente, su camino a la gloria se vio cortado por una aplicada Francia que lo venció ajustadamente por 3-2 en un cotejo que se decidió en tiempo suplementario. A pesar de no llegar más lejos, Nigeria dejó una grata impresión e, incluso, se llevó el premio Fair Play.

Las decepciones

Uruguay: Llegaba al torneo como uno de los candidatos para hacerse con el torneo. Sin embargo, la buena imagen que había dejado en el sudamericano de Perú a inicios de año se vio borrada durante el certamen. Los charrúas no fueron capaces de articular buen fútbol y sus figuras -Adrián Luna y Pablo Cepellini -brillaron por su ausencia. 

 Los croatas cerraron un pésimo mundial con cero puntos cosechados luego de tres encuentros(Foto: AFP)Croacia: Con cero puntos en el certamen, el rendimiento de los europeos fue más que discreto. Contaron con una defensa endeble y un ataque previsible, en el cual la dupla Lendric y Kramaric no supo dar réditos. Croacia no fue capaz de superar un grupo a priori accesible -compartía con Nigeria, Arabia Saudí y Guatemala- y terminó penúltimo en la tabla general.

Mali: El equipo dirigido por Cheik Fantamady Diallo exhibió poco o nada en Colombia y terminó ubicado en el último lugar del certamen al no sumar puntos. El roce internacional de sus jugadores, entre los que destacaban Kalifa Coulibaly y Adama Touré -ambos del Paris Saint Germain- no se notó y la precariedad de su defensa los llevó a recibir seis goles en tres encuentros.

Las estrellas

 El ingreso de Henrique al equipo fue vital para que Brasil consiguiera su quinto título de la categoría (Foto: AFP)Henrique: La mejora sustancial en el juego de Brasil luego del empate en el debut ante Egipto se debió en gran parte a la aparición del atacante del Sao Paulo. Con cinco goles y tres asistencias, Henrique fue galardonado como el mejor jugador y a la vez como el máximo artillero del torneo. Su eficacia de cara al gol, y su visión de juego, le dieron al ataque brasileño un extra.

Nélson Oliveira: A pesar de su juventud, el ariete portugués mostro oficio a lo largo de todo el frente de ataque. Ya sea retrasándose unos metros para buscar balones, así como dentro del área rival, Oliveira supo ser el primer defensor de su selección y a la vez el referente de ataque. En un  equipo que no se caracterizó por el juego ofensivo, llegó a ser efectivo para marcar cuatro tantos, incluido un gol en la gran final ante Brasil.

Jorge Enríquez: El volante y capitán de México fue el eje sobre el cual giró el equipo debido a su visión de juego. El hombre de las Chivas fue el nexo entre la defensa y el ataque y por sus pies pasaron la mayoría de jugadas aztecas. 

Oscar: Fue el que le permitió a Brasil sacarse encima a una aplicada Portugal en la gran final. El delantero brasileño no había marcado durante el torneo y su papel se reducía a ser un habilitador -registró 3 asistencias en el certamen-. En el partido final,  apareció en tres ocasiones para darle a Brasil el título mundial de la categoría sub-20.

Fotos: AFP 

Comentarios (1)add
...
escrito por Bebeto , agosto 24, 2011
¡Grande Casemiro tu eres la estrella de ese equipo!
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy