Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comLos problemas económicos de Sport Áncash ganaron protagonismo este fin de semana en el que el final del torneo de ascenso perdió cierto brillo ante la suspensión del partido del equipo huaracino.

 

El pitazo final de Henry Gambetta en el Rosas Pampa al parecer no solo decretó el final de la derrota de Sport Áncash ante José Gálvez el pasado 6 de noviembre, sino también el inicio del fin de una campaña que para los huaracinos ha estado llena de escollos. Si bien los problemas de la 'Amenaza Verde' no se iniciaron este año, la economía del equipo dirigido por José Malqui tocó fondo en el transcurso de esta temporada que ha estado marcada por las deudas desde los primeros meses, las mismas que no han tenido solución pese a los múltiples esfuerzos y promesas hechas. Este fin de semana, esas mismas deudas acabaron por cerrarle la posibilidad a los jugadores de seguir luchando en la cancha por el regreso a Primera División, con la ya conocida suspensión del encuentro que debían sostener este domingo ante Unicachi en Puno, todo por no cancelar una de las cuotas pactadas por su presidente en el convenio que firmó con la Agremiación de futbolistas para refinanciar lo que deben.

Para empeorar las cosas, a los tres puntos que el Áncash no podrá disputar en esta fecha se le suma el hecho que no va a poder completar los 1180 minutos acordados en las bases del torneo para cumplir con el tema de alinear a jugadores Sub-20. Repasando un poco, en la Segunda División está permitido sumar como máximo 70' a la bolsa en cada partido, por lo que en los tres encuentros que le restan, los huaracinos no podrán acumular los 212 minutos que adeudan. Por ello, al actual puntaje del Sport Áncash desde ya se le puede ir restando tres unidades, ya que según las mismas bases, por cada 70' o fracción que falten en la bolsa de minutos se reduce esa cantidad en la tabla de posiciones.

Ante todos estos problemas quien si festeja es su rival, ya que José Gálvez inició este sábado la celebración por conseguir el título y ascenso a la máxima categoría tras su victoria ante Atlético Minero en Matucana, aunque con la salvedad que aún no se da de manera oficial. ¿Qué falta para que asi sea?. Muy simple, que la Comisión de Justicia de la ADFP-SD, y su par de la FPF en caso sea necesario, ratifique que el partido suspendido entre Unicachi y Áncash no se va a disputar, con lo cual los chimbotanos serían inalcanzables para los de Huaraz en puntaje. Al final, este hecho resulta más que un simple trámite ya que, pese a los rumores de una posible deserción del equipo de José Malqui en las siguientes jornadas, ponerle esa firma al campeonato le otorga un mínimo de seriedad a una temporada que ha estado muy lejos de ello.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy