• SE ESPERARON. Pese a la monotonía del encuentro, Pablo Ore y Gerson Torres se cruzaron en más de una oportunidad por el terreno de juego (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com)
  • EL CREMA FUE MÁS. En las acciones divididas, casi siempre salió mejor parado el zaguero central de Cochahuayco (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com)
  • ALGO DE LABURO. Wilfredo Caballero, con el número invertido en su camiseta, contiene la embestida characata. Fueron pocos las acciones de riesgo que se presentaron en todo el encuentro (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com)
  • DE ESPALDAS, DIFÍCIL. Marco Roldán no podrá zafar de la marcación de Carlo Baldo, quien lee bien la trayectoria de la jugada (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com)
  • ERA PARA DORMIR. La imagen, casi al ras del campo, nos muestra el panorama desolador en el estadio de San Marcos (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com)

 

CERO EN LAS ARCAS. América Cochahuayco tuvo que oficiar de local en San Marcos dado que Universitario ha decidido dedicar el Monumental solo para el uso del primer equipo crema, de modo de no desgastar el gramado. Pero correr con el alquiler del estadio puede ser de por sí una carga peligrosa: a San Marcos apenas llegaron 35 espectadores para pagar sus boletos, y 280 soles de recaudación no alcanzan ni para el té.

MUCHO SUEÑO. En realidad, más que espectadores, los 35 fueron mártires: el partido dejó poco para evaluar y contar. Porque tanto Gonzales como Requena mantuvieron sus libretos básicos: el primero apostando al pelotazo en búsqueda de una definición de Wilkin Cavero, el segundo recostando su esquema en la inspiración de Marco Roldán. En esa línea, si bien el local mantuvo más control del esférico, de acuerdo con la narración de Radio Callao, fue IDUNSA el que tuvo opciones más claras por fina cortesía de pases de Roldán: en el primer tiempo Ríos tuvo una a boca de jarro y en el segundo, un pase hacia atrás para Hidalgo pudieron llevarse los tres puntos a Arequipa.

POCAS INTENCIONES. Fuera de ello, IDUNSA tuvo más opciones en un balón que casi se le resbala al golero Caballero de modo pueril, pero que no llegó a ser conectado por el moreno Torres. En realidad, los dos equipos cedieron intenciones ofensivas en simultáneo: Elías Drago ingresó a actuar como un quinto volante en Cochahuayco en reemplazo de Villavicencio quedó como único punta. Lo mismo ocurrió con el ingreso de Hidalgo en IDUNSA en vez del espigado Felipe Ríos.

LOS PATRONES DE LA ZAGA. Por ello, las figuras de la tarde estuvieron en las defensas centrales. Destacó en los de casa el experimentado Víctor Chávez, quien fue bien por alto en la mayoría de divididas. Y en la visita, sacó chapa de figura Irwin Begazo, quien fue una sombra para el goleador Cavero y le impidió hacerse presente en el marcador.

LA NOTA ROJA DE LA TARDE. La puso otro de experiencia: Luis Flores, quien cuando el partido expiraba le metió un pisotón innecesario a un jugador mistiano teniendo tarjeta amarilla. Cuando el juez Luis Garay se acercaba a reconvenirlo, el lateral crema reaccionó con una mentada de madre a su rival caído que, con el estadio vacío, resonó a los cuatro vientos. El réferi no tuvo necesidad de amonestarlo nuevamente: lo envió a las duchas de frente y con las mismas casi señaló el final del partido. En suma, una tontería de un jugador muy recorrido como para cometer este tipo de errores.

Fotos: Abelardo Delgado / DeChalaca.com

Leer más...

La ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy