Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTras su desafortunado descenso en 2016, el conjunto poeta se armó con un plantel potente para encarar la Segunda División. Sus últimos amistosos han dado una muestra de la real capacidad de un equipo que quiere volver en el acto a la máxima categoría. Línea por línea cuenta con más de una variante.
    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Para la Vallejo fue doloroso transitar por una situación absolutamente inesperada, como le ocurrió en 2016. Armó un plantel que más debió estar enfocado en pelear por el título nacional, y al final terminó trasquilado y con un descenso que, dentro del plano deportivo, fue totalmente justo. Tal experiencia, sin duda, ha calado hondo en su nueva dirigencia, que conciente de los errores que se cometieron en el pasado, ha conformado una estructura casi de lujo para encarar una Segunda División que cuenta con planteles muy interesantes. No obstante, con el colombiano Francisco Cortés, quien asumió el cargo de entrenador a fines del año pasado, el elenco poeta solo aspira a campeonar y pegar el retorno a la máxima categoría en el menor lapso de tiempo posible.

La propuesta

Sin duda, la Vallejo es el equipo de los 15 integrantes de la Segunda División que más encuentros de preparación ha desarrollado. Allí, pues, se ha esbozado que el 4-trapecio-2 que está proponiendo Francisco Cortés tiene a Juan Pretel en el arco; los laterales que vienen alternando son Jeremy Rostaing -por derecha- y Ricardo Lagos -por izquierda-, mientras que como zagueros centrales están el colombiano Daniel Ramírez y Walter Vílchez. En el mediocampo, los hombres que van como interiores son Antonio Gonzales y Junior Viza, mientras que como creadores se sitúan Niger Vega y Junior Ross. En el ataque, los que han gozado de más continuidad son Carlos Olascuaga y Andy Pando.

Ataque: Su principal arma (Calificación: 4)

¿Se trata acaso del bloque ofensivo más experimentado y potente de toda la Segunda División? Del mediocampo para adelante, la Vallejo ha armado una estructura realmente competitivo y que, es de suponer, va a adquirir un gran protagonismo en toda la temporada. Así, a los hombres de avanzada como Niger Vega y Juniors Ross, a los que se les puede sumar Junior Viza en una función mixta y explotar a un tridente creativo con dinámica y velocidad, los complementos del ataque son jugadores con cartel, como Carlos Olascuaga y Andy Pando. Así sea el 4-trapecio-2 la fórmula que Francisco Cortés más emplee, queda claro que este equipo poeta será un peligro en el juego por lateralizado y centralizado.

Defensa: Para no confiarse (Calificación: 3)

La Vallejo ha jugado una serie de amistosos, todos con resultados auspiciosos, que dan una muestra de su poderío para encarar la Segunda División. (Foto: prensa UCV) 

Aunque ha estructurado un bloque que inmiscuye a jugadores experimentados con otros más jóvenes, de por sí la línea defensiva de la Vallejo tiene rodaje, situación que ha saltado en evidencia en los últimos amistosos de preparación (todos culminaron en triunfo) que se disputaron en la capital, ante Cantolao, Universitario y Cristal. En la zaga central, la fortaleza de Walter Vílchez y el colombiano Daniel Ramírez debe estar bastante compenetrada con sus dos marcadores, con mediano recorrido pero escasa experiencia, como son los casos de Jeremy Rostaing o Ricardo Lagos. Asimismo, la asociación tiene que permanecer incluso con el hombre de característica más defensiva de la medular, que es Antonio Gonzales.

Recambios: Muchas posibilidades (Calificación: 3)

Este, acaso, es el principal poderío del conjunto trujillano. Ocurre que, en cada posición, Francisco Cortes dispone de una variante, con lo cual incrementa sus posibilidades de sostenibilidad en una temporada de largo aliento. En el arco, las opciones de recambio están muy bien custodiadas en Juan Goyoneche, Rodolfo Anderson y Máximo Rabines. En la zaga central, el principal recambio, que seguramente será titular en muchos de los compromisos, es el argentino Leandro Fleitas, aunque también se suman los nombres de Irwing Martínez y Henry Santisteban. Como marcadores, Diego del Castillo y Joel Acasiete son posibilidades por derecha, mientras que Anthony Gordillo es el único sosten de recambio por izquierda. En el mediocampo, la zona de recuperación cuenta con variantes gracias a los aportes de Iván Camarino y Carlo Diez, mientras que en función creativa el universo de variantes es mayor con los nombres de Arly Benítez, Bryan Carrillo, Antony Chiclayo, Jorge Ríos, Erick Morillo y Juan Alvarado. Finalmente, en la delantera, el colombiano Rafael Agámez y Miguel Silva son los hombres de refresco más importante, aunque también están algunos jóvenes como José Cusquivan, Ayrton García y Rolando Díaz.

Juego en equipo: En línea ascendente (Calificación: 4)

Como ya se señaló, los recientes amistosos disputados en territorio limeño han servido como termómetro para saber la real capacidad que ostenta la Vallejo para la presente temporada. Y más allá de que muchos nombres se sumaron al plantel, producto de la reingeniería que se hizo tras el descenso del equipo en 2016, estos se han amalgamado correctamente y expresan una asociación que está dando sus frutos, a la luz de lo observado hasta la fecha.

Promedio de puntos: No aplica

(Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com) 

Conclusiones

Línea por línea, jugador por jugador, la Vallejo edición 2017 es un candidato de rigor para alzarse con el título de la Segunda División. Para estos efectos, cuenta mucho la experiencia y la posibilidad de recambios que ostenta el plantel en cada posición de la cancha. El objetivo de la institución, desde luego, es el mismo, por lo que cuenta con las armas adecuadas para reinsertarse al Descentralizado en 2018. Su gran prueba de fuego está por venirse.

Fotos: prensa UCV

24Win
Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy